Tarta del País de las Maravillas

Si recordáis el cumple de Blanca en el País de las Maravillas, uno de los detalles principales de la fiesta fue la tarta que preparé para esa ocasión... hoy quiero compartirla de nuevo con todos vosotros para explicaros la receta y algunas indicaciones para que la podáis hacer como yo, en vuestras casas.






Pensando y pensando qué tipo de tarta íbamos a presentar, enseguida la visualicé en mi cabeza.... quise que fuese una tarta llamativa y un poco surrealista, para que me encajase bien con los colores y estilo del resto de la mesa dulce...


Estoy cansada de hacer tartas grandes y que me sobre la más de la mitad, así que esta vez estrené mi nuevo molde de bizcochos de 15 cm. desmoldable... es bajito y te permite hacer los tres pisos del bizcocho por separado, de manera que te queden igual de tamaño y listos para montar las tartas, casi sin esfuerzo.


La cobertura es de buttercream de vainilla teñida con colorante alimentario azul y las flores fucsias son de glaseado teñido aplicado con manga pastelera y boquilla de estrella de Wilton.

Encima, un candelabro portavelas que encontramos de pura casualidad en Tiger con hueco exacto para las 9 velas, un sombrero modelado con fondant negro y un juego de té miniatura de mis niñas... me encantan las decoraciones 3D en las tartas, a vosotros no???


Para preparar el sombrero de fondant recorté una base redonda con un cortador de galletas y moldee la copa con las manos, a partir de un "churro" de fondant preparado sobre la encimera de la cocina y cortado por los dos extremos con un cuchillo. Redondeé un poco los cantos y lo pegué con agua+CMC sobre la base circular. Después moldeé la cinta y la carta blanca, que pinté con un rotulador comestible negro. Dejamos secar unas 24 horas y a decorar!!!!

Como base de la tarta del país de las maravillas, un bizcocho de vainilla con relleno de ganaché de chocolate.... una delicia no apta para dietas bajas en calorías!!!


La receta es del libro de Tartas Perfectas de Alma Obregón... me encanta porque nos presenta un montón de tartas estupendas y muy fáciles de hacer.... os dejo la receta, con algunas variaciones, por si os apetece preparar una tarta parecida algún día.

Almíbar de Vainilla

  • 100 gr de azúcar blanco
  • 100 ml de agua
  • Un chorro de extracto de vainilla

El almíbar es fundamental para conseguir unas tartas jugosas, especialmente en las que tienen varios pisos de bizcochos como la nuestra. Prepararlo es tan fácil como mezclar el agua con el azúcar en una tartera y ponerlo en el fuego hasta que hierva. Cuando haya hervido, sacamos la tartera del fuego, dejamos enfriar un poco e incorporamos el extracto de vainilla, revolviendo para que coja perfectamente su sabor. Dejamos enfriar.

Bizcocho de Vainilla

  • 200 ml de aceite
  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de pasta de vainilla (yo no tenía pasta de vainilla, así que apliqué un buen chorretón de mi esencia de vainilla habitual y me quedó buenísima!!!)
  • Almíbar de vainilla  para mojar los bizcochos

Precalentamos el horno a 180 ºC. Engrasamos y enharinamos el molde (yo ahora utilizo spray antiadherente porque NUNCA falla y permite un desmoldado perfecto).

Tamizamos la harina y la levadura juntos y reservamos.

Mezclamos con varillas el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén integrados perfectamente. Añadimos el extracto de vainilla.

Incorporamos la harina y la levadura y removemos con cuidado hasta que se mezcle.

Pesamos la masa y la dividimos en tres partes iguales, que serán nuestros tres mini-bizcochos para la tarta.

Horneamos de uno en uno durante unos 25 minutos, con cuidado de que no se nos queme.

Dejamos enfriar los 3 bizcochos sobre una rejilla de horno para que se ventile bien.

Ganaché de chocolate para relleno

  • 250 ml de nata para montar
  • 320 gr de chocolate Nestlé Postres

Ponemos a hervir la mitad de la nata de montar, junto con el chocolate. Separamos.

