Sombreritos de vaquero (o vaquera)

Hace unos días os enseñé el Gran Cumple Cowgirls de mi hija y una de las cosas de las que más "orgullosa" estoy y que más os han gustado, son los mini-sombreros de vaquero que preparé para decorar las botellitas de refrescos, ¿los recordáis?



Yo aún no he podido olvidarlos.... y es que resultaron un verdadero reto y dolor de cabeza... estuve a punto de desistir en más de una ocasión, pero ya sabéis que "el que la sigue, la consigue", verdad?


Después de intentar localizarlos por internet, me decidí a fabricarlos en casa y tras ver varios vídeos y algún que otro tutorial, ideé una forma de hacerlos, y todo gracias a unos mini vasitos de plástico que había comprado por casualidad hace cosa de un año en un hipermercado ...

Esos vasitos fueron la clave, porque gracias a ellos pude construir la pieza central de mis sombreritos.... ¿os apetece que os cuente cómo los hice? (Síiiiiiiiii) Pues allá vamos, compartiré mi "receta secreta de producción", jejeje...



Materiales que vamos a necesitar:

♥ Vasitos deshechables para chupitos (tienen que ser pequeñitos). Yo los encontré en Alcampo, así que supongo que los podréis encontrar en cualquier hiper, en la zona de productos deshechables.
♥ Fieltro del color que queráis
♥ Lazo o cinta para decorar el sombrerito
♥ Pistola de silicona
♥ Tijeras
♥ Cutter
♥ Compás u otro objeto redondo que os pueda servir de guía y cuyo tamaño encaje en el que le vamos a dar al ala del sombrero. Tened en cuenta que el ala deberá sobresalir unos dos cm del sombrero.

Pasos a seguir

Después de varios intentos (os aseguro que unos cuantos), después de darle vueltas a la cabeza, al final he dado con la clave para producir estos sombreritos tan monos. Los pasos que os indico son fruto de mis "pruebas y errores" y a mi me han resultado bien. 

Probé a hacerlos con cartulina, pero el resultado ha sido incomparablemente mejor con fieltro, probé a hacerlos con el vasito entero (sin recortar), pero el sombrero de cowboy era más bien un sombrero de copa, probé, probé y probé....


Lo primero es coger los vasitos y recortarlos a la altura de la primera marca todo alrededor, con la ayuda de un cutter y mucho cuidado, vale? que es fácil cortarse!!!


Lo segundo, marcar el círculo grande (que será el ala del sombrero) con la ayuda del compás, midiendo el vasito y calculando que nos deberá sobrar alrededor más o menos, un par de cm., para que el ala luzca y la podamos doblar al más puro estilo del Lejano Oeste...

Recortamos el círculo grande y el resto de las piezas que van a formar parte de nuestro sombrerito:

♥ una tira que nos cubra el alto del vasito (y un poco más para remeter) y la circunferencia, y
♥ un círculo pequeño de la medida de la boca que hemos hecho en el vasito, ya que esta pieza será la tapa del sombrerito (yehhaaaa).
 

En el círculo grande, doblando por la mitad, recortamos  un agujero redondito, más o menos del tamaño de la tapa de la botella que vamos a meter en el sombrero.



Ahora pasamos a pegar la tira larga de fieltro al vasito, aplicando silicona y apretando poco a poco, para que se quede bien adherida al vaso y sin arrugas feas... después, hacemos unos cortes tal y como podéis ver en la foto.


Remetemos las tiras hacia dentro, pegándolas de una a una con una gotita de silicona caliente. Así hasta terminar con todas las tiras y hasta tener cubierto lo que será la pieza central de nuestro sombrerito.





Pegamos esta pieza sobre el círculo grande, aplicando un poco de silicona alrededor de la base del vasito de plástico. Apretamos un poquito y listo. Ya va pareciéndose a un sombrero vaquero, no?


Por último, nos queda pegar el círculo pequeño sobre la pieza central, también con silicona caliente. Apretamos con cuidado y ya está!!! Ya tenemos nuestro mini-sombrerito vaquero!!!! Qué mono es, por favorrrr...

