Candy Bar y Montajes Especiales, Fiestas temáticas, Primera Comunión

Mesa Dulce de Comunión Rústica

La verdad es que hacía un montón de tiempo que no me pasaba por el Blog y hoy lo hago por todo lo alto, compartiendo con vosotros todos los detalles de la última mesa dulce que he preparado como regalo de Primera Comunión de mi sobrina Martina (♥): os hablo de la Mesa dulce de Comunión rústica, ¡a ver qué os parece!

El punto de partida

Cuando preparamos mesas dulces, lo primero que tenemos que buscar es la base, o punto de partida, para a partir de esas premisas montar todas las ideas. En este caso, la base de nuestra mesa fue, sin lugar a dudas, el Kit de Comunión que la protagonista eligió para su gran día: el Kit de Corona de Eucalipto.

La verdad es que su decisión, en un principio, me dio un poco de yu-yu al ser un Kit elegantísimo, pero con poca gama de colores, lo cual da menos juego a la hora de montar un candy bar… Después de darle una vuelta, me puse a preparar los diseños de los elementos que iban a adornar la mesa (guirnalda, etiquetas, …) y, poco a poco se fueron aclarando mis ideas e inspiración hasta llegar al resultado final que os enseño hoy.

Preparamos un súper kit de papelería que nos ayudase a tematizar todos los elementos de la mesa con el diseño elegido… etiquetas con su nombre, pegatinas variadas para pegar en las bolsas de palomitas, conos de bolitas de queso y bolsitas de chuches, funditas para decorar las chocolatinas y forrar las piruletas, funditas para las botellitas de agua…

Los materiales

Partiendo del diseño del Kit de Comunión Corona Eucalipto, me puse a buscar materiales por mi taller, que ya sabéis que es un pozo inmenso de inspiración para mí… lo primero, como suele ser habitual, fue buscar entre mis cajas de telas para ver si encontraba las bases necesarias para cubrir la mesa y…. Bingo! allí estaban los retales perfectos: un gran retal de tela de saco de tejido hueco que me encanta, y un retal más pequeño de cuadritos en verde mint que me encajaba a la perfección con el tono de fondo de la papelería a emplear.

Pensando y pensando, fue ahi donde surgió la idea de crear un estilo rústico, para lo cual me puse a recopilar recipientes, elevadores y contenedores para los dulces y picoteos que íbamos a poner en la mesa: la clave, elementos de mimbre y madera, perfectos para crear ese toque que queríamos dar.

Hemos empleado, algunas tablas de madera, de las que uso en casa para poner los picoteos, un par de tamices de harina redondos de la feria de VilaNova de Cerveira, en Portugal y, también, varios cestitos de mimbre, de la misma feria que ya sabéis que me encanta. No pudo faltar en el montaje la ya súper conocida estantería blanca de triángulo que debe tener así como 7 años y que compré en su día en Casa Shops, por si me lo preguntáis.

También empleé mucha madera para crear alturas, como cajas, rodajas y elevadores divinos que compré hace ya algún tiempo en tiendas como Casa Shops, o Casa Planta, en Vigo. Tened en cuenta que, una de las principales claves para crear una mesa bonita es crear alturas, para darle vida y eliminar el aburrimiento de una mesa plana y predecible.

Al lado de la mesa coloqué la caja que veis a modo de estantería, para colocar dentro de ella las aguas que eran tannnn monas que había que lucirlas bien. Me encanta añadir elementos adicionales a los lados de las mesas, poe el suelo, para darle más movimiento.

Los toques más distintivos

Toda mesa dulce que se precie debe tener algún que otro toque distintivo especial que le de un carácter personal y diferenciador. En esta ocasión, creo que los toques más distintivos de nuestra mesa fueron…

  • El marco decorativo que creé gracias al marco de metal de Casa Shops, desmontable y montable en medio segundo. Sobre el coloqué una guirnalda de eucalipto artificial que compré en Amazon y el cartel de «Candy Bar» que preparé en casa con ayuda de mi Cameo, fiel compañera de batallas.

  • La campana de cristal con la muñeca de comunión de Martina que dio un toque muy mágico al rincón…. quedaros con la idea de que cualquier cosa que pongamos bajo una campana de cristal se convierte al momento en mágica, así que emplead este recurso en cualquier ocasión: no solo para decorar una mesa dulce, sino también como centro de una mesa especial, o para decorar un rincón de vuestra casa…. os quedará ideal!!! Ah, por cierto, mis campanas de cristal son de Ikea, así que ya sabéis.

  • Personalización con ayuda de la guirnalda con nombre y la inicial M Kraft. Es muy bonito personalizar las mesas dulces, ya sea con alguna foto, objetos del protagonista o, como hice en este caso, el nombre de la peque. Lo empleé en el diseño de los banderines de la guirnalda que iba en el frontal de la mesa, enganchada con impredibles tapados con lazos de cinta rústica cruda, y también, con la decoración de la inicial M a centro de mesa.

  • Vegetación: decidí incluir algunos toques vegetales, tanto naturales, como artificiales, para coordinar con la corona de eucalipto de la papelería. Para ello me decanté por poner un cesto con eucalipto y paniculata natural en el suelo, un par de cestitos de mimbre con ramitas naturales y paniculata seca, y algunos elementos artificiales como la guirnalda de eucalipto de la que ya os hablé, alguna planta y flores rosas y blancas para darle ese leve punch de color al conjunto.

Limitaciones Covid

Preparar una mesa dulce en plena época y oleada Covid no es ni fácil, ni demasiado agradable, la verdad. Es un elemento limitador bastante odioso, pero que irremediablemente, debemos tener en cuenta. Así que me informé y había que eliminar todo lo que fuese alimentación a granel… con lo que a mí me gustaba colocar miles de chuches de colores en sus cubitos!!!!!

Me cogí papel y lápiz y me puse a escribir qué cosas podría incluir, con esa limitación de estar empaquetadas individualmente para evitar toqueteos y, por supuesto, ¡contagios! Y esto fue lo que puse….

  • Chocolatinas Nestlé
  • Bolsitas individuales con chuches
  • Piruletas
  • Galletas de mantequilla de 1001 Cupcakes Vigo
  • Huesitos
  • Barquillos de chocolate
  • Palomitas
  • Bolitas de queso
  • Aguas

Todo ello perfectamente empaquetado y decorado con etiquetas y pegatinas para la gran ocasión….. al final quedó tan mono todo coordinado que hasta me gustó la idea de eliminar el granel :-). Fijaros bien en las fotos, para que veáis ideas de empaquetados que podemos preparar (pedid presupuesto).

Y hasta aquí la primera comunión de la princesa Martina, que es un cielo y se alegró muchísimo al ver la sorpresa…. qué pena no haber grabado su cara!!!!

Espero que os haya gustado, os de ideas y os inspire para vuestras propias mesas dulces. Yo ya no preparo mesas para los clientes (no me da la vida!!!), pero sí os puedo apoyar en todo lo demás, preparando un Kit de Comunión bárbaro con el que ayudaros a montar una fiesta ideal gracias a la materia prima de partida… guirnaldas, etiquetas, fundas de chuches…. Descubre mi amplia oferta de primera comunión, aquí os espero.

Mil besos ♥ y mucho ánimo con la cuesta de septiembre…. la vuelta a la normalidad es dura, pero enseguida nos adaptamos, ya veréis.

Ana

Posts Relacionados