Mi lema para el 2014: Desafío Love Craft

Cuando leí el Desafío Love Craft que nos proponían las chicas de Mi Cajita de Música y Coleccionando Cosas Bonitas para este mes de enero confieso que me quedé un poco perpleja ...

Publicar una lámina creada por cada participante en la que expresemos qué esperamos del nuevo año que acaba de empezar...

Madre mía de mi vida!!!! No me digáis que no es un poco complicado, ¿verdad? Al menos, a mí me lo pareció, sobre todo, poder elegir una de esas cosas, escapando un poco de lo que todos le pedimos a un nuevo año, mucha salud para los nuestros, trabajo y tranquilidad...

Pensando y pensando, decidí buscar una frase que resumiese un poco cuál es mi lema, no solo para el 2014, sino para todos los años de mi vida... de hecho, es un lema que ya forma parte de mi filosofía de vida y creo que no me va mal desde que me lo aplico todos los días...


La frase me parece realmente genial. No creáis que es cosecha mía, de eso nada!!! Ya me gustaría a mí que se me ocurriesen frases como ésta. Su artífice es el señor Jackson Browne Jr., que a partir de ahora es uno de mis ídolos particulares :-). ¿Lo conocéis?. Yo lo descubrí hace unas semanas. Os cuento, el Sr. Browne es un publicista y escritor americano que escribió a su hijo unos consejos cuando éste se iba a ir a la universidad a estudiar. Esa hoja de consejos que escribió el padre al hijo resultó causar furor entre los compañeros de la universidad, hasta el punto que un editor identificó el filón y los publicó en el libro Life´s Instruction Book, que se convirtió en un Best Seller durante varios años.

En ese libro, el Sr. Brown Jr. le da a su hijo un montón de consejos en forma de citas o frases cortas como las que hoy os traigo. Son frases con las que me identifico completamente y consejos que me encantará darle a mis hijos cuando sean un poco mayores, para que sean felices y buenas personas. Os aconsejo que los leáis, porque os van a encantar.

Me sacan de quicio las personas que siempre ven el lado negativo de las cosas, aquellas que tienden a ver siempre "la botella medio vacía", en lugar de "medio llena". Creo que esa negatividad no hace más que perder nuestra energía en cosas que no valen la pena y hace que nos perdamos esas cosas buenas que se nos presentan delante de nuestras narices todos los días.

Esas mismas personas que ven solo la parte negativa ("siempre negativooo, nunca positivoo" jejeje) suelen ser, también, las que nunca son felices y siempre están en busca de esa ansiada felicidad que por más que esperan y desesperan nunca les llega... ¿porqué será?


Pues os explico mi teoría, creo que la felicidad está en el día a día, tratando de ver el lado positivo de las cosas que nos suceden y de las personas que nos rodean. Disfrutar de las pequeñas cosas de cada día, de los momentos sencillos, creo que ahi está el secreto de la felicidad.

Por eso he elegido esta cita, porque creo que sintetiza estupendamente lo que os estoy contando... "la felicidad NO es la meta, sino el camino, disfrútalo mientras lo recorres"... disfrutemos del día a día, y no estemos pensando en si somos o no felices porque si estamos todo el tiempo obsesionados por buscar esa felicidad, seguramente nunca la encontraremos.

La técnica para preparar la lámina en el Desafío Love Craft era libre, así que decidí diseñarla con Power Point (ya sabéis el cariño que le tengo...) y a partir de algunas fuentes bonitas, me puse a preparla... espero que os haya gustado


Para todos aquellos que estéis leyendo este post y que estéis de acuerdo con mi lema y compartáis mi filosofía de vida y la frase del Sr. Browne Jr., os dejo el imprimible gratuito en este enlace, así podréis imprimirlo y ponerlo en un lugar bien visible de vuestra casa, para no olvidarlo ni un solo día de este año que acaba de empezar, ¿os animáis?

Espero que os haya gustado, estoy deseando ver el resto de lemas para este 2014.... 

Un beso enorme y a disfrutar de la vida, que es muy corta!!!!




Pegamentos creativos

Hoy toca sección de Materiales Creativos y he decidido hablaros de un material básico para conseguir proyectos y resultados estupendos: los pegamentos.

Puede parecer un post poco "glamuroso" y un tanto "soso" pero creo que es importantísimo tener muy clara la oferta de productos con la que contamos y los mejores usos que debemos darles. ¿Empezamos?