Y para remate, el toque de gracia, la decoración!!! Colocamos alrededor de la base una cinta que nos guste, que además de adornar, será un remate perfecto que le dará a nuestro sombrero un acabado perfecto (o casi perfecto, jejeje). Cuando ya la tengamos colocada y pegada, subimos las alas del sombrero a cada lado y las pegamos con un poco de silicona, presionamos unos segundos, y ya tenemos nuestros mini sombreros de cowboy...


La decoración la dejo a vuestra imaginación ... en nuestro caso los decoramos con fucsia, a juego con el resto del cumple, y con tres variedades: con cinta rosa lisa, cinta de cuadritos de vichy y cinta de mini-madroñitos... ya me contaréis si os animáis a hacerlos y qué aplicación les dais a mis sombreritos...



Hasta aquí el tutorial de hoy, con él cerramos el mes de noviembre.... la semana que viene empieza diciembre y Celebra con Ana se viste de Navidad... tenemos por delante un mes lleno ideas y mucha ilusión para compartir con vosotros esta época del año que tanto me gusta!!! Os espero a todos.

Mil besos y hasta el martes ♥


Christmas para Desafío Love Craft

Ha pasado un mes desde el último Desafío Love Craft con tema Halloween y ya hemos llegado a uno nuevo con temática Navideña ... madre míaaaa, soy yo, o el tiempo pasa demasiado rápido?

El Desafío Love Craft de este mes nos decía que para participar teníamos que presentar un Christmas con estilo y técnica libres, así que.... tenía que dejar volar libre mi imaginación y CHÁSSSS!!!! este es el christmas que se me ocurrió...


Ayyyy, cómo me gusta preparar felicitaciones de navidad... no os podéis llegar a imaginar lo que disfruto pensando en lo que voy a hacer y lanzarme a por ello.... es lo que me pasó con este nuevo desafío... 

Una tarjeta de cartulina Kraft doblada en dos mitades, sobre la cual coloqué un árbol de navidad muy festivo hecho con lágrimas de espumillón... como remate para el cierre, un lacito de vichy rojo y un bastoncito de caramelo con los colores de la navidad... me encantan esos bastoncitos... los pondría por toda la casa!!! 


Dentro, sorpresa, otro arbolito de navidad, pero esta vez de cartulina, decorado con unas sencillas guirnaldas hechas con cápsulas e magdalena (como lo estáis oyendo...) y unos corazoncitos de cartulina de purpurina...


Rematado por una estrella dorada y una pequeña dedicatoria escrita a mano con rotulador blanco en gel... más fácil imposible, verdad?


La verdad es que el efecto final me ha encantado, aunque no tenía demasiada confianza con el resultado al terminar la manualidad.... si os ha gustado y os apetece preparar una tarjeta como la mía en casa os dejo un tutorial muy sencillo en el que os muestro todos los pasos...

Materiales

♥ Cartulina en tono Kraft
♥ Cartulina verde
♥ Cartulinas de purpurina (es optativo, si no las tenéis podéis hacer los adornos con cualquier otra cartulina, normal y corriente)
♥ Cápsulas de magdalena estampadas
♥ Lágrimas de espumillón: yo les llamo así porque es como les llamaba de pequeña... me encantaba decorar el árbol con lágrimas de tono plateado... me acuerdo cuando mi madre apareció con esa modalidad de adorno en casa, no me podía creer lo bonito que quedaba el efecto en el árbol... mira por donde, igual se vuelven a llevar y todo ;-). Después de buscar y buscar, las he conseguido en un bazar chino...
♥ Cinta para el lazo exterior
♥ Bastoncito de caramelo
♥ Tijeras pegamento en barra, lápiz
♥ Rotulador para escribir la dedicatoria

Modo de hacerla

Os enseño los pasos que he seguido de forma gráfica, para que podáis comprobar lo sencilla que es de preparar...

Lo más laborioso del proceso es pegar las lágrimas de espumillón. Os aseguro que es solo cuestión de un poquillo de paciencia y el esfuerzo merece la pena porque el efecto final es ideal, con ese brillo tan navideño...


Una vez que hayáis terminado de pegar todo el espumillón y hayáis cortado el exceso al nivel de las marcas del dibujo que habíamos hecho en un principio, nos ponemos a preparar el interior del christmas.... lo primero es dibujar sobre una cartulina verde un árbol de navidad similar al que dibujasteis por fuera. A continuación lo recortamos y pegamos en el interior de la tarjeta de manera que quede bien centrado y alineado con el árbol exterior.


