Musical Rey León: Nuestra experiencia

Desde que publiqué en redes sociales que estábamos en Madrid y que íbamos a ver el Musical del Rey León, habéis sido varios los que habéis contactado conmigo para consultarme cosas relacionadas con el superplanazo :-)



Por eso he creído que quizás podría ser una buena idea cambiar de tercio y preparar un post dedicado a nuestra escapada a la Capital, para contaros nuestra experiencia en el Musical del Rey León.

Si sois como yo, serán muchas las preguntas que os estaréis haciendo.... me encanta planificar con tiempo nuestros viajes y escapadas, por eso sé que muchas veces cuesta encontrar la información que necesitamos y hay cosas que se quedan en el limbo y sin respuesta.


Aquí es donde entro yo, así que vamos a aclarar todas las dudas que se me ocurren que podéis tener si está en vuestra mente hacer una escapada parecida a la nuestra...


CUANDO

La idea de ver el musical la teníamos desde el minuto cero en el que supimos que se lanzaba el espectáculo en España... creo que fue allá por 2011, así que vereis que la cosa lleva en nuestra cabecita unos cuantos años....

Con la esperanza de que el espectáculo se trasladase algún día a las provincias, esperamos unos cuantos años, a la espera también de que nuestro hijo pequeño tuviese la edad mínima recomendable para asistir también (6 años).



Pasó el tiempo y, en vista de que parece que la obra no se mueve de Madrid, tuvimos que cambiar el plan, así que decidimos lanzarnos y comprar las entradas... ¿cuándo? Pues hace nada más y nada menos que tres meses... sí. sí, como lo estáis oyendo.... por varios motivos:

* Necesitamos antelación para poder garantizar que tengamos entradas disponibles en el lugar donde queríamos estar sentados. Las localidades VUELAN, literalmente.... fijaros que entramos media hora después de comprar las nuestras a ver el teatro y ya no quedaban en nuestra zona.... se llena cada día de representación así que, reservad con tiempo!!! Ese es mi primer consejo.

* Viajar con familia numerosa es complicado en cuanto a localización de alojamiento, por lo que conviene reservar con tiempo al necesitar dos habitaciones o una habitación familiar, como fue en nuestro caso. Por cierto, gracias a la recomendación de mi querida Paula, localizamos una estupenda habitación séxtuple en el Petit Palace Santa Bárbara, que es un hotel precioso situado a un cuarto de hora caminando del teatro Lope de Vega, con parada de Metro casi en la puerta y con unos descuentos muy interesantes.

En nuestro caso viajamos sin desayuno para abaratar costes y fue perfecto porque en la zona hay un montón de cafeterías donde desayunar bárbaro por la décima parte de precio. Los niños se quedaron alucinados al entrar en la habitación y ver dos literas altísimas en las que durmieron genial y a nuestro lado.

Cerca del Hotel está el Museo del Romanticismo que está muy bien si vais con niños porque os entregan al entrar unas pistas para buscar cosas y detalles en cada dependencia del Palacio... está bien para dar un paseíto.

* Queríamos aprovechar el fin de semana para visitar el Mercado de Motores:  un mercadillo estupendo de artesanos que se celebra el segundo fin de semana de cada mes en el Museo del Ferrocarril en el Paseo de las Delicias y al que tenía unas ganas locas de ir. Ni que decir tengo que el plan valió muchísimo la pena: no sabéis qué puestos más ideales y qué cosas más bonitas y curiosas vendían!!!.

En este plan ojo! porque nosotros nos confundimos y fuimos a la Nave de Motores del Metro de Madrid.... al llegar allí y preguntarle al vigilante por "el mercadillo" nos puso tal cara de susto que inmediatamente nos dimos cuenta de que no estábamos en el lugar adecuado jajajaja... pero si os gustan los motores (como a mi marido) os encantará aprovechar y verlo.

Por cierto, hablando de metros y demás, otro plan genial que os recomiendo hacer es visitar La Estación Fantasma de Chamberí en la que veréis la restaurada antigua estación, tal y como era hace muchos años...

