Viaja con Ana

Barcelona en familia

Cualquier excusa es buena para preparar las maletas y hacer un viaje con la familia: en esta ocasión, mi marido cumplía 50 añazos (muy bien llevados, por cierto, jejeje) y decidió que podíamos celebrarlo con los niños yendo a Barcelona, una de las ciudades que más le gustan y que los niños aún no conocían (a fondo). Nos ha gustado tanto este reencuentro con la ciudad que he decidido recuperar fotos y preparar esta nueva entrega de Viaja con Ana.

Así que reservamos un apartamento para los seis en plena Rambla de Cataluña, genial situado para poder patear a fondo y comodísimo para poder descansar entre «ruta» y «ruta», cosa por otra parte importante porque nos fuimos nada más y nada menos que cuatro días, con lo que la cosa iba a a ser intensa (teniendo en cuenta que somos de esas familias cañeras que lo quieren ver todo!!!!).

Indudablemente Barcelona tiene tanto, tanto que ver, que nos habrán quedad mil y un rincones pendientes para otras ocasiones, pero al menos, nos volvimos con el buen sabor de boca de haber podido disfrutar a tope de los días de estancia. En el pos de Viaja con Ana de hoy trataré de resumiros los planes que hicimos y que nos encantaron.

Hacer una visita guiada al Barrio Gótico

Últimamente nos hemos aficionado a aterrizar en una ciudad haciendo una visita guiada y es que, que te expliquen las cosas no tiene precio y hace que disfrutes mucho más de cualquier destino. En el caso de Barcelona no iba a ser menos, así que contratamos una visita de 3 horas para conocer las zonas más destacables del Barrio Gótico: la zona más antigua de la ciudad que está llena de historias.

A destacar en este paseo, la Catedral de Santa Cruz y Santa Eulalia, con la cuesta de Santa Eulalia donde los romanos tiraron a la pobre niña rodando dentro de un barril lleno de cristales y clavos… debo reconocer que me dio un poco de escalofrío ver esa cuesta…, los restos del templo Augusto, la iglesia de San Felipe Neri en donde podréis ver los restos del bombardeo de la guerra civil en su fachada, la plaza Real con sus palmeras, o el precioso Puente Bisbe y su miesteriosa calavera, la llamada Catedral del Mar

Pasear por estas calles y ver estos edificios es estupendo, así que os lo recomiendo: incluso los niños estuvieron encantados, escuchando las historias y curiosidades que nos iba explicando el guía…. como hacerte una foto con el Muro del Beso! un increíble mural compuesto por 4000 fotos que juntas reproducen la imagen de un gran beso de labios carnosos… os encantará!

Hacer una visita guiada al Mercado del Born

Dentro de la visita guiada al Barrio Gótico, nos habló el guía del Mercado del Born, convertido ahora en museo,  como una de las curiosidades de Barcelona en la que se pueden pasear por las calles antiguas de la ciudad… por eso quisimos verlo con nuestros propios ojos y contratamos la visita guiada. Muy recomendable e interesante, la verdad.

Podrás pasear por las antiguas calles, adentrarte en las ruinas de las casas de los primeros habitantes de la urbe y disfrutar de las historias que os contará el guía.

Pasear por las Ramblas y tomarte algo en la Boquería

Esta zona es verdad que está plagada de turistas y puede llegar a agobiar un poco, pero se puede decir que es un «must». No puedes irte de Barcelona sin pasear por sus Ramblas, pararte a ver la fuente de Canaletas, cotillear sus miles de puestos de souvenirs o tomarte un cafe, helado o refresco en una de sus terrazas y dedicarte a contemplar los miles de turistas que pasarán delante de tus narices…. entretenido donde los haya!!! jajaja

En esta zona es también imprescindible pararte a visitar el Mercado de la Boquería, perderte entre sus muchos puestos (cosa que me encanta) y, porque no, sentarte en una de las terrazas que encontrarás en todo su contorno a tomarte una copita de cava… como hicimos nosotros y nos sentó de película… pero ojo en esta zona con las carteras, bolsos, móviles y demás objetos personales porque no sabéis la cantidad de «manguis» que hay por allí…. mientras nos tomábamos nuestra copita de cava fuimos testigos de uno de esos robos y nos quedamos impresionados, de verdad.

Descubrir al genio Gaudí

Sin lugar a dudas, ¡mi plan favorito! Reconozco que me he convertido en una verdadera Fan de Gaudí. Me han gustado sus obras desde siempre… esa ultra-creatividad un tanto loca me fascina. Visitar alguna de sus obras arquitectónicas es algo que no puedes dejar de hacer si vas a Barcelona… nosotros lo teníamos claro, y quisimos hacerlo con los niños, para que descubriesen ya desde pequeños las maravillas de este personaje…

Casa Batlló

Primera de nuestras paradas en el recorrido Fan-Gaudí, jajaja. Podéis coger vuestras entradas por internet y os evitareis hacer cola y, además, os saldrán incluso más baratas que compradas en la propia entrada de la casa.

Con vuestra entrada os entregarán unos cascos y una especie de móvil para que podáis escuchar las explicaciones de cada estancia y rincón y, lo que es mejor, ver la recreación de cómo era la casa amueblada de época, simplemente desplazando esa especia de móvil por cada habitación. Está genial y es bárbaro para los niños porque así van súper entretenidos y a su ritmo.

La casa es espectacular, no os puedo decir más…. esas escaleras, ese patio interior simulando como las profundidades del mar, las puertas, los llamadores, el ascensor, y esa terraza espectacular con cola de dragón incluida hay que verla, al menos una vez en la vida… no os vais a arrepentir, de verdad.