La idea de utilizar cápsulas de magdalena para preparar las guirnaldas fue una casualidad total... las tenía encima de la mesa del taller porque las había comprado el fin de semana para cocinar y me vino de pronto esa idea a mi cabeza... 

Una vez que hayamos terminado la decoración del árbol y la dedicatoria esté seca, cerramos la tarjeta, hacemos un par de agujeros y atamos el bastoncito como "broche de oro"...


Y listo!!! Fácil no, facilísimo!!!! No me digáis que no.... y hasta aquí mi post de hoy... me voy directa a visitar los posts del resto de participantes del Desafío Love Craft de este mes que seguro que habrá ideas estupendas para preparar muchas más tarjetas.

Por cierto, tengo algo que contaros!!! Ayer tuve una gran noticia...  las chicas de Fiestas y Cumples han publicado en su estupenda web nuestro cumpleaños Cowgirls!!! Y para celebrarlo, el lunes os presento un post especial para enseñaros a hacer los sombreritos vaqueros que tanto os gustaron.... no os lo perdáis!!!

Hasta entonces, os mando un beso grande y os doy las gracias por estar siempre ahi.



Servilletas porta-cubiertos

¿Recordais el cumpleaños Cuéntame un Cuento

Una de las cosas que más me gustó cómo quedó fue la idea de utilizar las servilletas como porta-cubiertos...


En realidad, la idea surgió como consecuencia de la necesidad de sacar las servilletas de encima de los platos, para dejar sitio para colocar los 10 adornos temáticos de los invitados. Como no me acababa de convencer la idea de colocar la servilleta a la derecha y encima los cubiertos, se me pasó por la cabeza la idea de integrar servilleta+cubiertos y así darle a la mesa un toque original.

La única complicación que puede tener esta forma de colocar los cubiertos, es la de doblar la servilleta de un modo especial, consiguiendo convertirla en una especia de "estuche" dentro del cual podamos meter los cubiertos sin riesgo de que se caigan...

Me ha parecido una buena idea poder compartir con vosotros un tutorial en el que explicaros cómo doblé las servilletas y preparé estos porta-cubiertos tan prácticos....  allá vamos!!!

Tod@s frente a la pantalla con una servilleta en mano... así practicamos de verdad...






Para la decoración, preparé unos servilleteros con el mismo estampado y tonos que las invitaciones y los menús de la cena, para hacerlo un poco homogéneo, a pesar de la variedad de tonos de la mesa :-). Como me parecía que quedaba un poco soso, me lancé a por mi troquel de corazón (madre mía no sé que haría sin mis corazoncitos!!!) y troquelé varios con cartulina de purpurina plateada.... para darle un toquecillo romántico de cuento ...


Rodeé las servilletas y pegué los servilleteros por detrás con un poquito de celo...y con los corazones atados con unas tiras de bakers twine en tono gris...



Y ya lo tenemos.... facilísimo, no? Esta misma técnica la podemos aplicar a cualquier mesa, incluso con servilletas de papel... estoy deseando probar más y más combinaciones!!!

Nos volvemos a encontrar aquí el miércoles, que toca Desafío Love Craft y esta vez el reto es un christmas navideño 100% casero... no os lo perdáis!!!

Espero que os haya gustado el post de hoy, un beso enorme ♥



Desayuno para Vaqueras

Ya os avancé en el megapost de la fiesta Cowgirls, que os iba a enseñar en una entrada específica el desayuno del día después... me encanta prepararles a las invitadas un desayuno bonito, tipo buffet, como si se hubiesen despertado en un hotel... creo que es la guinda perfecta para rematar una fiesta inolvidable, ¿no os parece?

Pues bien, este es el desayuno que les preparé, de una forma completamente improvisada, eso sí, porque lo único que había preparado eran las cosas que les iba a poner para comer... el resto, lo fui montando sobre la marcha, aprovechando algunos de los adornos del día anterior... este fue el resultado...




La tarde anterior preparé unas magdalenas y añadí un par de cuencos con cereales, unas cookies con trocitos de chocolate, palmeritas y unas galletitas Petit Ecolier que además de ser preciosas, están de muerrrteee...


