Calabazas portachuches

Esta idea que os presento hoy la intenté poner en práctica hace ahora un año. En aquella ocasión no tuve demasiado éxito... cuando vi el resultado me espantó.... no sé si fue por los materiales que utilicé, o simplemente por mi estado emocional... no debía tener mi mejor día y nada de lo que hacía me gustaba. Así que tiré aquellos "prototipos de calabaza" a la basura y pasé página...

Hace unos días, aquella idea de preparar unas calabazas portachuches volvió a mi cabeza, y como soy bastante testaruda me dije a mí misma: "démonos una nueva oportunidad, Anita".... y así fue... bajé al taller y me puse a trabajar.

Hoy por fin he conseguido el resultado que quería y he coseguido las Calabazas Portachuches que os presento... ¿os gustan?




En aquella primera ocasión utilicé unas servilletas demasiado blanditas y claro, al montar la calabaza me quedaban como "lamidas" y bastante cutres.... esta vez corregí el error y utilicé otras servilletas que tenía en casa...


Son unas servilletas que compré en CASA hace algún tiempo. Son más pequeñas de lo normal y vienen dobladas en rectángulo, en lugar de en cuadrado. Lo mejor de todo es que son un poco satinadas y más gorditas que las normales, por eso quedan con mucho más cuerpo. Si vais a hacer esta manualidad os las recomiendo!!!


Me parecen perfectas para regalar a los niños, para decorar una fiesta de Halloween o sorprender al vecino ;-)... a mí me encantaría que me regalasen una, vaya!!!! :-)... así que sed buenos vecinos y regalemos un detalle para que nos presten sal con buena cara ;-)


Os diré que son muy fáciles de preparar. Creédme, éstas las hice en veinte minutos. Lo único que tenéis que hacer es tener a mano todos los materiales. No tienen ninguna complicación.


El material estratégico es la servilleta, tal y como os conté, pero si no tenéis, incluso podéis prepararlas con papel pinocho naranja, o papel de seda, eso sí, en estos casos tened en cuenta que vais a tener que recortar varios cuadrados y superponerlos, para que tengan grosor y evitar que la calabaza se os rompa.


Para hacerlas podéis seguir los pasos que os indico a continuación. Creo que no necesitan ni explicaciones, la verdad.... para que veáis que son facilísimas de hacer :-)


Con un poco de fieltro verde hice el rabito de la calabaza, dando vueltas hasta cubrir del todo el final de las puntas de la servilleta. Para pegar el fieltro de forma segura apliqué un poco de silicona caliente y volilá!


Una vez que hayáis pegado el fieltro, enrolláis un poco de limpiapipas (así es como le llamo yo a esos alambres cubiertos de pelito) con la ayuda de un boli, para conseguir esas tiras retorcidas tan típicas de las calabazas...

Ya las tenemos, ahora solo queda pensar a quién se las vamos a regalar ;-). Por cierto, si quieres otra idea chula para regalar caramelos en Halloween, te sugiero que veas nuestras "Escobas Portachuches", que creo que también te sorprenderán!

Besos y hasta el jueves!!!

6 comentarios:

  1. Como siempre, un detalle super cuidado, fácil y divertido!

    ResponderEliminar
  2. Qué gracioso queda Ana! Gracias por el tutorial ;)

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que eres testaruda y lo has intentado de nuevo... !!! Son preciosas!!!
    Seguro que las primeras que hicistes tambien te quedaron bien, seguro que no era tu dia... y vivan las segundas oportunidades...
    La idea me la guardo y me pienso a quien se la regalo... Ja,ja, hay muchos candidatos... besos

    ResponderEliminar
  4. que chulisimas las calabazas!!! me encantan

    ResponderEliminar
  5. Hola! nos ha gustado mucho la idea, qué bien que la has retomado y la hemos podido ver! besis

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