Montamos la otra mitad de la nata (así me ha enseñado mi madre a hacer el ganaché y queda estupendo!!!).

Mezclamos la mezcla hervida con la nata montada, con movimientos envolventes, hasta que esté homogénea. Dejamos enfriar en la nevera, tapada con un film, para que adquiera la consistencia adecuada para untar sobre los bizcochos.

Buttercream de Vainilla

Me parece una opción perfecta para cubrir las tartas porque no requiere conservación posterior en frío, lo cual me permite hacerla el día anterior sin miedo a que se me estropee.

  • 300 gr de azúcar glass
  • 300 gr de mantequilla a temperatura ambiente (sacarla de la nevera al menos 7 horas antes de hacerla)
  • Extracto de vainilla
  • Colorante alimentario

Tamizamos el azúcar glass y mezclamos con la mantequilla y el extracto de vainilla, a temperatura ambiente ayudados de una batidora de varillas, hasta que estén perfectamente integrados. Aprovechamos las varillas para incorporar el colorante que queramos (en mi caso he utilizado Americolor azul) de modo que quede un tono homogéneo.

Montaje de la tarta

Una vez que hemos dejado enfriar los bizcochos y que tenemos todos los componentes preparados (almíbar, ganaché de chocolate y cobertura de buttercream), nos ponemos a montar la tarta.

Lo primero es aplicar el almíbar sobre cada uno de los tres bizcochos de manera que queden bien empapados. Este paso podéis hacerlo el día antes para asegurarnos que coja toda la jugosidad necesaria para que el pastel sea todo un éxito.

A continuación, preparamos una base dura sobre la cual pondremos los bizcochos, la cual podéis comprar en cualquier tienda de repostería creativa por muy poco dinero.

Sobre la base, añadimos un poco de buttercream para que el primer bizcocho de la torre se nos quede bien pegado y no se nos caiga la tarta para los lados.


Si tenéis un plato giratorio es estupendo porque nos va a facilitar mucho decorar la tarta de forma igualada por todos los lados. El mío es de CASA, lo compré hace ya bastantes años, pero creo que siempre lo suelen tener a la venta.

Empezamos colocando el primer bizcocho sobre la base. A continuación extendemos el ganaché de chocolate y colocamos el otro bizcocho y así otra vez más hasta montar la tarta.

Nos ponemos con la cobertura, para lo cual el primer paso es aplicar una pequeña y fina capa de buttercream que actuará como "tapa-poros" de modo que todos los agujeros y migas se queden perfectamente controlados de cara a la decoración final. Retiramos a la merienda un rato para que esa cobertura reparadora se enfríe y fije bien al bizcocho.

Retiramos de la nevera y aplicamos el resto del buttercream, ayudados de una espátula o paleta y con mucha paciencia, girando el plato para que nos quede bien igualadita.

Y ahora es el turno de las decoraciones finales.... y aquí entra en juego vuestra imaginación.... lo mejor es que innovéis para intentar hacer algo personal y diferente, no creéis? En mi caso me vinieron de escándalo las minitacitas del juego de café de Hello Kity de mi hija Blanca... Lo único que tuve que hacer es pegarle la tapita a la tetera con Loctite (jejeje) y darle la vuelta a todas las piezas, para ocultar a la gatita....


Y ya la tenéis.... parece más difícil de hacer de lo que puede parecer al leer este mega-post, creerme, así que animaros a prepararla porque está deliciosa!!!!

Nos volvemos a encontrar aquí el jueves y ya os adelanto que os traeré otro post dedicado a los preparativos de la comunión, así que no os lo podéis perder!!!