Aquí los tenéis a todos, posando para la "foto de familia", jejeje....


Para poder explicaros las características de cada uno de ellos de un modo lo más sencillo posible, he opotado por preparar una sencilla ficha en la que os resumo sus usos básicos, así como sus ventajas e inconvenientes.

Empezamos por el PEGAMENTO DE BARRA de toda la vida y que seguro que casi todos tendréis en vuestras casas ...



Y seguimos por el PEGAMENTO IMEDIO... ¿quién no ha usado en cole uno de estos tubitos??? Con ese olor tan característico... confieso que era un poco adicta a ese olor...



MMMM.... y llegamos a mi amada PISTOLA DE SILICONA ... sin lugar a dudas, uno de mis mejores descubrimientos en los últimos años... ya no podría vivir sin ellaaaaa!!!!!




Seguimos con la SILICONA... pero esta vez FRÍA y LÍQUIDA, ¿qué os parece?... la he descubierto hace muy poco tiempo y se puede decir que de pura casualidad, en un almacén de material de oficina... qué os parece??? La habíais visto alguna vez? Os diré de ella que extremadamente versátil y que nos vale para todo tipo de materiales, la única pega es que tarda bastante en secarse... aquí os dejo con mi análisis "técnico"...




Dejamos la silicona por un momento y nos pasamos al PEGAMENTO PARA TEJIDOS. Perdón por el tubo de la foto, pero es que no tenía uno en casa en mejor estado... este pegamento es el que usaba para pegar telas y cintas antes de descubrir la silicona caliente... por eso reconozco que últimamente no lo utilizo demasiado porque me he rendido a los pies de la "pistola"...



Y... llegamos al final del tour por los pegamentos ... la COLA BLANCA. La que yo tengo sirve tanto para pegar manualidades de madera, como para pegar papel. El mejor uso de esta cola es en trabajos de decoupage, de modo que rebajada con agua nos sirve para aplicar sobre las servilletas a "empapelar".



Y hasta aquí el tutorial de pegamentos creativos, espero que os sirva de utilidad, al menos para aclararos con qué oferta básica podemos contar y qué usos debemos darle a cada uno de ellos, para sí sacarles el mayor partido posible y obtener unos resultados estupendos.

Si tenéis cualquier duda ya sabéis dónde estoy, de acuerdo? Un beso!!!

Nos vemos el miércoles, con un nuevo Desafío Love Craft de lo más profundo en el que os contaré parte de mi filosofía de vida, así que no os lo podéis perder...

♥♥♥

Guirnalda de flores de algodón

La guirnalda que os presento es fruto de la pura casualidad y gracias a que mi hija Blanca (la manitas de la casa) me pidió algodón de colores para hacer un cuadro para su profe... así que, le compré una de esas bolsas de algodón de colorines que usaban hace años nuestras madres para desmaquillarse (al menos la mía) y pensé... qué monas son estas bolitas!!! Tengo que utilizarlas para hacer algo bonito... y de golpe y porrazo se me vino la imagen de las flores a la cabeza...

Y así fue cómo nacieron nuestras guirnaldas de flores de algodón... ¿no os parecen una monada? con esos tonos pastel tan bonitos.... y aún queda el tono amarillo... que tengo que utilizarlo en otra ocasión!!!!


Ayyyy, cómo me gusta el resultado.... me da ganas de comérmelas!!! parecen de algodón de azúcar, por favor... y además es que son tan fáciles de hacer!!! Os animáis??? Vamos allá!!!


Materiales que vamos a necesitar:

♥ Bolitas de algodón de colores de las de toda la vida. Las podéis encontrar en casi cualquier droguería o en las grandes superficies.

♥ Pistola de silicona, para pegar las bolitas. En caso de que no tengáis pistola de silicona, podréis probar con pegamento líquido fuerte.

♥ Tijeras

♥ Cinta que os combine para pegar las flores y convertirlas en una monísima guirnalda ;-)



Modo de hacerla:

El paso a paso casi sobra, es facilísimo y lo vais a ver claramente en el mosaico que os presento a continuación. Lo más complicado es ir pegando las bolitas alrededor de la central, de modo que vayáis ajustándolas un poco para que cojan su nueva forma. Para esta manualidad la pistola de silicona es perfecta porque se seca rapidísimo y sujeta perfectamente las bolitas, sin riesgo a que se despeguen.