La Pedrera

Segunda parada en la ruta Fan-Gaudí… y no lo teníamos en mente, pero después de visitar la Casa Batlló decidimos que teníamos que visitar también la Pedrera… así que allá nos fuimos, con nuestros 4 churumbeles dispuestos a pasear por el interior de esa otra casa tan misteriosa y original.

Qué lujazo poder entrar en ella y visitarla, aunque en este caso, al estar habitada casi en su totalidad, solo podréis visitar algun piso que mantiene la decoración de época con lo cual os chiflará asomaros a sus dependencias y descubrir cómo vivían en la época…

Lo que más tiene de impresionante la Pedrera es su enorme azotea y también archiconocida… típica foto de Barcelona… pasear por las callecitas de su azotea rodeados de enormes chimeneas que simulan guerreros es una verdadera pasada. Además, contaréis con vuestro audio-guía y así podréis pararos en lo que os apetezca y hacer la visita a vuestro aire.

Visitar la Sagrada Familia

Bueno, bueno, bueno, y qué decir de esta visita…. imprescindible! Yo que no soy demasiado de visitas largas a iglesias os puedo decir que en este caso es alucinante… desde la puerta de entrada no vas a parar de alucinar con las cosas y detalles que te contarán a través del audio-guía… podrás visitar incluso un pequeño museo en el que verás cómo ideó este hombre esta maravilla y sus maquetas….

A mí me encantó todo… pero las puertas, las columnas torcidas simulando un bosque de árboles, o las torres del tejado con los adornos frutales no tienen nombre… ya sabéis que éste genio tenía una especial inspiración en la madre naturaleza, así que en todas sus obras representaba detalles de la misma…

Parque Güell

No podéis iros de Barna sin visitar el Parque Güell… otra de las maravillas del gran Gaudí … situada en las afueras del centro de la ciudad, este parque recoge ese aire un mágico que da este autor a cada una de sus obras… no dudéis en hacer la visita guiada en la que os contarán la historia curiosa de este parque y las curiosidades de las escasas construcciones de que dispone…

Su entrada, con esos edificios como de inspiración de Hansel & Gretel en la casita de chocolate, que en su día iban a ser la recepción de esta zona residencial de lujo, el mercado en donde se iban a situar los puestos de venta de alimentos, la famosa figura de la salamandra multicolor (a la que poco a poco le han ido arrancando los dientes!!!) , o los caminitos misteriosos con columnas torcidas… una chulada!!!

No sé qué tiene este lugar, pero por segunda vez me ha enamorado!!!! Así que es otra de mis sugerencias para que podáis conocer las obras de nuestro Gaudí.

Descubrir Raima

Este plan no pega mucho en medio de tanta cultura, la verdad, jajajaja, pero qué queréis que os diga, para mí hay un antes y un después … no sabéis mi impresión al estar paseando por una de las callecitas de Barna y entrar tontamente en una papelería a ver….. y encontrarme con este edificio de 4 plantas dedicado a esas maravillas en papel… con lo que a mí me gustan!!!!

Así que si sois fans de las papelerías, no podéis dejar de hacer una incursión en Raima, y disfrutar de cada una de sus plantas y rincones… pinturas, papeles, cartulinas, material de manualidades, material de oficina, qué se yo… un no parar!!!! Os va a encantar.

El Museo de la Historia de Cataluña

Este fue un descubrimiento improvisando, paseando por las inmediaciones del puerto y la Barceloneta…. estábamos cansados y hacía mucho calor, así que decidimos entrar a ver…. cuál fue nuestra sorpresa al encontrarnos con un museo ideal, súper interactivo y entretenido en el que pudimos dar un paseo por la historia de Cataluña, desde la prehistoria, hasta la época actual… construir una cúpula, montar a caballo, probaros una armadura, … son algunas de las cosas que podréis ver en este museo, así que ahi queda la recomendación 🙂

Port Aventura

Bueno, y este fue el plato fuerte del viaje, para los niños claro…. nosotros no lo soportamos!!!! jajaja… de hecho creo que tardaremos tiempo en volver a un parque de atracciones…. debo estar mayor, con lo que a mí me gustaban! Pero eso de hacer una hora de cola para cada cosa ya no va conmigo, y si a ello sumamos que mis cervicales sufren en cada montaña rusa… pues apaga y vámonos!

Asi que, hicimos dos equipos; papá y mamá se lo tomaron con calma y se fueron a disfrutar de los espectáculos, sentaditos y con aire acondicionado, los 4 churumbeles se fueron por el parque a hacer cola y montarse en todo lo habido y por haber….

Qué diferente vimos el parque!!!! Mi marido y yo lo habíamos casi estrenado hace más de 20 años cuando se inauguró y de aquella pasear y montarse en todo era mucho más sencillo y no masificado… pero les prometimos a los niños llevárlos así que no nos quedó otra. Ellos felices, y nosotros encantados de verlos contentos 🙂

Y hasta aquí los planes más relevantes que os sugiero… aparte está claro, el patearse libremente las calles y tomarse ese pan tumaca que quita el sentido :-). Ya sabéis, compartidme más planes en los comentarios porfa, así enriquecemos este post 🙂

Miles de besos!!!! Os espero en nuestra próxima aventura… y ya sabéis… si queréis más sugerencias podéis ver muchos más destinos en mi sección Viaja con Ana.

 

 

Posts Relacionados

2 comentarios en “Barcelona en familia

  1. M. Luisa dice:

    ¡Hola Ana!
    ¡Me apunto cositas! Barcelona es preciosa y encima tiene mar. Viajar en familia siempre deja recuerdos perpetuos.
    Mª Luisa.

    1. Hola preciosa!!!! Genial. Me alegro mucho que te ayude. Viajar con los niños es estupendo, y se acuerdan de todo! jajaja.
      Un besazo y buen día ♥
      Ana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.