Bizcocho de San Valentín

Ya os he contado en alguna ocasión que no me caracterizo por ser demasiado romántica... no sé si será cuestión de personalidad o si en ello ha podido influir el hecho de haber crecido rodeada de la influencia de tres hermanos chicos... 

La cuestión es que confieso que no soy de las que celebran San Valentín.... todo lo contrario, la verdad, hasta que me convertí en una Blogger de andar por casa, los 14 de febrero pasaban más que inadvertidos ... con lo detallista que yo soy!!!!

En fin, como creo que es de sabios rectificar, este año me ha movido ese instintinto romanticón que todas debemos llevar dentro y he preparado un bizcocho dulce de San Valentín para chuparse los dedos...



Debería haber sido un bizcocho para mi marido, es verdad, pero en realidad el pobre casi ni pudo "catarlo" porque la jauría de hijos hambrientos que tengo en casa se avalanzaron sobre el corazón y casi ni me dan tiempo a hacer las fotos del post (horrorrrr!!!!).



Para prepararlo utilicé mi nuevo molde de Nordic Ware con forma de bundt de corazón.... regalo de mi cumpleaños... me parece realmente espectacular y todo lo que haces con él queda tan bonito... que da pena comérselo...


No me digáis que no he preparado una mesa mona, eh? Me encanta ese mantel (hecho por mi madre!!!!), con esa combinación de colores tan preciosa... al verlo, decidí coger una de mis tacitas de colección y la verdad es que me combinaba a las mil maravillas...

El bizcocho que hoy os traigo es de Leche Condensada... una delicia para los paladares más exquisitos y quiero compartir con vosotros la receta, por si algún día os lanzáis a prepararla (aunque no sea San Valentín, jejeje).

Ingredientes

400 gramos de leche condensada (he utilizado una light... por aquello de reducir un poco esas calorías...)
50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos talla M
120 gramos de harina para repostería (he utilizado la Bizcochona, soy adicta a ella, lo siento!)
1 sobre de levadura Royal
Azúcar glass para decorar por encima

Modo de hacerlo

Encendemos el horno y lo precalentamos a 180 ºC.

Vertemos la leche condensada en un bol y batimos con batidora de varillas durante un par de minutos.

Añadimos los huevos de uno en uno, de modo que batiremos cinco minutos por huevo hasta conseguir una mezcla homogénea.

A continuación, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos durante un par de minutos hasta que se mezcle bien.

Tamizamos en un bol a parte la harina, con el Royal.

Añadimos la harina y el Royal a la mezcla y mezclamos con las varillas a velocidad baja durante unos segundos. Terminamos de mezclar a mano y con movimientos envolventes.

Vertemos la masa en el molde engrasado (yo utilizo spray antiadherente, que nunca falla!!!) y horneamos a 180 ºC durante unos 25 minutos, vigilando que no se nos queme ni se nos pase.



Cuando esté, lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar y desmoldamos con cuidado.

Espolvoreamos con azúcar glass al gusto y ya solo nos queda preparar un cafecito y disfrutar de este bizcocho tan romántico...

Un beso y os deseo un feliz día de San Valentín a todos los enamorados ♥♥♥



33 comentarios:

  1. Ahora se de donde viene tanto arte que tienes, que preciosidad de mantelería, me ha encantado, las fotos, la taza con el platito y desde luego el bizcocho, tengo debilidad por la leche condensada así que imagina como me puede gustar.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta ese bizcocho¡¡¡¡
    Me encanta ese mantel, me gusta mucho el punto de cruz, y todos esos manteles y sábanas de nuestras madres y abuelas son verdaderas joyas de arte.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. que pinta más buena!!! los bizcochos son mi debilidad y más a estas horas que todavía estoy sin desayunar!

    besos

    ResponderEliminar
  4. Neniii es que se te da bien todo!!! Eres ideal!! Qué pinta tiene ese corazoncito, con lo que me gusta a mi la leche condensada, ñam ñam....Te confieso que los manteles de mi madre son muy muy parecidos, jajaja.

    Te deseo un feliz día de San Valentín, hay que ser romanticonas de vez en cuando jijiji.
    Besoooos!

    ResponderEliminar
  5. bueno la pinta del bizcocho es espectacular, no me extraña que tus hijos se abalanzasen sobre el porque tiene que estar de muerte!

    las fotos, espectaculares, la mantelería es preciosa y la taza y el platito... puro amor!!

    Un besote y feliz día para ti también. Yo soy de las que lo celebra el fin de semana siguiente con cenita especial y si me da tiempo le preparo un regalico handmade al baúl, jeje

    ResponderEliminar
  6. No me extraña que los niños se abalanzaran sobre el bizcocho con las cosas tan ricas que haces tú y encima siendo de leche condensada no se podrían resistir. Y en las fotos como siempre has cuidado hasta el mínimo detalle.
    Besos Sandra

    ResponderEliminar
  7. Yo suelo hacer mucho este bizcocho y doy fe de que está buenísimo!!! No me extraña que tus hijos se avalanzasen sobre él y no dejaran ni las migas.
    Yo tampoco soy muy romántica ni sanvalentinera, pero mi costillo así, así que él pone el romanticismo por los dos. :-))))

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Que bonita vajilla Ana!! Besos

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que merece la pena invertir en un buen molde es para toda la vida. Qué disfrutes San Valentín ♥. Mar