Una vez que tenemos las flores preparadas y están bien secas, medimos la cinta que necesitamos y colocamos las flores sobre la misma para ver la posición exacta de cada una de ellas. Una vez que las tengamos perfectamente ubicadas, pasamos al último paso que es pegarlas a la cinta, para lo cual también os recomiendo utilizar silicona.


Y ya la tenemos, una guirnalda ideal para decorar cualquier cosa que se os ocurra y una manualidad facilísima para hacer en compañía de los niños.



Espero que os haya gustado tanto como a nosotras....

La semana que viene publicaré el lunes y el miércoles, que toca un nuevo Desafío Love Craft.  El lunes os espero con un post de la sección de Materiales Creativos que tengo un tanto olvidada y que creo que va a venir genial para todos los amantes de las manualidades que estéis al otro lado... así que os quiero el lunes pegaditos a la pantallaaaa.

♥ Bye Bye ♥


Cake Pops para Paula

Una de las cosas que más me gustan de la repostería creativa que tan de moda está ahora son los Cake Pops. Tardé bastante tiempo en probar a hacerlos y tras varios intentos logré que me saliesen sin riesgo de "escurrimiento".

Hace algún tiempo dediqué un post específico a contaros mi experiencia y a daros algunas claves para que a vosotros también os salgan sin problema. De hecho, os confesaré que con la cantidad de posts que ya os he presentado, esa entrada de claves para hacerlos es la número uno en visitas en Celebra con Ana, y hasta ahora ha sido imbatible por ninguna otra.... así que intuyo que os deben gustar los cake pops!!!

Por eso hoy he decidido presentaros unos cake pops que preparamos hace ya unos cuantos meses... Hace tiempo fue el cumple de una de las amigas de mi hija mayor, así que como ya suele ser tradición, me pidió que le preparase algún detalle repostero para llevarle de sorpresa al cole... a Paula, que así se llama la cumpleañera, le chiflan los cake pops así que lo tuvimos realmente fácil... una de cake pops, por favor!!!


Decidimos preparar los pops de Nuttella con cobertura de chocolate de repostería de Nestlé. Me gustan las decoraciones sencillas, por eso por encima simplemente colocamos unas bolitas de dos tonos pastel, rosa y azul...


La verdad es que al verlos todos en formación quedaban monísimos, con esos tonos tan suaves en contraste con el chocolate...


Preparamos un centro, a partir de una caja pequeña de fresas... la forramos con un papel de regalo en cuadros vichy que había comprado en Primark hace tiempo (os los recomiendo, los tienen preciosos y a un precio fabuloso) y por delante le pegamos con un poco de silicona, un trocito de tira de madroños en azul pastel... me vuelven loca los madroños!!!!


Como complemento, preparamos un pinchito con el mensaje de felicitación para Paula...


Y para darle un toque aún más femenino y romántico, decidimos recurrir a mi querido troquel de mariposa calada de Martha Stewart que nunca falla y le da todo un aire tan precioso.... 


Y hasta aquí los cake pops de hoy, espero que os animéis a prepararlos en casa, ya veréis lo que le gustan a los niños (y no tan niños...) y lo bonitos que quedan en vuestras fiestas!!!

Besos y hasta el jueves que os espero con una nueva entrada.


Tarta pez

¿Recordáis el cumple 7 Mares que celebramos el año pasado?

Pues hoy os voy a enseñar cómo preparé la tarta pez de la fiesta.... os contaré como secreto que las niñas no la probaron (después de comer tantas chuches ya no podían más!!!!) y por lo tanto la reservamos para el día siguiente y nos la acabamos comiendo los mayores.... bueno, al menos quedó bonita en la mesa de postres y además estaba DELICIOSA.


Debo reconocer que le di bastantes vueltas al tema de la tarta para la fiesta porque había visto la idea de la tarta pez muchas veces, pero decorada con lacasitos y, aunque me encanta cómo queda, me apetecía darle un toque diferente y combinado con los colores de la fiesta... el azul, naranja y el verde...


En principio la iba a decorar con glaseado de colores que queda estupendo sobre el chocolate, pero después se me ocurrió preparar unas escamitas de fondant y a partir de ahí surgió todo lo demás!!! Aproveché algunas chuches que me habían sobrado del cumple y las coloqué en la tarta: las burbujitas verdes y las estrellas azules alrededor...


