Renos de Donut y feliz año 2014

Madre mía, desde que me compré mi nueva máquina de hacer donuts no paro!!! Y es que vivo sumida en una especie de obsesión-donut que está acabando con mi figuraaa ;-) (y con la de mi familia!!!). Pero da igual estamos en fase navidad así que seamos felices y démonos un capricho más, qué os parece?

Hoy acaba el año 2013 y tengo el gusto de presentaros a mis nuevas mascotas ... mis renos de donut... por favor.... no me digáis que no son graciosísimos, verdad?


Mirad qué caritas tan monas tienen ... creo que me he enamorado... de toda la familia... mirad qué rebaño (se dice así, no?).


Con esa narizota, esos ojos de susto y ese par de cuernos... parece que están pidiendo a gritos que no nos los comamos, no?... 


Pues lo sientoooo!!!!! No he podido contenerme y mientras les hacía esta sesión fotográfica no pude evitar zamparme a uno de los hermanos... sin remordimiento de ningún tipo ... y madre míaaa, qué rico estabaaa!!!



Sé que os estoy dando un montón de envidia, verdad? jejeje, bueno, pues como soy muy buena y el espíritu navideño se ha apoderado de mí, os contaré cómo los he hecho, aunque viendo el resultado final ya os lo estaréis imaginando...

Vamos a necesitar:

♥ Tantos minidonuts como queráis decorar: los míos saben a rosquilla y yo los he hecho con mi máquina de donuts de CASA, aunque también la podéis encontrar en LIDL. La receta os la pasaré en un post específico en unos días.

♥ Lacasitos, m&m o similar, de color rojo. También os pueden valer los mentos, aunque ahora mismo no me acuerdo si había de color rojo...

♥ Ojitos comestibles, de venta en las tiendas de repostería. Si no tenéis, los podéis fabricar con unas bolitas de fondant blanco y negro.

♥ Cuernos: esta es la parte más complicada, pero no os preocupéis que yo os voy a dar la solución. Me he hartado de buscar esas galletitas por mil y un sitios, después de verlas en un montón de libros de repostería creativa... hasta que las localicé en Carrefour, en la zona de aperitivos. Vienen en un pack de 4 variedades de color amarillo y son de marca blanca Carrefour... a por los cuernos!!!!

♥ Chocolate de cobertura Nestlé Postres.

Modo de hacerlos:

Una vez que tengamos los donuts preparados y bien fríos, nos ponemos a trabajar. Mirad qué bonitos salen con la máquina... no os creáis que me han dado comisión, eh? cosa que me encantaría!!! jejeje



Es más que fácil, solo tenéis que tener las decoraciones cerca para poder poneros manos a la obra antes de que el chocolate se seque...

Cubrimos con el choco y extendemos bien la cobertura por todos los lados para que se cubra bien el donut.

Colocamos la nariz de Rudolf justo en el agujero del donut y apretamos con cuidado para que se fije bien al chocolate.


A continuación es turno para los cuernos, los metéis con cuidado en el donut sin miedo... las galletas saladas que he utilizado son bastante duras así que también son perfectas para esta misión.

Por último, los ojos, una vez que tengamos la referencia de la nariz y la cornamenta, así nos quedan perfectamente centrados y alineados... y ... a comer!!! 

Un besazo y a disfrutar mucho del último día del 2013. Mañana estrenamos 2014, qué ganas de empezar un nuevo año lleno de nuevos propósitos e ilusiones, verdad? Os deseo desde Celebra con Ana un 2014 repleto de cosas buenas, nos vemos el viernes, con el primer Desafío Diogenero del nuevo año!!!



PD.- Por cierto, el pañito que he utilizado en las fotos es regalito de mi madre y hecho por ella cuando se casó... ya sabéis que me encanta presumir de las joyas que hace mi mami (♥)



Tarjetas de Navidad en Kraft

Una de las cosas que más nos gustan de estas fiestas, es dedicar alguna que otra tarde a preparar tarjetas de navidad. En realidad, creo que es de esas tradiciones que nunca se deberían perder por mucho que vivamos en una época completamente virtual, ¿no os parece?

Qué ilusión hace abrir el buzón de casa y ver esas tarjetas que te ha enviado la gente que está lejos y que se acuerda de tí.... así que este año, además de todas las que preparamos para que las niñas lleven a sus amigas del cole, he decidido preparar algunas para unas destinatarias muy especiales...