* Necesitábamos buscar una fecha en la que no coincidiesen exámenes de mis hijas mayores: una cuestión importante a tener en cuenta si tenéis hijos mayores como yo, porque si no ya no se puede disfrutar de la escapada igual!

CÓMO

Las entradas se compran por Internet, en esta página. Es tan sencillo como elegir el día en los calendarios que aparecen, la función, elegir la butaca y... pagar!!!!

Al entrar en la página veréis que hay un montón de zonas y precios, en función de la localización y visibilidad. Hay zonas realmente prohibitivas, al menos para nosotros que éramos muchos, pero si os fijáis bien, veréis que la cosa varía considerablemente en zonas estupendas.

Se trata de un teatro que parece más pequeño de lo que en realidad es, pero engaña. No sabéis la cantidad de gente que cabe en él. Es increíble.


Nosotros estábamos en el primer anfiteatro, en la segunda fila, y os puedo decir que la visibilidad era increíble! Durante el descanso fuimos a dar una vuelta y nos asomamos al segundo anfiteatro... os puedo decir que la sensación era bastante agobiante en él.... no sé cómo se vería, pero la verdad es que la sensación fue de que allí había miles de personas completamente apretujadas.... puede que fuese un "efecto óptico" jajaaja, pero la realidad es que esa fue nuestra sensación.


CUÁNTO

La verdad es que la primera reacción al entrar en la web y ver los precios es de absoluto alucine… y es que no os lo voy a negar: las entradas son caras. No entraré a dar precios porque me espanta… podéis consultarlos vosotros mismos entrando aquí, así, os sorprenderéis tanto como nosotros!!!! Jajaja…

Pero como todo en esta vida, es relativo, relativo porque depende de las cosas en las que prefieras gastar tu dinero. En nuestro caso, compensa, porque preferimos dedicarlo a viajar y vivir experiencias increíbles, en lugar de dedicarlo a otras cosas. Además, relativo porque, después de ver el musical, te das cuenta de que el precio es en cierto modo comprensible… la cantidad de gente que trabaja en el espectáculo y la que lo hará detrás del telón, hace que comprendas mucho mejor la tarifa… así que mi consejo es que si podéis permitíroslo, os deis un capricho por una vez porque en realidad compensa, con creces.

DONDE

La función se representa en el Teatro Lope de Vega, en plena Gran Vía madrileña: una calle que personalmente me encanta porque siempre está llena de luces y mucha gente, así que el ambiente está asegurado!

Al entrar al teatro y, después de ver el musical, comprendes que se realice solo allí… en realidad veo difícil que pueda trasladarse a provincias porque el montaje que requiere es una verdadera pasada… de hecho, veréis que está completamente tuneado, de manera que hay sistemas de luces y focos por todas las esquinas y dentro del escenario hay mil y un trucos y raíles que hacen que los decorados y efectos especiales dejen sorprendidos a todos los públicos.

En el vestíbulo principal os encontraréis un bar en el que podréis comprar bebidas y palomitas y todo ello vestido con un cuidadísimo merchandising que hará que caigáis en la tentación de comprar alguna cosa “de recuerdo”… como nos pasó a nosotros…. En pleno descanso bajé con los pequeños a dar una vuelta y no pudimos evitar hacernos un hueco y comprar un bol de palomitas…. A más de 7 euros, claro, porque allí nada es barato, pero después de comprar la entrada ya nada parece caro ;-). También tenéis una zona para comprar recuerdos, como DVD´s con la música, camisetas, peluches y todas esas cosas que se suelen vender para promocionarse.



Dentro del vestíbulo principal también podréis haceros alguna foto de recuerdo en una especie Photocall gratuito que no es más que una pared granate con el logo del musical en grandes letras doradas: sed hábiles y colaros para la foto, porque el remolino de gente alrededor es tremendo y solo los más jetas pueden llegar a inmortalizar el momento…. Allí no hay colas que valgan! Jajaja…. Nosotros que somos jetas sí conseguimos hacernos una foto para la posteridad J

Lo más flojo del teatro son los servicios que se llenan en un solo minuto y en el que hay que hacer largas colas… así que, sed también rápidos y aprovechad un buen momento para visitarlos… especialmente si vais con niños pequeños como yo!!!