Os apetece hacerla en casa? Yo os la recomiendo 100%, es tremendamente fácil (a pesar de los muchos ingredientes que lleva) porque no necesita de ningún relleno especial... se queda un bizcocho tan jugoso que da sensación de que te estás zampando una tarta... es ideal, rápida y rica, qué más podemos pedir?

Pues vamos allá, para facerla vamos a necesitar los siguientes Ingredientes y además la thermomix (lo siento para las que no la tengáis, aunque entiendo que se puede adaptar perfectamente con batidora y calor):

Para el bizcocho:

50 gr. de maicena
30 gr. de cacao puro en polvo sin azúcar (yo utilizo el de Valor)
100 gr. de azúcar moreno
220 gr. de agua fría
120 gr. de chocolate para postres (yo utilizo el de Nestlé)
75 gr. de mantequilla
80 gr. de aceite de oliva
2 cucharaditas de extracto de vainilla
2 huevos grandes (talla L)
150 gr. de azúcar
125 gr. de harina de repostería tamizada
2 cucharaditas y media de levadura Royal

Para la cobertura

200 gr. de chocolate de postres (yo he utilizado el negro de Nestlé)
200 gr. de nata líquida para montar


Preparación del bizcocho


Precalentamos el horno a 180 ºC.

Engrasamos bien el molde redondo que vayamos a emplear con aceite o mantequilla. Yo ahora siempre utilizo spray desmoldante y es fantástico!

En el vaso de la Thermomix metemos la maicena, el cacao sin azúcar, el azúcar moreno y el agua. Programamos 5 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 3.

Añadimos el chocolate en trozos y la mantequilla. Programamos 1 minuto, velocidad 4 y sin temperatura, ya que nos bastará con la temperatura residual del vaso.

Añadimos el aceite, la vainilla y uno de los huevos y mezclamos todo durante 20 segundos a velocidad 3.

Añadimos el otro huevo y volvemos a mezclar otros 20 segundos a velocidad 3.

Agregamos el azúcar y programamos 30 segundos a velocidad 3.

Por último, incorporamos la harina tamizada y la levadura y mezclamos 8 segundos a velocidad 3.

Vertemos la mezcla sobre el molde engrasado y horneamos a 180 ºC durante unos 30 ó 40 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo, así que yo os recomiendo que os quedéis pendientes y cuando haya pasado media horita probéis a introducir una varita para ver si ya está.

Sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar.

Cuando haya enfriado le dais la vuelta y lo ponéis sobre la superficie en donde lo vayamos a decorar.


Preparación de la cobertura

Metemos la nata en el vaso de la thermo y programamos 5 minutos, temperatura 100ºC y velocidad 1.

Añadimos el chocolate en trozos y programamos 1 minuto a velocidad 4.

Dejamos que se enfríe un poco antes de aplicarla a la decoración.


Cuando el bizcocho esté frío cortamos un trocito como el de la foto que hará a la vez de boca y de cola del pez.

Debajo del bizcocho colocamos trozos de papel de horno para evitar que la blonda o lo que pongáis debajo, se nos manche de chocolate.

A continuación aplicamos con una espátula la cobertura por encima y por los lados. Os va a resultar muy fácil porque la cobertura aún estará calentita y ya veréis que bien se esparce. 

Lo siguiente será ponernos a decorar el pastel, para ello tenemos que ponerle un ojo (en mi caso tengo unos ojos ya preparados de azúcar, pero podéis hacerlo vosotras mismas con un simple circulo de fondant blanco y pintando en el centro la pupila), escamas, o lo que se os ocurra.

Las escamas las preparé unos días antes para que esuviesen ya duras y con consistencia y las fui colocando poco a poco y con paciencia en el pez.

Para la aleta se me ocurrió la idea de utilizar fondant verde y cortarlo con mi cortador con forma de tulipán... quién me lo iba a decir cuando lo compré!!!! je, je.


Una vez que hayamos terminado con la decoración, dejamos secar la tarta en un lugar fresco y seco para que la cobertura se endurezca. Este será el momento de tirar de los papeles de horno que habíamos colocado bajo el bizcocho, con cuidado de que con el tirón no se manche nuestra querida blonda...

Y ya la tenemos!!! Nuestra tarta pez lista para comerrrrr, qué rica por favor, estoy deseando volver a hacerla, pero probaré con otra forma... hay que variar ;-)

Besos y hasta el martes que viene ♥



Pompones de servilletas de papel

¿Os gustan los pompones de papel para decorar las fiestas?