¿Qué os parecen mis tarjetas navideñas? Os gustan? Igual está feo que yo lo diga, pero me chifla el resultado final ... cada una de ellas con su propio estilo y materiales, pero todas con dos nexos comunes: la cartulina Kraft de base y la idea de la cuerda o cinta como adorno principal...


He preparado algunos tendales, con sus pincitas en miniatura sujetando diferentes adornos, y hasta una guirnalda muy navideña en los colores rojo y verde de la navidad ... veámoslas con más detalle, os apetece?



Dos de ellas con mis caramelos de temporada favoritos... no me digás que no son monos... yo no me canso de verlos... me pareció una idea original incluirlos en las tarjetas, en plan "tarjeta dulce"...



Y mi mini-guirnalda de navidad, fabricada con cartulinas estampadas que podéis comprar en cualquier tienda de material de manualidades...


Para preparar tarjetas como las mías, lo más importante es tener a mano cintas y adornos que os inspiren... en mi caso me vino de perlas tener una cajita de fruta llena de retales de cintas en tonos navideños.... fui cogiendo, probando y pensando, y así fueron surgiendo las ideas...

Para la ropita de Papá Noel, utilicé cartulina con textura, muy fácil de encontrar en cualquier papelería porque la suelen utilizar en muchos colegios para hacer manualidades. Simplemente tenéis que recortar las formas, pegar unos remates blancos de fieltro y un pomponcito para el mini-gorro...


Para preparar la tarjeta de formas escocesas, recurrí a unos adornos de tela que había comprado el año pasado en una tienda CASA. Si no conocéis estas tiendas, os las recomiendo, no solo en Navidad, sino también en cualquier época del año porque siempre tienen cosas muy especiales ... (y bien de precio!!!).


Los caramelos los podéis comprar en Tape Pink, que este año ha habilitado una "sección dulce" en la que podéis encontrar cosas ideales y riquísimas ;-)


En cada una de ellas he puesto todo mi cariño, y espero que sus destinatarias hayan disfrutado tanto como yo al recibirlas... me ha hecho mucha ilusión. Es un pequeñito detalle, pero espero que les guste!!!

Un beso para todos, nos vemos el martes que viene con un nuevo post, esta vez repostero y muy dulce!!!



Botes de chuches Papá y Mamá Noel

Hoy es Navidad, Ho Ho Ho!!! Y para celebrarlo con todos vosotros he decidido publicar un dulce post especial...

Un par de botes de chuches, de los que a mí me gustan, en honor al Sr. y a la Sra. Noel, que han trabajado mucho esta noche para traernos todo lo que habíamos pedido...


Pero cómo me gustan las trencitas de ella, por Dios!!!! Y ese delantal tan coqueto que le hemos puesto... y él, con su cinturón deluxe, con hevilla de purpurina dorada... madre mía, esto es realmente irrestitible, no os parece??? jejejeje


Reconozco que los gorritos no me han quedado con la textura que yo habría querido, pero la verdad es que no tenía tiempo de rehacerlos, así que los dejé tal y como los veis en las fotos... lo más adecuado habría sido conseguir que quedasen más flojitos y caidos, en lugar de tan tiesos como los míos, pero qué le vamos a hacer... en los siguientes me esmeraré para conseguirlo!!!


Pero quiero que hagamos un alto en el camino en los caramelos que he metido en el bote del Sr. Noel... no me digáis que no son preciosísimos... a mí me parecen tan bonitos que hasta da pena comérselos....


Son como los caramelos de toda la vida, me recuerdan a aquellos que tenían el corte de naranja y de limón y que nos dejaban la lengua llena de cortes... los recordáis? Pues de ese estilo, pero con un sabor de fresa muy suave que os va a encantar...


Por si os apetece haceros con ellos, podéis encontrarlos en Tape Pink, tienda de cosas monas donde las haya... junto con delicias como estos otros que os enseño a continuación...


Pero no me quiero despistar, y quiero enseñaros de cerca a mi particular Mamá Noel...


La he llenado de lenguas verdes para que luciese bien el delantal.... qué guapa me ha quedado, preparada para cocinar! Con sus trencitas de lana y sus lacitos...


Y hasta aquí mi versión familia Noel de botes de chuches, espero que os haya gustado tanto como a mí... mis hij@s se han vuelto literalmente loc@s por ellos... uno ha ido a parar a una "amiga invisible" de mi hija Julia, y el otro lo regalaremos en unos días a unos profes especiales.