Como veréis, el buffet lo presidía la tarta-bizcocho que había preparado para la merienda, pero como ya imaginaba que ni la iban a tocar, pues la aproveché como plato principal del desayuno... un bizcocho mármol, preparado con chocolate y masa teñida de fucsia... para que nos combine perfectamente con el resto del cumple...



No os podéis imaginar qué ilusión les hizo cantarle a Julia el cumpleaños feliz por la mañana, soplar las velas y contemplar el "bizcocho con sorpresa dentro"!!!!

La mesa la decoré con una base de mantel blanco, y tres de las bandanas de la fiesta... cada servicio, con taza y plato blancos, y un vasito fucsia para romper un poco los tonos neutros...



Rescaté las etiquetas que me habían sobrado para decorar un poco las servilletas y algunos caballos para decorar la mesa del buffet... hay que aprovecharlo todo chic@s!!!

Para el zumo y la leche, también recurrí a las etiquetas, y la leche la coloqué en una botella de cristal como las de antes... me encanta ese toque antiguo que le da a la mesa... no lo puedo evitar.... si os gusta la botellita, las podéis encontrar en IKEA, que es donde yo compré la mía...


Y hasta aquí el desayuno del Lejano Oeste, espero que os haya gustado y os haya abierto el apetito, porque la verdad es que estaba todo buenísimooo y las niñas no dejaron ni las migas!!!

Un beso grandísimo y hasta el lunes. Feliz fin de semana para tod@s, a mí me tocará estar en casita, que la próxima semana "tenemos" muchos exámenes de evaluación :-( y hay que dar apoyo moral!!!!


Cumpleaños Cowgirls

Por fin llegó el 9 de noviembre y pudimos celebrar el 11 cumpleaños de mi hija Julia!!!

Madre mía, cuántas semanas de trabajo y dedicación a esta fiesta, no os lo podéis imaginar, más aún si tenemos en cuenta que tuve que compaginar sus preparartivos con los de mi cumpleaños Cuéntame un Cuento.

Pero como "querer es poder" y yo no me rindo fácilmente, todo fue posible y hoy os presento con todo lujo de detalles el gran cumple Cowgirls... pasad!!!! estáis todos y todas más que invitados...



Lo primero que haréis al ver este post es hacer un repaso general por todas las fotos y luego sé que os gusta que os cuente un poquito cómo hice las cosas y las curiosidades con las que haya podido encontrarme en la organización del cumple ... creedme, en cada cumple aprendo algo nuevo, es increíble!!!

Respirad hondo, que empieza el post más largo de la historiaaaaaa .....

Para empezar, os contaré que las invitaciones las preparé en Power Point, con un pattern que me fabriqué yo misma a partir de una foto a una de las bandanas de la fiesta.... hay que tener recursos!!!! Como detalle la bota de supervaquera, con el 11 en la espuela... se ve pequeñito, pero es un detalle que me encantó!

Los sobres los fabricamos en casa, a partir de papel craft normal y corriente, para darle ese aire de "diligencia".... y también un sello home made con el "Se Busca" y tinta fucsia... todo en tonos muy coordinaditos como me gusta siempre trabajar...


En este cumple he combinado un montón de materiales y diseños... muchos recipientes de zinc, paja, tela de saco, fieltro, bandanas, estampados de vaca, cuadros vichy, madera, papel de seda, papel pinocho, papel kraft... y veréis muchos detalles y muchos caballos sobre la mesa... por algo es un cumple de vaqueras, no?




Os presento la gran mesa de dulces del Cumpleaños Cowgirls...





Os habréis fijado que hemos cambiado de emplazamiento, verdad? En la mayor parte de los cumples suelo colocar la mesa frente a una lareira de piedra que tenemos en el sótano de casa, pero esta vez decidimos variar, más que nada para dejar más sitio a las niñas (que se quedaban a dormir...).

Esta vez colocamos la mesa, uniendo las dos mesas de estudio de mis niñas mayores... madre mía, hay que aprovecharlo todo! Y como tengo una pared de ladrillo caravista muy rústico, creo que le ha dado un fondo perfecto al conjunto, ¿qué os parece?