Yo soy una completa fan de ellos y siempre que puedo incorporo alguno a mis decoraciones.



En realidad ya os he hablado en otras ocasiones de los pompones de papel, incluso os he presentado un tutorial específico para enseñaros a hacerlos en casa, a partir de materiales alternativos como el papel pinocho.... ese gran olvidado de las manualidades....

Hoy vuelvo a la carga y os muestro un nuevo post dedicado a esos pompones de papel que tanto nos gustan, pero esta vez con una nueva innovación en cuanto al material de base... hoy os presento los pompones hechos con servilletas de papel.

Hace algunas semanas, Pi , una amiga lectora y blogger, me sugirió una idea que me entusiasmó desde el primer momento: utilizar las servilletas de papel para hacer pompones para fiestas. En realidad son de esas ideas que te dejan con la boca abierta y que te hacen pensar en cómo no se te abrá ocurrido antes!!!

Me encanta recibir vuestros mails y sugerencias, así que no dudé en poner en práctica la idea de Pi y me puse manos a la obra para preparar los pompones de servilletas del cumple Cowgirls de mi hija Julia.

Hacer pompones de papel de seda en casa presenta, en mi opinión, muchos pros, pero algún que otro "contra":
  • La cantidad de pliegos de papel que nos hacen falta.
  • El precio de los múltiples pliegos que nos hacen falta.
  • La dificultad para encontrar papeles de seda en tonos específicos que se puedan salir de lo corriente.
De todos estos "peros" para mí el más engorroso es el tercero y lo he sufrido en más de una ocasión en mis propias carnes (qué mal suena, pero es que es así!!!!). Ese proceso de búsqueda incansable de ese papel de seda en ese tono específico de rosa o de azul que me combine con el cumple... visitando sin éxito papelerías, grandes almacenes, hipermercados....  (psh, psh, un secreto... hasta he hecho pompones con papel deshechable de una clínica dental.... gracias a mi querida amiga "E" que siempre está dispuesta a ayudar.... mantengo su nombre en el anonimato, para evitar represalias, jejeje).

Pues esa búsqueda infructuosa ha llegado a su fin.... porque además del papel pinocho, podemos hacer nuestros pompones con esas servilletas de colores que acumuláis en casa sin saber qué destino tendrán algún día...

Una solución estupenda a nuestros problemas porque las servilletas son económicas y al disponer de una gran gama de colores podemos encontrar casi siempre lo que estamos buscando. Además, los pompones quedan mucho más vistosos porque ganan en volumen, ¿queréis que os explique cómo hacerlos?

Allá vamos: 

Materiales

♥ Servilletas de papel del color o diseño que os guste. También pueden valer servilletas estampadas, o de varios colores,  aunque nunca he probado con estas opciones segurísimo que quedan ideales.

♥ Tijeras.

♥ Cordón para atar y colgar el pompón 

Modo de hacerlos

El procedimiento es el mismo que ya os enseñé en la otra ocasión, pero para haceros más sencillo os incluyo algunas explicaciones adicionales.

Lo primero es coger un total de 8 servilletas por cada pompón que vayáis a preparar y las colocamos bien apiladas para que todos los extremos coincidan.


Tened en cuenta que el tamaño del pompón variará en función del tamaño de servilleta que utilicéis. Para hacer los pompones marrones del cumple Cowgirl empleé unas servilletas grandes que compré en Ikea y me quedaron unos pompones muy vistosos. Pero podéis utilizar servilletas de las de tamaño normal o incluso servilletas chiquitinas, de las tipo cocktail, y pueden quedar unos pompones mini estupendos para decorar un paquete o cualquier cosa que se os ocurra.

Empezamos con el procedimiento habitual en la fabricación de pompones y comenzamos a doblar las 8 servilletas en zig-zag, hasta terminar.





Doblamos por la mitad y a esa altura intermedia atamos un cordón, dejando un largo suficiente para que luego lo podamos colgar de donde queramos.



Cortamos los dos extremos con el acabado que más os guste, de manera que queden las puntas igualadas, en corte recto, redondo, pico....



Empezamos a separar las servilletas hacia arriba, de modo que iremos dándole forma al pompón. Y aquí viene una ventaja importante de este material y es que podemos separar las diferentes capas que tiene cada servilleta de modo que el pompón nos quedará aún más "frondoso" y bonito. Ya veréis, tenéis que probarlo.




¿Os ha parecido interesante esta I+D+i pomponera?

