Cajas forradas Home Made

¿Qué tal la resaca Navideña??? Nosotros cansados pero contentos :-)

Volvemos a la normalidad, a nuestra cabecera de Blog habitual... recogemos el árbol, los adornos de casa y el Belén hasta el año que viene :-(

Ahora tocan rebajas y dentro de nada ya será primavera en el Corte Inglés, así que ánimo que esta cuesta de enero se hace dura para todos....

Pensando y pensando qué post os iba a traer hoy, he decido recuperar uno de mis "borradores" en cartera y traeros una manualidad muy especial para mí... 

Unas facilísimas y práctiquísimas cajas forradas Home Made...






La vena creativa me viene de muy pequeña y siempre me ha encantado experimentar con nuevas manualidades… ahora que vuelvo la vista atrás me voy acordando de ellas y me gusta compartirlas con todos vosotros. 


Una de esas experiencias creativas que fui probando con el tiempo fueron las cajas forradas… no sé ni cómo ni porqué, pero un día se me ocurrió coger una caja de zapatos y probar a forrarla con los materiales que tenía por casa… eso fue cuando tenía 18 años (uffff, cómo pasa el tiempo… si parece que fue ayer…) y se convirtió en una verdadera obsesión… empecé a forrar y forrar cajas de zapatos, para todo aquél que me las pedía… de hecho, llegué a ir a las zapaterías a pedir cajas vacías para poder atender a la demanda ;-)


Recuerdo que incluso un compañero de universidad que tenía una tienda de regalos me ofreció venderlas en su negocio… me quedé completamente boquiabierta e incapaz de asumir ese reto… creía que mis cajitas caseras no iban a estar a la altura y me quedé con la duda de su posible éxito…


De cualquier modo, casi disfruté mucho más haciéndolas para familiares y amigos … hace algún tiempo una buena amiga (Pilar!!!! ya sabes que me refiero a tí!!! ♥) me recordó que aún usa una de mis cajitas para guardar cosas de su hija… no sabéis qué ilusión me hizo!!! Y eso que han pasado un montón de años desde que se la regalé :-)


Hoy quiero compartir con vosotros estas cajas, para que veáis lo fáciles que son de hacer y lo útiles que resultan para mil aplicaciones… mis hijas las usan para guardar bandanas, cables y cargadores, carteras,.... lo que se os ocurra!!!

¿Qué vamos a necesitar?


Caja con tapa. Son perfectas las cajas de zapatos porque resultan bien rígidas para poner sobre ellas el material de adorno.

Papel adhesivo/tela/papel de regalo. Las cajas se pueden forrar con cualquier material, papel, papel adhesivo o tela, todo depende de lo que os guste. Las que yo hacía eran de papel adhesivo estampado (los podéis encontrar en cualquier tienda de bricolaje) y de tela. Yo he elegido un papel adhesivo animal print que tenía por casa para preparar este tutorial.


Lápiz para marcar el patrón de corte.


Regla, para marcar el patrón de corte.


Tijeras. Si van a a ser de tela, mejor que sean tijeras de corte en zig zag, de las que usan las modistas. Mi tijera tiene más de 20 años, me la regaló mi madre, precisamente cuando me aficioné a forrar cajas.


Pegamento de barra. Debe ser de barra para que al colocar el forro encima de la caja no queden bultos que afeen el acabado.

Cinta o adorno para rematar la tapa de la caja (opcional). En mi caso, he optado por colocar una cinta de raso negra de lunares y preparar un lacito zapatero de adorno.



¿Cómo las hacemos?


1.- Estiramos el material


Estiramos el material con el que vamos a forrar la caja. Si se trata de tela, es conveniente que la planchéis antes de nada, para evitar que tenga arrugas y así el acabado es más perfecto. Si se trata de adhesivo o papel, es importante que esté bien estirado, evitando que se enrolle por la inercia. 


2.- Marcamos el patrón de corte


Colocamos la caja a forrar sobre el material con el que vayamos a forrar. Marcamos con el lápiz la base de la caja para tenerla de referencia a la hora de preparar el patrón de corte.


