Fiestas temáticas, Manualidades fáciles, Tutoriales o DIY

Transferir imágenes a madera

Me encanta investigar y aprender nuevas técnicas, especialmente en cuando a manualidades se refiere. Veo un montón de videos en Youtube para aprender y una de las cosas que quería aprender a hacer desde hace mucho tiempo era la de cómo transferir imágenes a madera.

Hoy en este post comparto con vosotros mi experiencia, mis meteduras de pata y consejos para que no os pase lo mismo que a mí en el proceso…. ¡espero que os guste!

En qué consiste

Cuando hablamos de transferir imágenes a madera hablamos de la posibilidad de “estampar” sobre este material cualquier imagen que quieras y que tengas impresa. Esta técnica permite preparar cuadros, renovar mobiliario o cualquier otro utensilio de madera que tengas por casa. Es súper fácil y muy muy entretenido, así que te va a encantar.

Materiales necesarios

Para realizar este proceso vas a necesitar los materiales siguientes, toma buena nota!

  • Superficie de madera en donde vas a estampar la imagen, debe estar limpia y vale que esté pintada.
  • Hoja impresa con la imagen que quieras, en color o blanco y negro. En este sentido debes tener en cuenta:
    • No valen impresiones con impresoras de chorro de tinta, que son las que solemos tener en casa. Tiene que ser una impresión en láser, que te hacen en cualquer copistería: también te valen fotocopias porque se realizan en láser igualmente. La impresión será en papel normal y corriente, nada de papel de gran gramaje que luego nos va a costar un montón eliminar la celolosa!!!
    • La imagen debe tener el tamaño adecuado a la superficie de madera en donde la vas a estampar.
    • Si hay texto, deberás imprimirla o fotocopiarla en formato espejo, es decir volteando la imagen con ayuda de Powerpoint o Paint, de manera que al estamparla te quede “del derecho” y se lea bien.
  • Cola para transferencia de imágenes. La podéis comprar en un montón de establecimientos. Yo incluso he visto a gente que hace este proceso con cola blanca de carpintero, pero yo no me he querido arriesgar y me he comprado una cola específica para asegurar un resultado estupendo. Mi cola de transferencia es esta, por si os sirve de ayuda. En La Pajarita hay miles de materiales interesantes.
  • Barniz mate, que es necesario como acabado final, para proteger la estampación de la imagen. El mío es éste.
  • Brocha para aplicar la cola de transferencia de imágenes y el barniz
  • Cacharrito con agua para eliminar la celulosa
  • Pañito para ir retirando la celulosa

Modo de hacerlo

El procedimiento es sencillo, solamente debes seguir estos pasos que te explico a continuación:

  • Recortar la imagen que vas a estampar, de modo que sobre lo menos posible de espacio en blanco (así después tenemos menos trabajo para retirar la celulosa).
  • Aplicar sobre la imagen y con ayuda de una brochita una capa generosa de barniz para transferir.
  • Aplicar de igual modo una capa de barniz sobre la superficie de madera en donde vamos a poner la imagen.
  • Coger la imagen con cuidado y darle la vuelta para pegarla sobre la madera previamente tratada con barniz. Os recomiendo que lo hagais poco a poco, dándo con el dedo y estirando bien la imagen para que no queden burbujas (las burbujas harán que no se nos pegue bien la imagen y nos queden zonas sin estampar).
  • Dejar secar así durante 24 horas.
  • Al día siguiente cogemos un cacharrito con agua y aplicamos con los dedos una capa de agua, mojando la superficie en donde hay papel pegado. Dejamos humedecer y comenzamos a frotar con el dedo de manera que veréis que la celulosa se empieza a hacer bolitas y a desprender, dejando ver nuestra imagen ya estampada.
  • Seguimos frotando con cuidadito con los dedos para eliminar toda la celulosa, apartando bolitas con un paño seco y volviendo a humedecer. Parece que habréis eliminado toda la celulosa, pero si dejais reposar un rato veréis que hay un tono blanquecino aún sobre vuestra imagen, lo que significa que aún queda celulosa. Repetiréis el proceso hasta que os quede la imagen bien traslúcida.
  • Dejamos secar y aplicamos con una brocha una capa de barniz que protegerá nuestra imagen para siempre 🙂

Mis meteduras de pata

Aunque veas que me quedó muy bien la transferencia en esta Caddy viejito que tenía por casa, te diré que me costó un poco llegar a este resultado final. En los videos que vi no me contaron dos cosas importantes de las que me di cuenta y que fueron los motivos de dos meteduras de pata por mi parte…. me confieso:

  • La primera vez apliqué la cola de transferir en la madera y pegué la imagen, sin aplicar cola sobre la imagen también. Esto hizo que al retirar la celulosa humedeciendo me diese cuenta de que había muchas partes en las que no se me había transferido la imagen. Error 1. Así que recuerda: la cola se aplica sobre la imagen y sobre la madera.
  • Me fui con el intento número 2. Lijé la superficie para eliminar las partes que sí se me habían transferido, volví a pintar con Chalk Paint blanco y me fui a intentarlo again. Con nueva petedura de pata!!!!! Esta vez apliqué cola sobre la imagen, sobre la zona de la madera donde iba a pegarla y también encima de la imagen, una vez pegada a la madera!!!! Error 2. No apliques cola sobre la imagen una vez pegada en la madera porque hará una capa protectora que impedirá que puedas retirar con agua la celulosa.

De todo se aprende, amigos, espero que os valgan mis meteduras de pata para que no cometáis las vuestras 🙂

Por si me preguntáis, el Caddy que he tuneado es de Muy Mucho, de hace algún tiempo. Es ideal la verdad y están súper de moda. Ahora estoy renovando una vieja bandeja de madera, que os enseñaré en redes en estos días…. a ver cómo me queda!!!! Esto de dar una nueva vida a objetos que tengas por casa es realmente adictivo.

Ya me despido, espero que os animéis a probar y me contéis qué tal os va. Contádme qué habéis transformado y qué tal os ha ido, amigas.

Un besazo enorme!!!!! Hasta otro día

Ana ♥

Volver

Posts Relacionados