Os mando un abrazo fuerte, os deseo un día de Navidad estupendo y os vuelvo a ver el próximo viernes, con un post específico con ideas para felicitar la navidad ... no os lo perdáis!!!




Bolas de Navidad caseras

Madre mía, ha llegado el último Desafío Love Craft del año que nos proponía publicar un post dedicado a preparar un adorno casero para el árbol de navidad...

Hoy os presento mi bola de navidad 100% casera ...


Cuando leí las bases de este nuevo desafío no tuve ninguna duda sobre el post con el que iba a participar, de hecho, el post que hoy os enseño lo tengo "en mente" desde el pasado mes de agosto, ¿os lo podéis creer?.
Esta entrada va dedicada a todos los que me leéis y seguís, pero, de un modo especial a mi amiga Marta que fue la que me introdujo en este maravilloso mundo de la "bola casera de navidad".... 

Marta y yo nos conocimos el verano pasado, al sur de Portugal, a muchos kilómetros de distancia de nuestras casas y, sin saberlo, compartíamos ciudad de residencia, familia numerosa, aficiones y modo de ver la vida, algo poco frecuente hoy en día, no os parece?

Las dos sentadas en la piscina, a remojo, contándonos detalles de nuestras vidas y aficiones... y es que mi amiga Marta es de esas personas que tienes la maravillosa suerte de conocer y que la vida te pone "a tiro", sin saber aún cómo pudo ser... Un ejemplo de persona, luchadora, de esas que se comen la vida y disfrutan del día a día, viviendo el presente, y dando gracias por tener salud y una vida plena, verdad Martiña? En fín, nena, que te quiero mucho, y como sé que leerás este post, te lo dedico a tí, ejemplo de puro de energía positiva!!!

Y fue allí, cuando me habló de estas bolas de navidad tan peculiares... y según nos remojábamos los pies en aquella piscina, me iba alucinando más y más la idea de ponerlas en práctica.... así que HA LLEGADO EL MOMENTOOOOO!!! Os presento mi primera bola de navidad Home Made....

Madre mía, creo que me he enamorado completamente de ella ... y tengo una necesidad imperiosa de hacer muchas más ... como siempre, me faltan horas para hacer todo lo que quiero hacer!!!


Son bolas de porexpán, forradas con retales de tela y ancladas con un trocito de alambre por el cual podéis colgarlas de vuestro árbol de navidad... a mí me parece un detalle ideal para regalar en estas fiestas, ¿no os parece?


Sorprendentemente no llevan pegamento, y se forran introduciendo la tela en el propio porexpán... un resultado estupendo, para una idea estupenda...


¿Os animáis a hacerlas en casa? 

Seguro que sí, y que estaréis pensando cómo se hacen, verdad? Pues para resolver todas vuestras dudas os dejo con un tutorial muy sencillito, a ver qué tal se os dan...

Materiales necesarios

♥ Telas monas que combinen bien entre sí.
♥ Bola de pórex. Yo las compré en un bazar chino, pero también las venden en cualquier tienda de materiales de manualidades.
♥ Regla.
♥ Cutter.
♥ Fé de erratas: sé que me faltan en la foto algunos materiales (será que me estoy haciendo mayorrr???), concretamente, un rotulador, una cinta para colgarla del árbol, un alambre y una brocheta.


Modo de hacerlas

Empezaremos marcando la bola trazando rectas de lado a lado, formando como "quesitos" que serán las piezas de nuestra bola de navidad. Repasamos estas rectas con un cutter (cuidado con cortarse!!!) de modo que queden unas marcas bastante marcadas, ya que por ahí meteremos las telas.


Cortamos rectángulos de tela, de modo que cubran más o menos cada quesito y sobre tela a cada lado, de modo que podamos "remeter". A continuación, cogemos cada retal y lo ponemos sobre el "quesito" que vamos a forrar, sujetando fuertemente la bola y utilizando la parte más afilada de la regla como herramienta para "remeter". Este es el paso más complicadillo, así que un poco de paciencia, por favorrr.


Una vez que remetemos, cortamos la tela que sobra de los lados del "quesito", tal y como veis en la foto. Seguimos con las otras telas estampadas hasta completar la bola...

Al terminar la bola, nos ponemos a rematarla para que quede con un acabado perfecto. En mi caso, se me ocurrió preparar dos estrellas con cartulina de purpurina en rojo. Con la grande hice el remate de la parte de arriba, y con la pequeña, el remate de abajo.

