Galletas de mantequilla para decorar

He dudado bastante tiempo si preparar este post o no porque pensaba que con la cantidad de webs, blogs y libros dedicados a decoración de galletas que hay hoy en día éste sería un tema ya recurrente y que quizás no os interesaría.

Mi idea inicial empezó a cambiar el día que mi querida Sara me pidió que preparase una entrada especial en la que explicase cómo hacía yo la masa de galletas, cómo la conservaba y cómo la cortaba después. A partir de ese momento, casualidades de la vida, he ido recibiendo muchos mails pidiéndome lo mismo y, en esta última semana, mi cuñada y mi lectora Virginia, adicta a Celebra con Ana según sus propias palabras... aquí va el post prometido!!!.

He asistido a varios cursos de repostería creativa y decoración de galletas, he buceado por "miles" de webs y en cada uno de ellos he encontrado recetas estupendas de galletas para decorar. No las he probado todas (ya me gustaría tener tiempo para ello!!!), pero de la que sí os puedo hablar es de la receta que yo utilizo desde que hice mis primeras galletas decoradas, allá por el año 2009...

Mi receta es la del Rincón de Bea. Buscar recetas por aquella época era misión complicada, así que ésta fue de las pocas que localicé y como además tenía unos tutoriales muy completos explicando cómo prepararla y cómo decorar las galletas pues con ella me quedé!!!

Mi intención es poder aportar mi experiencia y daros algunos consejos para que podáis hacer en casa vuestras propias galletas, de un modo lo más fácil y rápido posible. 

Allá vamos...

Ingredientes

♥ 250 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.

La saco de la nevera el día anterior para asegurarme de que esté bien blandita y moldeable.

Sé que hay gente que tiene especial predilección por determinadas marcas de mantequilla. Os puedo decir que he probado unas cuantas y no he notado diferencias sustanciales de sabor ni de textura en la galleta.

♥ 250 gr. de azúcar.

La receta original de Bea utiliza azúcar glass y con él las hice mucho tiempo.

Un día probé a hacerlas con azúcar blanco normal y corriente y os diré que el resultado fue espectacular. Además de mucho más fácil de tener en casa, aporta una consistencia más crujiente a la galleta, así que adiós al glasé!!! Eso sí, os recomiendo que lo tamicéis con un colador, para separar los granos más gordos y homogeneizar la textura de la galleta.

♥ 1 huevo grande a temperatura ambiente.

♥ 650 gr. de harina tamizada.

En este punto también oiréis miles de opiniones... que si esta marca, que si la otra... yo no me complico y siempre utilizo harina de repostería (no tipo Bizcochona!!!).

♥ Un chorrito de leche para ligar la masa.

♥ Un chorrito de vainilla líquida, de venta en cualquier supermercado.

Herramientas para preparar la masa

Cada maestrillo tiene su librillo, y en esto de preparar masa de galletas no iba a ser menos. Conozco a mucha gente que preparara la masa a mano, amasa que te amasa desde el momento cero. A mí este sistema me estresa bastante... es una cuestión personal.... no me gusta nada pringarme los dedos!!!

Me quedo sin lugar a dudas con la preparación con batidora de varillas. En un principio me compré una batidora manual de varillas, hasta que empecé a hacer galletas como una loca y ya necesité un sistema un poco más "avanzado"... dí el gran salto al mundo de las "amasadoras" y me compré la de LIDL, aprovechando una de sus ofertas.

Estuve encantada de la vida con ella hasta que un día coloqué mal las varillas y se me enredaron ante mi cara de estupefacción... aún no sé qué es lo que pude hacer mal, pero lo cierto es que aquella amasadora ya no funcionó igual nunca más...

El cambio radical en mi vida repostera llegó cuando mi marido (♥) me regaló la Kitchen Aid.... aún recuerdo mi cara de sorpresa cuando llegué a casa y vi esa tremenda caja en mi cocina.... madre mía... no pensé que podría sentir tanta felicidad al recibir una "batidora" jajaja. Me lo decís hace 10 años y no me lo creo!!!!