    ResponderEliminar
  10. Bueno, Ana, yo tampoco hacía mucho caso a San Valentín, no porque no me gustara sino porque la parte masculina siempre se argumentaba que esto lo inventó Galerias Preciados y El Corte inglés...pero cuando llegó mi hija, nos hizo cambiar en esto también, jeje... desde pequeñita siempre le ha gustado llevar corzones, piruletas con corazón...cualquier cosita a sus amigas del cole y a la seño. Así que en esas seguimos. Este año con flechas de chuches cumplirá con la tradición.
    Por lo demás, el bizcocho tiene un pinta espectacular. Precisamente yo estaba pensando hacer un bizcochito para la merienda....probaré el tuyo, que tengo la leche condensada a puntito de caducar...Ya te contaré!! ;)

    Bss


    ResponderEliminar
  11. ufff, qué tentación, adoro la leche condensada! sin duda esta receta caerá algun dia!

    http://cooking-lala.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Hay que entender a tus hijos... Tiene una pinta tremenda! Cómo resistirse a probarle?

    ResponderEliminar
  13. Aaay...yo también tengo un mantel con ese bordado, y también es de mi madre!!

    ResponderEliminar
  14. q molde más bonito, hace que el bizcocho que de por sí con leche condensada esta bueno esté tremendoooo :P yo aproveché el cumple de mi madre y suegra para regalarles un molde de nordic ware y así de vez en cando se lo pido prestado jajaja. preciosa también la combinación del mantel (q gran trabajo el de tu madre) y el juego de café. Una combinación perfecta!!!!
    Un besito
    cris

    ResponderEliminar
  15. Que corte más esponjoso!! Te ha quedado precioso

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué buena pinta tiene y qué mantel tan precioso!.

    ResponderEliminar
  17. Qué bien me viene este bizcocho. He estado buscando bizcochos con leche condensada para probar desde que una amiga me lo comentó en el trabajo esta semana. Tiene que estar muy esponjoso. Me lo apunto ahora mismo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te queda estupendo, con esa mano que tú tienes para la repostería!
      Un besito

      Eliminar
  18. Uuummmm qué rico!!se podría hacer en la thermomix esta receta?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pués claro que se puede hacer con thermomix! Seguro que también queda estupendo.
      Un beso

      Eliminar
  19. Hola preciosa!!
    Oh, de verdad que tú, todo lo haces bien!
    Maravilloso bizcocho además de bonito y qué corte tiene... Impresionante!
    Un beso enorme y feliz finde

    ResponderEliminar
  20. La mesa no es mona, Ana, es monísima, me encanta. Vaya bizcocho, qué bonito y qué pinta tiene. Menudas fotos haces, madre mía. Un besico y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Hola! qué pinta y qué preciosidad de bizcocho!! ay y nosotras sin estrenar aún nuestros moldes de Nordic Ware, a ver si nos animamos con tu receta! feliz día y fin de semana! besis

    ResponderEliminar
  22. Que bonito es!!! Y en ese corte se ve lo jugoso que es y lo rico que debe estar!!! Una propuesta perfecta para San valentín,un besito

    ResponderEliminar
  23. Vaya pinta, Ana!!
    Tiene que estar delicioso!!
    Y la vajilla y el mantel...preciosos.
    Bss.
    Marian.

    ResponderEliminar
  24. Que mono y que bueno debe estar!!
    Por cierto tengo el mismo stand, no me pude resistir cuando lo vi.
    Bss y buen finde.

    Susanna.

    ResponderEliminar
  25. Hola Ana!! para decir no ser romántica las fotos enamoran!!! Así que imagino cómo debe de estar este bizcocho y babeo directamente... Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué romántico ese bizcocho!! Y que esponjoso se ve! La verdad es que yo tampoco celebro San Valentín y al igual que tú, desde que soy blogger soy más consciente de que existe ese día por la infinidad de posts dedicados a los corazones y el mundo rosa y rojo.
    Pues lo dicho, que el bizcocho tiene una pinta deliciosa y que ya me tomaba un trocito con un té para cenar!
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Ohhh!!!! Me encanta el molde!!! Estaba en promoción en María Lunarillos, pero no llegué a tiempo y tuve que preparar mi red velvet bundt en el que tenía.. :(
    Te ha quedado genial, las fotitos como siempre, preciosas!!!
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  28. jajjajja...veo que no sólo en mi casa los bizcochos duran un segundo. Un besado Ana y me apunto la receta :)

    ResponderEliminar
  29. que preciosidad de bollo, y que bueno tenia que estar. Y el mantel Ana, ese mantel... es coqueto, fino, elegante, vamos divino de la muerte. que cosas más bonitas que hace tu madre y junto con la tacita te han quedado unas fotos dignas del palace jeje.

    muchos besos.

    ResponderEliminar
  30. Normal que no durase ni un segundo el superbizcocho! Con lo bueno que está :) Con el tema de los virus en casa no he llegado a preparar nada para este día, pero ya le he puesto remedio con las rosas de galleta :) Y ME ENCANTA EL MANTEL! Es taannnn bonito!!!!! Tu madre tiene manos de artista también, ya se ve de donde le viene al galgo :) Y te cuento que por fin tengo en casa dos moldes Nordic Ware regalo de los Reyes Magos!, pero ¿te puedes creer que están sin estrenar? A ver si le pongo remedio ya, que tengo muchas ganas! Biquiños Ana!

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