NUESTRA EXPERIENCIA

Unos días antes del musical, recibiréis un correo electrónico en el que os darán buenos consejos e información general para disfrutar del espectáculo y alojaros en Madrid. Entre los consejos que os darán en ese mail está que lleguéis al teatro una hora antes. Nosotros llegamos media hora antes y la verdad es que nos hizo falta: entre la pequeña cola que hay en la entrada para poder acceder al teatro  y el rato que tardas en buscar tu butaca y acomodarte pasan bastantes minutos. Además, el tiempo que transcurre hasta que empieza la función pasa volando porque la emoción es tan grande que lo único que haces es sonreír y hacerte mil y una fotos y selfies en las butacas!!!! Jajaja…. Si vais os acordaréis de mí porque es verdad: en cuanto te sientas comienza la “fiebre selfie” y te inmortalizas de mil y una formas… hasta abrazado al bol de palomitas corportativo :-)


La función tiene una duración de casi tres horas, con un descanso intermedio de unos 15 minutos. Como íbamos con niños, elegimos la función de las 6 de la tarde, perfecta porque salimos un poco antes de las 9 de la noche y pudimos irnos a una hora estupenda a cenar y al hotel a descansar.

Si lleváis niños pequeños es conveniente que llevéis aguas y algo de merendar: nosotros llevamos una mochila con varias botellas y “trapalladas” varias para tenerlos entretenidos. Estuvimos dudando hasta el último momento en si podríamos pasar con cosas, pero no hubo ningún problema. De hecho, nos fijamos y vimos a muchas familias que hacían lo mismo, así que no hay problema.




El teatro está bien aclimatado, pero en general hace calor, así que id preparados para ir despojándoos de ropa… como las cebollas!!!


El espectáculo comenzó con cinco minutos de retraso sobre el horario previsto, supongo que serán los clásicos “5 minutos de cortesía” …. Y os aseguro que desde el minuto 1 en el que empieza, hasta el final estaréis con la boca abierta, entusiasmados y sin que exista el aburrimiento. Es completamente espectacular, no hay palabras para describirlo. Allí alucina todo el mundo: niños, adultos y ancianos, es increíble ver a todo el mundo en pie aplaudiendo.





Los actores, sus voces, la puesta en escena, los decorados que cambian en un abrir y cerrar de ojos, el vestuario, los animales (elefantes, jirafas, pájaros, pumas, antílopes…), las máscaras, la música en directo, todo, es simplemente maravilloso…. Está hecho al milímetro, no hay fallo, ni desafinación, ni resbalones jajaja!!! Es todo perfecto!!! En cuanto se abre el telón se te pone la piel de gallina… qué bonito! Me emociono solo de recordarlo, en serio.

Lo que más me impresionó, además de los decorados y los animales, fue la interpretación de Scar, Rafiki, Timón y Pumba, las increíbles Hienas…. No sé cómo lo han podido hacer pero te olvidas de que hay personas detrás de cada personaje y parece que estás metido de lleno en la película… las máscaras móviles de los dos leones adultos y los trajes que se funden con la persona son indescriptibles, tenéis que verlos!!!



Entre mis escenas favoritas: la primera y la última, por lo emocionante e impresionante de ambas. Como increíble en cuanto a imaginación y creatividad para representarla, la escena de la estampida en la que muere el padre de Simba, los lloros de las leonas, y la posterior sequía…. Con el efecto del agua desapareciendo en medio del escenario…



Otro de los consejos que os doy es ver la película antes de ir al musical. En nuestra casa es una de esas pelis “de cabecera”…. La teníamos en cinta de video de las de antes, y ahora en DVD. Se puede decir que nos la sabemos ya de memoria: mi hijo pequeño hasta hizo su función de fin de curso del Rey León con lo que se sabe todas las canciones de pé a pá. De hecho, durante el musical cantó que se mató! Y solo tiene 6 años… Tened en cuenta que el musical es casi exacto a la película, no solo en cuanto a la música, sino también en cuanto al guión.