Vamos con la mantelería... ese mantel de cuadros marrones tan mono y que me encaja como un guante, es préstamo de mi madre y en realidad son dos manteles. Para disimular el centro, colocamos un camino de mesa hecho con tela de saco, más dos caminos de fieltro fucsia.

El frente de la mesa lo decoramos con una guirnalda de bandanas atadas en marrón y fucsia... y colocamos en el centro un sombrero de vaquera con estampado de vaca, para darle homogeneidad con el resto de detalles con estampado vaca de la fiesta...


Sobre la pared que hacía de fondo de la mesa de postres, coloqué tres rosetones y cuatro pompones de papel... os cuento...

Los rosetones los preparé en casa siguiendo este tutorial utilizando un papel de pinocho con estampado de vaca que compré hace tiempo en Opitec y que nunca pensé emplear en uno de mis cumpleaños... pero madre míaaa, qué mono queda, verdad? En el centro, unas figuras troqueladas en cartulina marrón sobre blondas teñidas de fucsia


Los pompones también son caseros y los hice siguiendo este otro tutorial y con dos materiales diferentes... papel de seda y... tachán!!!! Servilletas de papel!!!! síiii, habéis oído bien, y todo gracias al consejo de una amiga lectora del blog: mil gracias por tu fantástica sugerencia, querida Pi.



Seguimos con el centro de la mesa... ¿qué os parece el pedestal de la tarta? ... después de buscar alguna bala de paja pequeñita me rendí (me costaban más los portes que la paja!!!) y opté por fabricarla por mí misma... siiiii, como lo estáis oyendo.... y os estaréis preguntando cómo, verdad? Pues facilísimo, cogí una caja de vino de madera, até dos cuerdas alrededor y entre esas cuerdas fui metiendo fajitos de paja cortada a la medida de la caja...

Pero... dónde conseguí la paja??? pues un fin de semana que fuimos a comer a casa de unos familiares, nos colamos en un campo cercano y tijera en mano, nos pusimos a podar ...un poco friki en realidad, pero muy práctico (y económico!!!).




También me acordé de poner para merendar los barquillos bicolores de fresa y choco que compré antes del verano (tranquilos, caducan el año que viene!!!!), no solo porque está buenísimos, sino también porque me combinaban de maravilla ....



Después de probar mil y una tartas, me he dado cuenta de que los niños no la comen :-(, cosa que me da una rabia horrible, después del trabajo que da hacerlas, no os pasa? Así que esta vez decidí liarme la manta a la cabeza y optar por peparar un bizcocho mármol que no falla y que, además, lo íbamos a dejar para el desayuno del día siguiente....

El interior, con los tonos del cumple, fucsia y marrón del choco, y por fuera una super cobertura de chocolate Nestlé Postres... con decoración Celebra con Ana ...


Los detalles de los farditos de paja que veis en la mesa, los hemos hecho en casa, y los vamos a aprovechar para el Belén de este año... hay que aprovecharlo todo, chic@s!


También rescaté una jarrita de porcelana blanca que tengo en casa y la utilicé para poner las pajitas de pica pica... debo confesar que estas pajitas me encantan porque me recuerdan a las que tomaba yo cuando era pequeña y que compraba en un kiosko que había al lado de mi colegio... además, me combinaban a las mil maravillas, así que no me lo pensé ni un solo instante... mirad que chulas por favorrr...


¿Y qué me decís de mis supercáctus? ¿No os parecen graciosísimos? Pues si los queréis, sólo necesitáis un calabacín grandecito, lo partís por la mitad, pincháis palillos y los ponéis sobre algo que simule la arena del desierto... yo opté por azúcar moreno ...



A la derecha de la gran mesa de postres, colocamos las bebidas y el menaje...


Las servilletas las decoramos con las etiquetas diseñadas para la ocasión y el menaje lo coloqué en una de las cajitas de madera que compré a mi querida María de Delipapel hace unos meses. Las cucharitas las tuneé con washitape y listo!


Para colocar la comida opté por utilizar materiales que nos recordasen a las pelis vaqueras, así que recopilé cubitos y recipientes de zinc y cajas de madera de fruta, para conseguir ese efecto Lejano Oeste tan especial...