Besos ♥


27 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta Ana. Tendremos que probar la receta. ¡Animo con los preparativos!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantó la decoración de la tarta, está genial
    Mi hija tiene las mismas tacitas, una cucada
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Te quedó una tarta espectacular. me encanta el colorido que tiene. Un broche genial para un cumpleaños perfecto.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Si es que estás en todo!! Me encantan los colores tan llamativos y bonitos que utilizaste para la tarta!! Bueno, es que toda la fiesta estaba genial
    Confeti en los bolsillos

    ResponderEliminar
  5. es maravillosa Ana!! Como todo lo que tú haces! MUACKS

    ResponderEliminar
  6. Solo puedo decir... qué pasada!

    ResponderEliminar
  7. Yo también me he comprado los tres moldes, tienes razón , las tartas son muy vistosas pero se atiborran de chuches y la tarta después del corte se queda un montón por muy buena que esté¡¡¡ esta es super llamativa y me encanta, un besote grande Mar

    ResponderEliminar
  8. Impresionante!! Qué tarta más chula y seguro que estaba deliciosa pero es que te ha quedado tan bonita que da pena comérsela (pero que digo, si a mi nunca me da pena comerme una buena tarta!! Jajaja)
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Ni en broma me pongo yo ni tan siquiera a sacar los ingredientes de semejante tarta...a mi me sacas del bizcocho simple de yoghurt y ya me pierdo así q figúrate con ésta que nos propones...se lo dejo a verdaderas profesionales...no sin antes subirla a pinterest porque alguna capacitada habrá por las redes ...

    Un besazo gigante

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Ana. Yo para las celebraciones familiares hace mucho que hago el bizcocho el el molde de 15 cms, ya te tiene el tamaño perfecto. Beso enorme y buena semana cielo.
    MUAKKK

    ResponderEliminar
  11. El bizcocho de vainilla me encanta y con ese relleno para no dejar ni las migas!! quedo precioso y las invitaciones de comunión lindisimas!! ya estoy deseando ver tu proxima entrada, bicos

    ResponderEliminar
  12. Gracias por compartir con nosotras tu receta. Que buena pinta tiene!!!
    Besitos
    Juani Arbelo

    ResponderEliminar
  13. Que estupenda!!! Te quedó taaaaan linda!! Gracias por la receta, seguro que está riquísima!! Un beso grande!! Muaks

    ResponderEliminar
  14. Es INCREÍBLE! Espectacular... Da pena comérsela!!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  15. Te quedo preciosa Ana, una obra de arte, besos

    ResponderEliminar
  16. super chula! no te dio pena desmontarla?????
    está para una vitrina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que un poco sí..... jejeje....
      Un besazo!

      Eliminar
  17. Una tarta estupenda!!!!
    Bss.
    Marian.

    ResponderEliminar
  18. Se me está haciendo la boca agua.....Ummm

    Un besazo Ana

    ResponderEliminar
  19. Qué requetechula es la tarta!! Me encanta! Incluído el detalle de las tacitas que aunque la kitty sea muy mona has hecho bien en darles la vuelta que no pintan nada en el país de las maravillas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. lindo, lindo e que perfeição.

    beijos

    ResponderEliminar
  21. Que preciosidad!! A mi me daría pena comerme la tarta jajaaja

    ResponderEliminar
  22. que pena comersela, porque es para guardarla de exposición. Felicidades ana, de 10.

    muchos besos.

    ResponderEliminar
  23. Sin palabras me has dejado con la fiesta de Blanca en el país de las maravillas. Si es que tienes una imaginación y un arte que no es de este mundo. La tarta te ha quedado preciosa, que penita comersela...
    Un beso grande!!!!

    ResponderEliminar
  24. Te ha quedado preciosa (¡qué buena idea utilizar las tacitas de Hello Kitty!)

    ResponderEliminar
  25. Mi querida Ana!
    Una vez más nos sorprendes con tu absoluta creatividad, la tarta te quedó preciosa, perfecta y con detalles perfectamente seleccionados, me encantó!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  26. Te quedo preciosa!!! Los colores me encantan y la sencillez, además así el modelado y los complementos resaltan mucho!! Yo esa receta también la uso bastante, porque se que nunca me falla :) Una tarta perfecta para tu espectacular mesa!un besito

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