Me encantaría saber vuestra opinión, así que contadme en los comentarios vuestras experiencias con los pompones, por favorrrr.

Un beso enorme y hasta el jueves ♥


Triple 40 cumpleaños en frambuesa

Estos días he estado pensando qué post os iba a enseñar. En realidad debo confesar que tengo "en cartera" un montón de entradas, con cosas que he hecho hace tiempo, mucho tiempo antes de que tuviese este blog.

Buscando en ese baúl de mis recuerdos en el que se han convertido los borradores de mis post, me he encontrado con uno que me hace especial ilusión compartir con vosotros hoy.

Hace algo más de dos años me encargué de preparar un triple cumpleaños muy especial... tres amigas de las de siempre (entre las cuales me encontraba yo misma) que se unen para celebrar juntas, nada más y nada menos, que su 40 cumpleaños.... así fue, una idea divertidísima y genial!!!

En realidad soy de las que piensa que los 40 años hay que celebrarlos por todo lo alto, no me pasó esto con los 30 y eso que con una menor edad parece que estás más dispuesta para las fiestas ... creo que a medida que te vas haciendo mayor valoras más tu familia y los amigos que tienes siempre a tu lado y eso es lo que más anima a celebrar, no creéis?

Ya os enseñé en su día, la fiesta de 40 cumpleaños en plateado que organicé para mi familia en casa. En esta ocasión se trataba de una cena de cumpleaños que se iba a celebrar en una casa rural en el interior de Galicia, por lo que la decoración de la mesa debería ser sencilla para poder trasladar hasta allí todos los detalles de la noche... por eso, pensé en un Kit de fiesta bastante simple, formado por:

♥ Menús
♥ Servilleteros
♥ Etiquetas para embolsar las galletas de regalo


Y qué gama de color utilizar? Pedimos a los propietarios de la casa que la decoración de la mesa (mantelería, vajilla y flores) fuera de color blanco, con lo cual cualquier color valía para los adornos.... pero dado el componente extra femenino de la fiesta, opté por irme a la gama de los rosas y a la hora de ponerme a diseñar las cosas con el ordenador me decanté por un tono frambuesa que me pareció menos estridente y muy elegante.

Sobre un pattern muy sencillito de rayas, coloqué un óvalo en el cual aparecía la "cifra mágica" bien grande y, bajo ella, el nombre de las tres homenajeadas. Aquí tenéis el resultado del diseño de los componentes del "Kit".

Los menús de la cena ...

 

Los servilleteros ...


Las etiquetas para las bolsas de galletas ...



Para dar la bienvenida a los invitados y, dado que la invitación incluía alojamiento en la casa rural, decidimos colocar las galletas de 40 cumpleaños sobre la almohada de cada habitación. Las galletas las preparamos con base blanca de fondant y adornos sencillos en glaseado en tono frambuesa (buf!!! cómo me costó conseguir el mismo tono que el de las etiquetas de cierre!!!)....


... para dar un toque más campestre al momento de la retirada de los invitados, decidimos colocar algún que otro habitante sorpresa de pega debajo de las almohadas....de hecho ese fue uno de los momentos estelares de la fiesta!!! ... ya os podéis imaginar los gritos de cada huésped en el momento de volver a las habitaciones para acostarnos... solo con recordarlo, lloro de la risa ;-)



En el reservado que nos dejaron para organizar la fiesta colocaron una gran mesa y atamos a cada silla un globo de látex en el mismo tono. El traslado de los 15 globos en coche hasta la casa rural fue todo un poema... ya os lo podéis imaginar...


Los menús los colocamos de pie, apoyados en las copas y los servilleteros atados alrededor de cada servilleta con cordón frambuesa de cola de ratón...


Incluso, nos dejaron una zona para ubicar un rincón para entrega de dedicatorias a las tres homenajeadas, para lo cual se prepararon tres cajitas independientes, tal y como podéis ver en esta foto.


Lo más importante de todo es que la fiesta fue todo un éxito y algo para no olvidar!!! De postre, tres tartas, una para cada cuarentona, muchos regalos y un vídeo homenaje para cada una... recuerdos de tiempos pasados, de las familias y lágrimas de emoción a tutiplén... en definitiva, una forma perfecta de cumplir 40 años!!!

Espero que os haya gustado, me ha encantado recordar este cumple con vosotros, de verdad!!!!

Un beso y hasta el martes que viene ♥