El remate de abajo se pega sin más con una gota de silicona. El remate de arriba se sujeta a la bola con un alambre doblado, que introducimos en la bola de porex a través de dos agujeritos que previamente haya marcado con una brocheta o similiar...


Así es como conseguimos que el acabado final sea perfecto, y lo único que nos queda es meter una cinta mona por el alambre y colgar del árbol de navidad... y a disfrutar!!!! Fácil, no?


Espero que os animéis a probar, si lo hacéis mandadme fotos de "vuestras criaturas" que me hace mucha ilusión ver el resultado final. ¿Nos vamos a ver al resto de participantes? Yo síiiii.

Un beso para todos, feliz Nochebuena y hasta el miércoles, que es Navidad y tengo un post especial para felicitaros el día :-)


Bolas de agua Hand Made

Hace unas semanas, mi querida Mica de Mucho Más que Dos, nos invitaba a participar en una de sus iniciativas blogueras y aunque estos días están siendo realmente de locos no he podido evitar participar, aportando mi pequeño granito de arena.

Con la Iniciativa Navidad Blogger, Mica nos invita a hacer algún obsequio especial a nuestros lectores y seguidores... en estos días en los que estamos todos un poco más cariñosos y sensibles de lo que es habitual....

Pues lo he tenido bien claro desde el principio... os regalo una de las bolas de agua que he preparado estas navidades, como símbolo de toda la ilusión que debemos tener en estas fechas y volviendo atrás la memoria, recordando nuestra infancia cuando vivíamos la navidad con aquellos nervios y emoción... invito a todos los que estéis al otro lado a volver a aquellos años para que volvamos a vivir estas navidades, como las de aquel entonces... como niños!!


A pesar de todos los problemas que tengamos, de los malos momentos por los que podamos estar pasando, para que el año que viene solo nos traiga cosas buenas, y que todos esos problemas se esfumen para siempre, nuestros sueños sean una realidad y seamos más felices que nunca!!!

Por todo ello, os regalo toda mi ilusión y buenos deseos para que así sea... representados en mi bolita de agua y en esta preciosa estampa navideña....


Y toda esa ilusión que os transmito con esta bola de agua y nieve artificial, la he canalizado gracias a una bola de agua y nieve que he preparado estas navidades de una forma más que fácil!!!


¿Queréis hacer vuestra propia bola de agua y nieve?

Para que veáis que no os miento cuando os digo que es super fácil, a continuación os traigo un tutorial muy gráfico con los pasos que tenéis que seguir si os animáis a probar.

Materiales

Frasco de cristal, más bien "chaparrete", me explico, tiene que ser bajito y gordito, para que nos recuerde más a las bolas de nieve de siempre, aunque yo no soy nadie para cortar vuestra insipración, así que si queréis podéis probar también con fascos altos, eso sí, en ese caso tendréis que buscar unas figuritas proporcionadas.

Figurita navideña. La mía la compré en el Corte Inglés y me pareció ideal para la manualidad. Estuve buscando un reno, pero fue misión imposible, así que me quedo con mi Papá Noel, su reno y los niños... A la hora de elegir vuestra estampa navideña, tenéis que tener en cuenta que necesitamos que la figura sea de plástico o cerámica, para que resista perfectamente la humedad con la que va a tener que "convivir" en el interior.

Purpurina plateada que podéis encontrar en cualquier establecimiento de venta de materiales de manualidades escolares.

Agua. Agua del grifo normal y corriente... he visto otros tutoriales americanos de esta idea y me decían que había que utilizar agua destilada y glicerina para que la purpurina bajase más despacio al agitarla... yo no tenía en casa ninguna de las dos cosas, pero ahi queda la idea por si os interesa...

Porexpan para elevar un poco la figura y que luzca más.

Pistola de silicona para pegar la figura al porexpan y a la tapa del frasco.

Cutter para cortar el porex a nuestra medida.


Modo de hacerla

Y aquí tenéis los pasos que tenemos que dar para tener nuestro frasco de nieve casero 100%, ya veis que no hacen falta ni explicaciones ;-)



Cerramos el frasco con la tapa y la figura pegada y bien seca, apretando muy bien para que el frasco no tenga fugas al colocarlo boca abajo, agitamos bien fuerte, y a disfrutar de la estampa navideña...


Os dejo con el resto de obsequios navideños de la mano de Mucho Más que Dos, yo me voy directa a su blog a ver con qué nos sorprenden el resto de bloggers participantes en su iniciativa.

