Una lámina para papá

Este fin de semana es el día del Padre y teníamos que preparar algún detalle especial para el papá de la familia. 

Buscando inspiración en internet encontré la idea de preparar alguna lámina hecha con las manos por los niños y se nos ocurrió que podía ser perfecto representar un árbol bien fornido y poblado de ramas verdes...




Me encantó la posibilidad de unificar regalos y, aunque después cada uno haga su propio detalle para el día en el cole, preferí ponernos de acuerdo y organizar algo conjunto, en el que estuviesen presentes nuestros cuatro hijos.


Tengo la suerte de tener un marido que es un padrazo total: preocupado por sus hijos, colabora y es uno más en la organización diaria (aunque debo confesaros que en casa mando yo.... jejejjee... pero eso no se lo digáis que sino se enfada!!!).


Es un padre que se desvive por su familia: siempre dispuesto a ayudarles, escucharles, a salir a dar un paseo, organizar planes. Un padre 10, definitivamente.

Así que, como comprenderéis, teníamos que agradecerle su cariño y dedicación con un detalle simbólico: un árbol en el que él está representado en su tronco, con raíces firmes, valores y principios claros, y los niños, en las hojas, como parte que crece de ese tronco firme que les da protección siempre que lo necesitan.


¿No os parece bonito? A mí me parece una metáfora muy bonita, y creo que a él le va a encantar.... si es que no lo ha descubierto ya porque está con la mosca detrás de la oreja viendo a ver qué podemos estar tramando los 5 cuando no se entera :-)


El primer paso fue buscar un marco grande y sencillito, que nos sirviese de base para poder colgar la lámina en casa. Una vez que lo tenemos, cogeremos una cartulina blanca y la recortaremos con la medida de nuestro marco.


Cogemos témperas escolares en marrón y verde, pincel y nos ponemos a pintar el tronco.... así "a pelo", como yo lo hice. No importa que no os quede perfecto porque con las hojas se tapará y además lo chulo es que quede "casero 100%".


Dejaremos secar unas horas y nos ponemos a preparar a los jóvenes pintores, para lo cual cogeremos sus manos y las pintaremos con las témperas verdes. Yo mezclé dos tonos de verde en la misma mano, pero la verdad es que no se nota demasiado el contraste, así que os recomiendo que pintéis las manos de colores verdes distintos para que quede más vistoso si cabe.


Solo queda poner la mano sobre la copa de nuestro árbol y estampar las manos de los niños, tal y como hicimos nosotros: cuatro hijos, cuatro manos.


¿Os ha gustado? Espero que sí! Animaros a preparar vuestra propia lámina que aún estáis a tiempo :-)

Y hasta aquí el post de hoy. Os dejo por unos días. Celebra con Ana se coge unos días de vacaciones. Necesito desconectar por completo, así que os digo "hasta luego". Nos volvemos a encontrar después de Semana Santa: el jueves 31 de marzo vuelvo con las pilas recargadas para contaros todo lo que voy a hacer estas vacaciones y muchas cosas más :-).

No me olvidéis.... Hasta la vuelta!!! Besos!!!

PD.- Podéis encontrar más ideas para regalar a Papá aquí!



10 comentarios:

  1. Ahora entiendo lo de mancharnos las manos que pusiste en Facebook!!! Es una metáfora preciosa y seguro que le va a encantar... La frase es maravillosa, el árbol también, todo en conjunto es un pedazo regalazo ... Disfruta de ese padrazo, de la familia y descansa mucho, imagino que te vendrán miles de ideas inspiradoras que luego veremos por aquí.
    Miles de besos, nosotros también nos vamos de vacaciones!!!

    ResponderEliminar
  2. ay que bonita! y que mensaje tan precioso! un besote

    ResponderEliminar
  3. Me encanta! Nosotros hicimos uno igual con la mano de todos, incluso nuestro perro kei puso su patita!!

    ResponderEliminar
  4. Es una suerte en la vida tener un compañero de viaje que además de tu pareja sea un super padre. Un auténtico lujo. Tú lo tienes y yo también. Y como tú, aunque mi señor marido colabora al 100% en todo, creo que soy yo la que lleva los pantalones... jajajaja¡¡¡¡
    Me encanta la idea que le has preparado a tu "costillo". Y me da que te la voy a copiar porque a estas alturas aún no tengo nada preparado.
    Disfruta de las vacaciones y de tu descanso, tan necesario en ocasiones. Besos mil y hasta la vuelta.
    MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK

    ResponderEliminar
  5. una super idea muy chula, besotes

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bonito, Ana!
    Me parece un detalle tan familiar y lleno de significado... Y tan sencilo... ¡Me encanta!
    Aprovecha estos días, descansa y pásatelo bien!!
    Nos vemos a la vuelta.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Fíjate si me gusta la idea que nosotros hemos hecho lo mismo pero en versión más light, en plan tarjeta. Imprimí el tronco de un árbol y el pipiolillo estampó su manita a modo de hojas. Para papá y para el abuelo (que es mi papá, claro) :)

    Os ha quedado genial vuestro cuadro!

    Disfruta de las vacaciones!!

    ResponderEliminar
  8. Preciosa Ana, enhorabuena por tu pedazo marido, yo también tengo una maravilla en casa y con cuatro mujeres en casa, le mimamos mucho porque se merecen mucho más. Una idea encantadora. Espero que desconectes mucho y nos traigas preciosas idea como siempre, yo por mi parte también me ire unos dias

    ResponderEliminar
  9. que bonita y que bien ha quedado, me encanta la idea.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