Cómo hacer la masa

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con las varillas hasta conseguir que se convierta en una crema.

Añadimos poco a poco, sin prisa pero sin pausa, el azúcar y seguimos batiendo con las varillas hasta que la mezcla esté uniforme y blanquecina.

Añadimos el huevo y un chorrito de vainilla y seguimos batiendo hasta que se quede bien homogéneo.

Inciso: si queréis teñir la masa para hacer galletas de colores, éste es el momento de aplicar el colorante, justo antes de añadir la harina a la mezcla.

A continuación añadimos la harina, previamente tamizada, de modo que se vaya convirtiendo en una masa. Cuando veáis que las varillas ya no dan para más (porque la masa se irá haciendo muy espesa) será el momento de cambiar las varillas por el accesorio amasador. En las batidoras manuales es ese accesorio que tiene forma de espiral, ¿os dais cuenta?. En la KA es el otro accesorio que viene "de serie".

Seguimos amasando hasta que ya tengamos una mezcla suave y homogénea. Si vemos que no se liga bien, podemos añadir un chorrito de leche, sin pasaros. Simplemente para que se convierta en una masa suave y consistente.

Es el momento de usar nuestras manos!!!! Cogemos la masa y las amasamos a mano sobre la encimera de la cocina. El amasado de esta masa no es como el que podemos realizar con la de la pizza o la de la empanada. Se trata de un amasado suave, de modo que no hace falta estirar y encoger demasiado la masa. Será suficiente con movimientos suaves hasta ver que a meter un dedo, éste no se nos queda pegado a la masa y se queda el hueco limpiamente marcado (es un sistema un poco rudimentario... pero a mí me va genial!!!!).

Formanos una bola con la masa, como la mía...


Cómo preparar la masa para su conservación

Para poder cortar las galletas limpiamente, es imprescindible que la masa esté bien fría. De este modo el corte es perfecto y la galleta no se deforma al hornear.

Cuando preparemos la masa tenemos dos opciones de conservación en frío:

♥ Conservarla en la nevera: si la vamos a cortar y hornear en pocas horas.
♥ Conservarla en el congelador: si vamos a hacer las galletas más adelante.

En cualquiera de los casos, el sistema que utilizo para conservar la masa antes del corte es exactamente el mismo: preparo planchas de masa.

Para preparar esas planchas de masa lo que hago es colocar la bola sobre un film transparente y la tapamos, dejando un espacio entre el punto donde se dobla el plástico para que nos quede espacio suficiente para después estirarla.

 
Cogemos el rodillo (yo utilizo el de Joseph Joseph que incluye aros medidores para que la masa quede a la misma altura) y estiramos la masa.

El grosor ideal para las galletas es de 0,5 cm. En el caso de que queráis hacer piruletas de galleta podéis ampliar la altura hasta el centímetro, de modo que el palito tenga sitio suficiente... a no ser que hagáis piruletas falsas como las que os enseñé aquí, claro.

 

Si no tenéis un rodillo medidor, otra opción es colocar dos guías de madera a los lados que sirvan de referencia al rodillo. Lo he visto "en directo" y la verdad es que funciona muy bien.

Nos ponemos a estirar bien la masa, de manera que quede perfectamente alineada y a la misma altura, tal y como os enseño en la foto, teniendo como límite de referencia el film transparente y sin sobrepasarlo, para que después podamos "remeterlo" tapando bien todo el contorno de la plancha.

Yo suelo hacer el doble de cantidad de masa (el doble de todos los ingredientes que os he dado), para tener "de más" y poder congelarla, de manera que siempre suelo tener alguna plancha de masa en mi congelador y así me da mucha menos pereza hacer y decorar las galletas.


 

 Ya tenemos las planchas de masa preparadas. Si las vais a cortar en el mismo día se irán a la nevera (conviene que estén un mínimo de tres horas antes del corte) y si las haréis más adelante, las metéis en el congelador (no más de 6 meses). Una vez que descongeleis una plancha, no se puede volver a congelar, por lo que conviene que vayáis sacándolas de una en una en función de la cantidad de masa que necesitéis.

