Pintando huevos de pascua

Cuando era pequeña, celebrábamos la llegada de la Pascua en mi colegio pintando huevos de gallina. Primero los vaciábamos y después los decorábamos en la clase.... algún día os explicaré la técnica que seguíamos para hacerlo. Mientras tanto, hoy os enseño los huevos que hemos decorado en casa hace unos días...




La verdad es que tenía muchísimas ganas de estrenar esa huevera rosa tan mona que os enseño y que hace la tira de tiempo que había comprado y aún no había estrenado (de hecho, ni me acuerdo de dónde la compré.... qué mal estoy por favorrr!!!!).


Esa necesidad imperiosa de estrenar la "huevera-mona", unida a los recuerdos melancólicos de mi época de colegio, hicieron que me pusiese manos a la obra a decorar huevos, como hacía hace tantos años.... pero esta vez ayudada de mi hija Julia (una verdadera loca de las manualidades).

Ya estaba dispuesta a ponerme a preparar los huevos de gallina, cuando por casualidad, encontré unos huevos pequeños de porexpán y vi la ocasión perfecta para utilizarlos...


Para decorarlos, una técnica sencilla y que a los niños les encanta... la pintura con las témperas escolares de toda la vida y que seguramente todos tenemos en casa... a mezclar colores y a innovar.... como veis, los colores que quisimos conseguir eran más bien tonos pastel, incluso hicimos varias pruebas para conseguir el violeta... cosa que no fue nada fácil :-)


El resultado de pintar con témpera sobre el porexpán ha sido perfecto, os lo recomiendo. El tono queda como envejecido y gana muchísimo al secarse... una advertencia: no utilicéis pintura en spray para pintar porexpán porque por alguna reacción química que desconozco el corcho blanco se desintegra... es increíble, pero cierto.


Como decoraciones, y dado que tenemos una colección de mini-troqueles de Pascua, se nos ocurrió troquelar formas en cartulina blanca y con diversos diseños, teniendo el conejito como adorno central y común a todos los huevos.

Si no tenéis troqueles chiquitines no pasa nada, podéis pintar directamente sobre los huevos, eso sí, una vez que la pintura de base se haya secado por completo.



Para poder trabajar cómodamente con los huevos, os recomiendo el truco que he empleado yo y que consiste en pinchar la base de los huevos con brochetas de madera y pincharlos sobre una base de corcho blanco, para poder pintar sin tocar y que el acabado sea perfecto.

Espero que os guste la manualidad de hoy y que os animéis a decorar vuestros propios huevos de pascua.

Un beso y hasta el lunes que os traigo una merienda de lo más especial...

25 comentarios:

  1. Quería hacer una manualidad con la clase de Hugo en el cole y esto es perfecto para ellos y seguro les encanta!!! Muchas gracias Ana por compartir estas cosillas tan bonitas con nosotras

    ResponderEliminar
  2. Pero qué ideas tan chulis tienes Anita, y cómo lo haces para encontrarlo todooo??? Este año Leo y yo pintaremos su primer huevito y esos me parecen ideales.

    Un beso preciosaa, ya nos queda nada para el finde!!

    Muaaa

    ResponderEliminar
  3. Que bonito es seguir haciendo aquello que ya se hacia en la infancia. Así pasa de generación en generación

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Una manualidad muy chula para hacer con los peques y sin peligro de rotura jejeje

    ResponderEliminar
  5. El otro día no sé porque me compré una bolsa con huevos de porexpan y pensé: "ya utilizaré yo esto".... jajaja, pues mira, va a ser que sí porque tengo claro cual va a ser una de nuestras actividades esta Semana Santa.
    No se puede ser más sencillo y mas mono.
    MUAKKKK

    ResponderEliminar
  6. Jope, no sabía yo que se desintegraba el porexpan he flipado...eso significa que ya lo has probado ,) Un besazo

    ResponderEliminar
  7. ay que monos!!! me encanta! felices pascuas amore!

    ResponderEliminar
  8. Qué lindos ¡¡¡ ya no hay excusa para no decorar en Pascua. los vasitos de Ikea quedan genial , un besin

    ResponderEliminar
  9. Me encantan!!! Quedan monísimos y súper alegres con esos colores!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Pero qué monos te han quedadoooo! Creo que son preciosos e ideales para decorar en pascua :)
    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  11. vaya colores más bonitos, y donde encuentras estas cosas porque yo no veo nada más que bolas. Queria hacer una guirnalda como la tuya, pero no la encuentro por ningun sitio.
    Que me encantan los huevos : - ) son preciosos.

    muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado todo lo que has publicado de pascua...pienso hacerlo TODO con los niños...UN MILLON DE GRACIAS como siempre.
    Un abrazo,
    Elena

    ResponderEliminar
  13. Yo en el módulo pinté uno pero vacio muy mono que me quedó jiji

    www.be-minebylucia.blogspot.com
    www.lasuitedelmomo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Vaya...es una cosa que nunca he hecho, decorar huevos.
    Gracias por los consejos.
    Bss.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué monos, Ana, por favor!
    Pues sí que queda bien el porexpán pintado con témpera. Hay que tomar nota.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  16. Una idea genial para hacer con los niños, sobre todo si son pequeños, ya que los huevos no pueden romperse. Habrá que animarse a probar.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Qué monada!!! me encantan!! y unos colores ideales!! si es que eres una MAESTRA ARTISTA!!!!
    un besote y buena Semana Santa!!
    Flor

    ResponderEliminar
  18. Hola! qué chulos y qué gran idea hacerlos con porexpán! al cole un año los niños llevaron huevos cocidos para decorarlos y luego olía la clase fatal jeje besis

    ResponderEliminar
  19. ¡Chulísimos!, nosotros los hicimos ayer con esta técnica y con otra que pondremos enseguida en el blog- ¡¡¡también vamos con un poco de retraso!!!-. ¡Qué buena idea las formas hechas con las taladradoras!, nos la puntamos :)

    ResponderEliminar
  20. Monísimos!!!
    Me encantan!!!
    Bss.
    Marian.

    ResponderEliminar
  21. Los huevos de poriexpan son perfectos para pintar con niños, no se rompen aunque caigan y puedes repintarlos muchas veces. Yo los usé el año pasado, mi hijo disfrutó mucho porque eliminamos el problema de la "ruptura". Que pases un lindo finde
    Pi

    ResponderEliminar
  22. Es perfecto para hacerlo con niños! la huevera rosa es muy bonita.

    ResponderEliminar
  23. Qué bonitos Ana! Y con mucho colorido que bien falta hace después de tanto gris en el cielo!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Cuántas entradas que no quiero perderme, Ana! La verdad es que esta Semana Santa ha sido algo caótica en mi casa, así que anduve haciendo todo a trozos y mal, pero bueno. Te cuento que en el cole también pintábamos huevos y en el cole de mi hijo también se celebró la fiesta de pascua en la que los huevos y la liebrecita fueron protagonistas. Yohn tuvo que llevar varios huevos y te cuento cómo lo hacemos nosotros: Hacemos un agujerito pequeño por arriba y otro un poquín más grande por debajo. Yo lo hago con un cuchillo. Mi hijo se ocupa de soplar fuerte por el agujero de arriba y así limpiar su interior.Y así con todos, él llevó siete. Lo de soplar es superdivertido y luego en el cole se dedican a pintarlos. Más cómodo es con estos huevos de porexpán, quedan preciosos y no tienen tanto riesgo de romperse :) Bueno, sigo de pasea :))

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