Dejamos la caja a un lado y medimos el alto de sus lados. Volvemos al material de forro y con la regla marcamos el patrón de corte:


* pintando los lados hacia arriba, dándole la altura que acabamos de medir en la caja, más 3 centímetros más para poder remeter hacia dentro el forro.


* pintando unas solapas de unos 2 cm que servirán de cierre de dos de los lados, para poder doblar el forro y que el acabado quede limpio.

Lo que os debe quedar marcado sobre el forro es algo como lo que os enseño en este dibujo:

 

3.- Cortamos el material


Una vez marcado el patrón de corte, procedemos a cortarlo con cuidado. En caso de tela es conveniente utilizar una tijera de zig zag para evitar que se deshilache. Hace poco una amiga seguidora me preguntó dónde había comprado la mía: os contaré que en tiendas de labores y también en Ikea, en la zona donde venden las telas por metro.


4.- Pegamos el forro a la caja


Una vez terminado el patrón de corte, aplicamos pegamento de barra a la base de la caja y la colocamos sobre el rectángulo que habíamos marcado inicialmente.


Le damos la vuelta y repasamos bien con la mano, estirando del centro hacia afuera  para que no queden bultos. Este paso es especialmente importante, en el caso de forrarlas con adhesivo, ya que siempre tiende a dejar  burbujas de aire que tenemos que eliminar. Si no podéis eliminarlas con la mano, podéis utilizar un alfiler para “estallarlas” y que salga el aire hacia fuera.


Hacemos la misma operación con cada uno de los lados de la caja, levantando en primer lugar los que no tienen solapas laterales. Doblamos el exceso de forro hacia el interior de la caja, para que quede perfectamente rematada.



Pegados los lados sin solapas, hacemos lo mismo con los que sí las tienen, pegando las solapas y doblando el excedente de forro hacia el interior de la caja.


Durante esta operación de pegado, hay que estirar constantemente el forro, para eliminar arrugas y/o burbujas de aire, como os expliqué antes.


Cuando terminemos con la base de la caja, tenemos que hacer lo mismo, pero esta vez con la tapa. El proceso es exactamente igual, lo único que tenéis que tener en cuenta es dejar las mismas medidas de solapa (2cm) que en la base y que éstas estén ubicadas en los mismos lados de la caja, para que al cerrarla quede un acabado ordenado.

Encima de la tapa podéis colocar algún adorno que os guste, cintas, tela, madroños, puntillas, ... las posibilidades son infinitas. En mi caso, decidí colocar una cinta alrededor de la tapa y rematarle en el centro con un pequeño lazo zapatero... 





Se deja secar… y ya está! ¿Os ha parecido fácil? Sí que lo es, quizás parece más difícil al leer el tutorial, pero de verdad que es fácil y muy entretenido… ya os conté que en mi caso se convirtió en una obsesión y las preparaba casi de tres en tres… vamos, como churros!


Muchos besos ♥

23 comentarios:

  1. Hola Ana! hay que ver que te quedan perfectas!!! yo también sucumbí hace algún tiempo con las cajas, pero no tenían tu acabado perfecto. Tengo alguna caja por casa y dan ganas de ponerse a ello, jajaja.
    Gracias por el tutorial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado monísimaaaaa. Un besin

    ResponderEliminar
  3. preciosa!!! seguro que me animo a probarlo!!!

    ResponderEliminar
  4. El papel elegido es ideal para la caja. Ha quedado preciosa. Tengo decenas de cajas de zapatos que mi síndrome de Diógenes impide tirar así que probaré con tu magnífico tutorial.