De cualquier modo, es importante que al apilar las planchas pongáis la más grande de primera y así sucesivamente, para que la más pequeña se quede encima y así evitaremos que se nos deformen durante su conservación en frío.

Cómo preparar las galletas

Lo más cómodo de la congelación de la masa es que el tiempo de preparación y decoración de las galletas se reduce muchísimo, lo cual nos va a facilitar un montón que nos podamos poner a galletear en casa!

Para preparar las galletas lo primero que tenéis que hacer es precalentar el horno a 180 ºC y preparar la bandeja de horno, cubriéndola con papel especial para hornear.

Sacamos la plancha del congelador o de la nevera. En caso de que la saquemos del congelador, tenemos que esperar unos 5 minutos para que entre un poco en calor y se pueda cortar (sino se os deformarán vuestros cortadores!!!). En caso de que la tengamos en la nevera, podéis poneros a cortar inmediatamente.

Destapamos la masa, levantando el film transparente y empezamos a cortarla con ayuda de nuestros cortadores. Al cortar la masa en frío vamos a conseguir un corte mucho más limpio y menos deformidades en nuestras galletas...

Vamos colocando las galletas cortadas sobre la bandeja con el papel de horno, teniendo en cuenta que:

♥ En cada horneado debemos colocar las galletas que tengan un tamaño similar, para que todas se hagan a la vez, evitando que unas se quemen y otras se queden crudas.

♥ Las galletas debemos separarlas, al menos dos centímetros. Tened en cuenta que con el horneado tienden a desparramarse un poco y ello puede hacer que se nos puedan pegar unas a las otras.

Metemos la bandeja en el horno precalentado y horneamos durante unos 10 minutos. El punto de horneado ideal es aquél en que vemos que los bordes de las galletas comienzan a tener un ligero tono doradito, en ese momento ya las podemos sacar.

Me encanta que las galletas me queden más bien blanquitas porque así la decoración y el resultado final es mucho más vistoso.

Sacamos las galletas de la bandeja de horno, de una una y con la ayuda de una pala o espumadera. Tenéis que tener mucho cuidado porque en este momento están completamente blandas y se rompen con muchísima facilidad.

Si veis que alguna galleta ha quedado con "bultitos" conviene que la aplastéis con cuidado y con ayuda de la pala o la espumadera, para conseguir que recuperen su forma plana. Este paso es fundamental hacerlo justo al sacarlas del horno porque en ese momento estarán muy blandas y moldeables.

Las colocamos sobre la rejilla del horno en la encimera, para que se vayan enfriando de forma homogénea por arriba y por abajo. A medida que se enfríen se irán endureciendo y adquirirán esa consistencia que las hace perfectas para decorar con glaseado, fondant o lo que queráis :-)

Para poder decorar las galletas conviene dejarlas enfriar al menos 6 horas y para su correcta conservación las debemos meter en una caja de lata. No os recomiendo los tupper porque acumulan más humedad y la galleta pierde consistencia.

Como siempre estoy justa de tiempo, suelo decorarlas hasta 15 días antes de mis fiestas, eso sí debéis empaquetarlas inmediatamente en sus bolsitas de celofán individuales. De esta forma se os conservarán perfectamente hasta el día de la fiesta.

Y creo que no se me queda nada en el tintero... menudo rollo que os he dedicado, madre mía... pero creo que así es mejor y os dejo consejos útiles para que os lancéis a esto del "galleteo"... para los que aún no os hayáis estrenado... aviso a navegantes.... CUIDADO es ADICTIVOOOO!!!!

Si tenéis alguna duda podéis dejármela en el post a modo de comentario y yo trataré de contestarlas lo antes posible, ¿de acuerdo?.