Cogí los cubitos de zinc que tenía por casa y me puse a tunearlos con las etiquetas de vaqueras, tela de saco, cintas, etiquetas para bautizar las chuches y lazos de lana como los que me enseñó mi abuela a hacer cuando era pequeña (qué recuerdos ♥).


Las botellas de agua las tuneé con tela de saco, etiquetas y también les confeccioné unos gorros, con un estilo muy Sheriff...


Pero de lo que más orgullosa estoy, sin lugar a dudas, es del regimiento de botellitas de cola que tuneamos para la ocasión ... con diferentes estilos y tejidos y cada uno con un mini-sombrero vaquero ... ¿no os parecen monas?


Os estaréis preguntando dónde conseguí esos sombreritos tan monos... pues los hice en casa, con mucho esfuerzo y mucha imaginación... os presentaré un paso a paso en un post específico dentro de unos días, para que los podáis hacer vosotros mismos...


Y a lo largo de la mesa muchas, pero que muchas chuches, todas decoradas (y bautizadas) para la ocasión...



Siempre me gusta preparar unas bolsitas de chuches para que las niñas se lleven a casa de recuerdo, así que esta vez no iba a ser menos... para ello utilicé bolsas de papel craft con ventana (que dejaban ver las chuches en tono fresa de dentro) y las rematé con unos cierres en papel pinocho de vaca y unos lacitos. Las metimos en una cajita de fruta tuneada para la ocasión ...


También preparamos galletas decoradas (como no!!!!),con temática vaquera: sombreros, botas, herraduras y caballos (gracias Jana por ese préstamo de cortadores...). Como no teníamos cortador de caballo y ya no quiero comprar más cortadores... preparé uno yo misma con mi kit de cortadores casero, tal y como os expliqué en este post.



Las galletas las colocamos en un frutero, que tuneamos a modo de establo... con caballos de playmobil y unas vallas de cartulina... así era el efecto final, ¿os gusta?


Las chocolatinas las forré con papel pinocho de vaca y las metimos en otra de las cajitas de madera que tengo, como si fuese un abrevadero para caballos ...


Como a Julia le encantan los cake pops de nocilla, preparé unos muy sencillos, bañados de choco y los coloqué en mi recipiente de zinc con pizarra incorporada ... el efecto final no me puede gustar más!!!



Llené varios cubos grandes de zinc de chuches y patatillas variadas, decorándolos con las bandanas anudadas al estilo cowboy, y cintas coordinadas con los colores de la fiesta ...




Los bocatas los metimos en otra caja de fruta, tuneada para el lejano Oeste ...


A los pies de la mesa, un mini carro, cargado de sombreros de paja para cada una de las invitadas... los usaron durante toda la fiesta, pero su función real fue servir de bolsa porta-recuerdos del cumple... os preguntaréis de dónde he podido sacar esa reliquia, verdad? Pues regalo de mi querida madre que ya me conoce y sabe que este tipo de artilugios extraños siempre me interesan.... no se acuerda muy bien de dónde salió, pero creemos que debía venir con plantas en algún regalo milenario ;-)




Al lado de la mesa principal, habilitamos el Rincón Cowgirl de las dedicatorias... ya sabéis que a las niñas de esta edad les encanta dejarse mensajes sorpresa y dedicatorias...


Las niñas lo pasaron bomba, fue una intensa tarde de sábado y la fiesta continuó por la noche, con una súper fiesta pijama, sesión de mascarillas de belleza, pelis de vídeo y pizza  y posterior desayuno ... pero si algo fue más que divertido, fue el momento Photocall vaquero... para lo que nos pusimos manos a la obra a preparar un mini decorado que recordase el lejano Oeste... vallas de madera, bandanas, tela de vaca y un montón de atrezzo hicieron las delicias de estas niñas tan riquiñas ;-)




Y este ha sido el cumpleaños Cowgirls... madre mía, qué maxi post!!! Espero que no os hayáis dormido a mitad de camino, pero es que tenía tantas ganas de enseñaros todos los detalles... a ver qué os parece, estoy LOCA por compartir impresiones con vosotr@s.

El viernes os presento un nuevo post en el que os enseño el superdesayuno de vaqueras que preparamos para despertar a las invitadas y ponerles las pilas... hasta entonces ...

Un beso grande ♥ (Yehaaaa!!!!)