Feliz Navidad, mucha ilusión y Miles de Besos ♥



Pd.- Por cierto, la semana que viene es Nochebuena y Navidad y lo vamos a celebrar como mejor sé, con una semana intensiva de publicaciones, así que os espero con novedades el lunes, miércoles y viernes... estamos que nos salimos ;-)



Con este post participo en NaviDad Blogger de Mucho más que dos

Merienda de Navidad y freebie

Ay qué cerquita estamos ya de la nochebuena y la navidad ... cómo me gustan estos días previos en los que preparamos detalles para adornar la casa, la mesa, los regalos, ... me encanta esta época del año, no lo puedo evitar... 

Hace unos días preparé una merienda navideña para mis hijos, teniendo como sorpresa especial la casita de jengibre que hemos decorado este año... y, para hacer la mesa aún más especial, he trabajado en algunos detalles que hoy quiero compartir con todos vosotros... os presento nuestra merienda de Navidad...


Como base de la mesa, preparé dos caminos de tela escocesa (comprada por metro y cortada en casa), colocados directamente sobre la mesa de madera: me encanta el efecto de los caminos sobre la mesa, sin mantel entre medias... es como si consiguiésemos un efecto más campestre, no os parece?


Coloqué los bajo platos rojos que tantas veces os he enseñado, y sobre ellos unos platos de cuadros rojos de Pic Plates con honda alrededor... me encantan!!! No me vais a negar que son ideales...



Para completar el servicio y darle un toque divertido a la merendola, se me ocurrió colocar unas "listas de deseos" para Papá Noel que podéis descargaros del estupendo Blog de Anders Ruff, uno de mis imprescindibles en cuestiones de inspiración!!!


Además, diseñé unos servilleteros con los que decoré cada servilleta metiendo la cuchara de Pic Plates como un elemento decorativo más, y es que son tan monas que hay que disfrutarlas ;-)


¿Os gustan????? Pues como el espíritu navideño me ha invadido completamente .... os he preparado los servilleteros para que todos podáis disfrutarlos en vuestras mesas descagando el imprimible gratuito en este enlace. Lo único que tenéis que hacer es imprimirlos en una cartulina (con brillo os quedarán más monos), los recortáis, metéis la servilleta y los pegamos con un poquito de celo o cinta de doble cara por detrás y... a disfrutarrrr!!!!

La casita de jengibre la preparé a partir de uno de los kits que nos vende Ikea en esta época del año y gracias a los desastres y experiencias del año pasado, he logrado darle el punto a la construcción y conseguir que no se me derrumbe en pleno proceso de pegado de tabiques....





La decoré utilizando tonos verdes y rojos exclusivamente, pensando en que me combinase bien con la mesa de la merienda.... jejeje, hay que estar en todo!!! Preparé glaseado, recopilé un buen arsenal de chuches y a decorar (siguiendo los trucos que os conté el año pasado y los consejos que os expliqué la semana pasada).


Esta vez me olvidé de comprar discos de regaliz rojos para hacer arbolitos, pero me vino genial porque así aproveché para innovar y se me ocurrió decorar el jardín de la casa con mini brochetas de chuches, que le dieron un toque gracioso al conjunto, ¿no os parece?


Para el tejado, besitos rojos y largas lenguas verdes con pica pica, que enrolladas quedaron también muy graciosas como pequeñas plantitas de gominola...


Para terminar, os contaré que este año me he lanzado también al tuneo de árboles de navidad, utilizando conos de porexpán de los que venden en las tiendas de manualidades... para los dos que yo preparé utilicé espumillón de navidad en dos versiones, lágrimas verdes (que me habían sobrado del Christmas Love Craft) y tira roja, de las de toda la vida...



En el árbol rojo, coloqué unas bolas de navidad de plástico transparente, de las que se abren para decorar, y las llené de gominolas de color verde y rojo, el resultado quedó muy especial, la verdad...


Ohhhh, y ¿qué me decís de mi Sr. Cascanueces??? No es ideal??? A mis niños no les gusta nada... dicen que les da miedo (no lo puedo entender!!!!), así que disfruto en solitario del nuevo inquilino de la casa...

Y esta ha sido mi mesa de merienda navideña, espero que os haya gustado y que os gusten los servilleteros que os dejo como regalo de Celebra con Ana... así os acordáis de mí cuando estéis celebrando estas fiestas ;-)

Un beso grande para tod@s y Feliz Navidad ♥