Un beso grande y hasta el jueves ♥


31 comentarios:

  1. Vaya Ana, volvemos a coincidir yo también tenía la máquina del Lidl pero el motor se quedó sin fuerza y al final la sustituí por la KA cuando mi marido me la regaló en mi cumple. Yo utilizo la receta de las chicas de Mensaje en una Galleta , para mí una de las mejores galleteras de España. (no se si las conoces ganaron al mejor blog de Canal Cocina). en fín se reduce la cantidad de harina y no necesita leche, el sabor espectacular. Bueno un tutorial estupendo y muy detallado, feliz semana Mar

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado, Ana.
    Gracias.
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana, menudo tutorial gracias por compartir tu sabiduría, yo debo ser de las novatas galleteras, empecé el año pasado en mayo haciendo unas galletas para la comunión de mi sobrina y la de la hija de una amiga y fueron un éxito. La receta me la pasaron las chicas de Torta & Arte (en la zona de La Florida, las conoces¿tienen de todo )y es como la tuya y como bien dices bucee y bucee y aprendí un montón de secretos comos los tuyos, lastima no haber tenis este tutorial el año pasado me habría ahorrado mucho trabajo je je
    Como bien dices esto es adictivo, el cumple de la peque incluyo taller de decoración de galletas y se lo pasaron barbaro, les encanto la idea
    Yo no tengo la súper maquina y reconozco que la Termomix se queda muy justa para esto, pero todo se andará.
    Lo que no sabia es que las galletas aguantaran 15 días en las bolsitas, gracias por decirlo, este año tengo la comunión de mi hija y esto me va a facilitar mucho la organización.
    Besitos Ana y gracias por compartir tantas cosas

    ResponderEliminar
  4. gracias por compartir con nosotras tus truquis!! tengo que intentar hacer galletas algún día.... un besote y feliz semana!

    ResponderEliminar
  5. una entrada muy instructiva, aunque hagamos galletas viene bien saber como lo hacen los demas y siempre se aprende algo, gracias por compartir, bicos

    ResponderEliminar
  6. Ana!!!! Qué ganas tenía de esta entrada!!!! Ya me habías adelantado un poco de información por mail y la verdad es que me ha sido muy muy útil... este año tengo que comenzar con los preparativos para la comunión de mi sobri!!!

    ResponderEliminar
  7. Bravo, bravo y bravo!!!
    Me encanta tu post porque yo empecé igual... me estudié el tutorial de Bea cual una oposición y a partir de ahí ensayo error. Excepto días en los que Murphy vive conmigo puedo decir que lo tengo dominado. Es totalmente adictivo!!! Ese olor a galletas es lo más. Ahora en marzo voy con Julia ( postreadiccion ) a hacer unas preciosas. Esto es un no parar je je
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Un post genial y muy completo, cómo siempre. Ya sabes que yo también soy una gran aficionada a la decoración de galletas y además mi primer referente también fue Bea, jaja. Nunca he probado a hacerlas con azúcar normal, así que tomo nota.
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Qué bien explicado Ana! A mí fíjate que no sé porqué, pero las galletas de mantequilla no se me dan nada bien... Así que me viene genial ;)

    ResponderEliminar
  10. Esta super bien explicado! Me ha venido genial lo de congelar la masa y el tiempo que se puede congelar.Bueno y todos los trucos.un besito

    ResponderEliminar
  11. Que apañá eres q hasta congelas la masa ya estirada y por unidades!! Si es que lo que no me enseñes!!

    ResponderEliminar
  12. Muy buen post!!! toma nota de lo del azúcar normal, me parece que las próximas hago la prueba!! :) Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Cómo me ha gustado la explicación, la verdad es que para pardillas como yo creo que nos has habierto los ojos... y existe un rodillo medidor!!! me lo apunto.
    Lo dicho Ana, mil gracias por el "buen rollo"
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Muy bien explicado. Nunca he congelado la masa, tendré que probarlo porque siempre viene bien tener una parte del trabajo hecho.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. ¡¡con las ganas que le tengo yo a las galletas decoradas!!
    Gracias por explicarlo tan bien!!