    ResponderEliminar
  5. Ostras... que llevo ya tres comentarios y no me publica nada... horror¡¡¡
    Te decía que yo desde hace mucho tiempo soy fan total de forrar cajas. Las tengo grandes, pequeñas y medianas y me encanta abrir los armarios y verlas ahí todas customizadas.
    Un beso muy grande. MUAKKK

    ResponderEliminar
  6. Precisamente este tutorial me hacía falta. Me viene "como anillo al dedo". Lo intentaré y espero que me queden al menos, la mitad de bonitas que a ti. Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Pues a forrar cajas que siempre quedaran mucho más bonitas . Esta tarde lo intento, gracias por compartirlo con nosotras
    Bsos

    ResponderEliminar
  8. Que xulo Ana!!!
    Yo también he sido una adicta a las manualidades desde bien pequeña!!
    Me encanta el patrón de corte!
    Muy útil!!

    Un Besazo

    Cosetes de Marta

    ResponderEliminar
  9. Hola Ana!
    Tu entrada de hoy nos ha traido grandes recuendos. A Aifos, hace un tiempo, también le entró una gran fiebre por forrar cajas.De todos los tamaños posibles y con multiples papeles. De esto igual hace 10 años, pero todavía hoy resisten. Quedan genial y desde entonces nos encanta ponernos manos a la obra y forrar cajas. Al final lo que más cuesta es decidirse por un papel bonito porque hay tantos...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. No me extraña que quisieran comprártelas para vender ... Son bonitas y hechas a la perfección... También forre algunas hace años pero de papel de regalo que a veces se rompia pero de manera más "farrullera", es decir, imperfecta... Besos. Anachicuca

    ResponderEliminar
  11. Vaya Ana se me han puesto los pelos como escarpias nena¡¡ es que yo todavía las conservo las que hice antes de casarme, yo además de hacer miles de manualidades también coleccionaba todo lo que encontraba, posavasos, envoltorios de caramelo, adhesivos.... y miles de cosas... en fín que mi madre me dio un ultimátum para que ordenara en plan guay y me dio por forrar cajas de zapatos a tutiplén ¡¡¡ oye que conservo muchas y están intactas, un besote MAr

    ResponderEliminar
  12. Cómo me gusta el resultado, es ideal de la muerte!!!! Mil gracias por compartir siempre todos tus trabajos tesoro.
    Un besote grande

    ResponderEliminar
  13. Ya veo que un artista no se hace, se nace, y tu vena creativa no es de ahora, sino de siempre.
    Qué ilusión que tus amistades guarden tus cajas de hace tanto tiempo! Es que quedan taaan monas.
    Lo de forrar cajas es un vicio, dimelo a mí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Eres una artistaza, Ana! Qué caja tan bonita te quedó, es preciosa y como siempre el tutorial es maravilloso!
    Yo quiero una cajita... jajaja Algún día intentaré forrar una.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  15. una caja preciosa y que bien explicado! hasta parece facil, jeje! bicos

    ResponderEliminar
  16. Unas cajas preciosas y muy decorativas!! gracias por el paso a paso,
    te deseo lo mejor del 2015 para ti y tu familia.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, chicas! Feliz año para vosotras también. Aquí seguiremos, compartiendo cosas cada semana!
    Un beso grandísimo para todas y gracias por dejarme vuestros comentarios!!!!
    Ana

    ResponderEliminar
  18. Hola! qué maravilla de tutorial! nos ha encantado ya que nos gusta mucho forrar cajas, los cortadores de galletas los tenemos en cajas forradas jeje besis

    ResponderEliminar
  19. Gracias por compartir y Feluz 2015

    ResponderEliminar
  20. Queda monísima! Tengo unas cuantas cajas pendientes de tuneo, a ver si me hago con papel adhesivo y sigo tu tutorial ;)

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  21. estupendo paso a paso...yo ya había forrado algunas...pero como soy una cagaprisas, el resultado no tiene nada que ver con elas tuyas, je,je

    ResponderEliminar
  22. Me gusta muchísimo el paso a paso
    vero4casa

    ResponderEliminar
  23. te ha quedado muy bonita, yo tambien he forrado alguna caja donde guardo cosas de scrap, y cuando mis hijas eran más pequeñas se las forraba para que metieran sus cositas. Todavia andan por ahi.

    muchos besos.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