En definitiva, un planazo. Si estáis dudando en hacerlo o no, no dudéis más, entrad y reservad entrada porque no os vais a arrepentir….

Creo que no se me ha quedado nada en el tintero, de cualquier modo, estoy a vuestra disposición para que me hagáis las preguntas que queráis incluyéndomelas en forma de comentario, así todo el mundo puede verlas y aprendemos más :-)



13 comentarios:

  1. Uoooo, pedazo de crónica que te has marcado! así da gusto! un hurra por ti! Yo lo vi en NY y me encantóooooo.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. Qué ganas me han entrado de ir a Madrid y ver el musical! Queda apuntado y te agradezco este tipo de posts porque son muy útiles

    ResponderEliminar
  3. Menudo planazo Ana! estoy segura de que todo salió a las mil maravillas, biquiños

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, Ana. Yo también soy una de las que lleva mucho tiempo queriendo ir y llevar a mis niños porque todo el mundo dice que es alucinante. Pero, claro, hay que preparar muchas cosas...y para eso además de dinero, hace falta coincidir en vacaciones, buscar alojamiento con buen precio, medio de transporte (me encantaría poder ir en AVE, porque desde Sevilla a Madrid en coche, ufff, muy cansado para los niños), etc.
    En fin, tu crónica me ha ayudado mucho y pienso que tengo que hacerlo como sea, jeje.
    Muchas gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué ganas le tengo Ana. Tomo nota de tus recomendaciones. Un besiño.

    ResponderEliminar
  6. Yo tuve la suerte de vivirlo hace dos años y tengo el gusanillo de repetir. Es un gran musical. Una experiencia única y emocionante. Leyendo tu post recordé muchas cosas. Super recomendable.

    ResponderEliminar
  7. Yo tuve la suerte de vivirlo hace dos años y tengo el gusanillo de repetir. Es un gran musical. Una experiencia única y emocionante. Leyendo tu post recordé muchas cosas. Super recomendable.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Yo fui hace ya unos 5 años y me encantó! El principio me dejó con la boca abierta y también canté como tu peque jeje besis

    ResponderEliminar
  9. Coincidimos en nuestro posts de escapada a Madrid, nosotros tb lo tenemos en mente desde hace mucho tiempo pero como tu, tenemos que esperar a que al menos pasen otros 4 años para que el peke pueda entrar y disfrutarlo como se merece o hacernos una escapada de pareja ;), lo que me ha encantado es que des el tip del alojamiento porque cuesta encontrar alojamientos familiares a buen precio y céntricos....yo te doy ideas en mi post de ayer...

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes que para mí fue el regalo sorpresa que me hizo mi señor marido por mi 40 cumpleaños... y desde luego me conoce y no podía haber elegido mejor regalo. Mi único pero fue no ir con los niños, pero estamos pensando en volver esta primavera con ellos.
    Mira que he ido a musicales (me encantan) pero este es sin duda el mejor de todos los que he visto: el montaje, la ropa, la puesta en escena... es simplemente brutal.
    Por cierto, lo ví casi al lado de donde estabais vosotros.
    Un millón de besos guapa, me alegro mucho de que hayáis disfrutado tanto con los niños.
    MUAKKKKKKK

    ResponderEliminar
  11. Muchisimas gracias por esta informacion ,tenia muchas dudas y me has ayudado muchisimo
    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Qué entrada tan completa Ana!!!
    Y qué envidia por favor...
    Yo si estuviera en Madrid habría visto todos los musicales, jeje.
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Chicas! Me alegro de que os haya parecid útil o interesante porque de eso se trataba.... además de animaros a ir, claro... jejeje
    Un besazo para todas!
    Ana ♥

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