    ResponderEliminar
  16. Yo las hago parecidas, aunque sin leche y con dos huevos (y esencia mantequilla, para potenciar el sabor, aparte de la de vainilla, que me encanta). Lo que no uso es el film transparente (es que soy muy torpona con él), pero la verdad es que tienes toda la razón, para congelar la masa ya estirada viene genial. Así que me apunto tu idea, intentaré reconciliarme con el film!!! :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Qué post más completo Ana! Me ha encantado lo bien explicado que está y todos los consejos que das. Cualquiera que se inicie en el galleteo tiene un muy buen referente con esta entrada, así que chapeau! Biquiños cielo y muy buena semana :)

    ResponderEliminar
  18. ¿Quieres creerte que tanto tiempo haciendo galletas y nunca he publicado mi receta? ¿ni un tutorial tan estupendo como este?. Muy, muy bueno.
    Decirte que no sabía que quedan estupendas con azúcar normal, así que la próxima las hago así y te cuento. Ah¡¡¡ y como te entiendo con el "amor por tu marido y la kitched".... jajajaja, Igual, igual me sentí cuando este año los "Reyes magos" me la dejaron en casa.
    Ah¡¡¡¡ y mis hijos se las han comido hasta dos meses después de hacerlas.... jajaja, y ahí están tan pichis. Aunque es verdad que no están tan ricas, se pueden comer perfectamente.
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  19. Esta receta es la que utilizo yo tambien.
    He probado un montón de ellas y para mi es la mejor.
    Besitos.
    Mercedes

    ResponderEliminar
  20. pues me alegro que lo hayas preparado, el post, porque andaba como loca buscando una receta buena, ya te contaré

    ResponderEliminar
  21. Ana, coincido contigo. Yo también utilizo siempre esta receta y es infalible. Y tu entrada, como siempre, genial. Si alguien tenía alguna duda de como hacer galletas, seguro que con tus explicaciones se la has resuelto.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Ay… yo uso papel de horno para estirar… probaré con esto truco tuyo!!! Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
  23. Adictas a tu blog somos mucha más gente y es que nos encanta. Estupendo este tutorial para galletas decoradas, muy útil y bien explicado.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  24. toda una lección para aprender a hacer galletas, me la apunto para posibles dudas.

    muchos besos.

    ResponderEliminar
  25. yo también esperaba tu receta!
    qué bien lo explicas Anita!
    bss
    sara

    ResponderEliminar
  26. Hola Ana,
    Tu receta se parece a la que utilizamos en casa aunque nosotros usamos menos harina y menos azúcar y no le echamos leche. Últimamente hemos probado a echarle un poco de azácar vainillado y esencia de vainilla que le da un sabor y un olor muy rico. Como no tenemos mucho espacio en el congelador lo congelamos en rollos qu también resulta muy práctico cuando haces galletas redondas. Nos apuntamos tus sugerencias y te dejamos el enlace al post que hicimos con la receta de galletas. ¡Nos gusta muchísimo tu blog!. http://benditodescontrolblog.blogspot.com.es/2014/02/pastas-de-te.html

    ResponderEliminar
  27. Ana, muy bien explicado....
    Yo uso la receta de Julia, de Postreadicción, desde que hice el curso con ella y me encanta...
    Yo también tengo la maquinita del lidl y de momento me apaño muy bien con ella....
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Hola! vaya tutorial más bueno, nos ha encantado!! nos apuntamos lo del papel film y el azúcar normal! nosotras solemos hacer la receta de Julia, muchas gracias por compartir la tuya, ya te contaremos! besis

    ResponderEliminar
  29. que buena pinta tiene la receta, yo el otro día probé a hacer esta también me quedó muy bien galletas de mantequilla

    ResponderEliminar
  30. Yo las hago con una receta muy parecida , pero siempre con azúcar glass, así que tengo que probar con el normal!!!! lo del film lo uso , pero nunca he congelado, a ver si me animo y yo ando detrás de la maquinita de Bosch...a ver si este año el Olentzero o las rebajas...ja,ja

    ResponderEliminar
  31. Ola para hacer la masa de las galletas podria utilizar la thermomix? O no saldria iwual

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