Rosas de cartulina

Hace tiempo que no os presento un post de "empaquetado creativo" y hoy me ha apetecido muchísimo poder compartir con vosotros uno de los últimos que he preparado...

Ya sabéis que me encantan los empaquetados originales y hoy os voy a presentar uno de ellos ... lo preparé hace unos días para una buena amiga y se trata de un empaquetado con rosas de cartulina que había visto hace tiempo en internet y que estaba loca por probar... aquí tenéis el resultado final, a ver qué os parece...




¿No os parecen fantásticas? A mi me parecen preciosas y aunque sean de cartulina, me dan ganas de preparar un centro de flores con ellas... todo se andará, ya veréis como dentro de poco os presento uno!!!

Ya veis que el empaquetado es de lo más sencillo, para mí "menos es más", es uno de mis lemas a la hora de preparar detalles. En esta ocasión utilicé una caja estampada de cuadritos vichy azul turquesa que tenía en casa, le pegué alrededor un "fajín" de papel Kraft de color fucisa (que podéis encontrar incluso en cualquier hipermercado) y tres rosas de cartulina completamente Home Made.

¿Os apetece que os enseñe a preparar esas rosas tan monas? (Síiiiiiiiiiiii) Bueno, pues allá vamos...

Materiales que vamos a necesitar

♥ Cartulina del color que os guste
♥ Lápiz
♥ Tijeras

Modo de hacerlas

Ya veréis qué facilitas, no os lo vais a creer... os muestro el tutorial con unas fotos para que lo entendáis mejor... allá vamos....






Ayyyy, pero cómo me chiflan, no lo puedo evitar, me dan ganas de hacerlas de mil colores... esto se va a convertir en una adicción!!! Pero como son baratitas y rápidas de hacer... no pasa nada!!!!

Os dejo con un primer plano de mis rosas.... con amoreeee!!!!

Besos enormes para todos y hasta el viernes que toca fiesta de enlaces de Las Diogeneras y os enseñaré una nueva creación a partir de algo reciclado.


♥♥♥

Mi taller: segunda parte

Seguimos en la "Semana de Puertas Abiertas" en la que he decidido mostraros los entresijos del taller Celebra con Ana. Hoy continuamos con la visita guiada y os enseñaré la zona de almacenamiento "diogenero", la zona central de trabajo y la zona fotográfica en donde saco las fotos que publico en el blog.

¿Estáis preparados para el tour? (SÍIIIII)... 

Vamos allá!!!

♥ Zona de almacenamiento "diogenero"


En otra de las paredes libres del trastero, instalamos en su día dos estanterías metálicas más... en un principio estaban completamente vacías, hasta que llegué yo, con esta cualidad "expansiva" que tengo de llenar toda estantería que se me pone por delante ... unos meses más tarde ya me está faltando espacio!!! es terribleee!!!

Os presento mi almacén "diogenero" ;-)



En esta otra zona almaceno un montón de cosas: frascos de cristal, cajas de madera, grandes telas y tules, recipientes y cubitos para los cumples, pajitas, servilletas, vasos y platos de papel, globos, pompones, rosetones y faroles de papel y un largo etcétera de "restos" de fiestas que he organizado... me da tanta pena tirarlos!!! y además siempre pienso... "y si algún día lo necesito"... ¿no os pasa a vosotros? os enseñaré una pequeña muestra ...







♥ Zona de trabajo central

Con el paso del tiempo, en el centro del trastero se nos ocurrió instalar definitivamente los dos tableros con caballetes que teníamos para colocar el Nacimiento en Navidad... y no sabéis qué acierto fue, ahora esa zona la utilizo de mesa auxiliar cuando preparo fiestas, así puedo ir colocando los preparativos...

En esa zona tengo tres sillas altas más (las compré en IKEA), para cuando mis niñas deciden bajar al trastero a ayudarme.... os enseño esa zona tal cual la tenía semanas antes de celebrar el cumple 7 mares ... ya veis cuánto cunde!!!


♥ Zona de fotografía

Por último, desde hace unos meses, tenemos una esquinita dedicada a la zona de fotografía, en la cual hemos instalado tres flexos de luz blanca, un fondo infinito (con un estor blanco colgado del techo) y una caja de luces para hacer las fotos que os enseño con cada entrada en el Blog.

La mayor parte de mis fotos las hago aquí, aunque hay veces que aprovecho la luz y el buen tiempo para salir fuera a fotografiar algunos de los posts que os presento en el Blog.

Tengo a mano varias cartulinas para hacer fondos en las fotos, y también algunos tableros que hemos preparado y pintado en casa, para poder hacer esas fotos con ese fondo de mesa de madera que tanto se llevan ahora... estoy deseando pintar más, para tener una gama más amplia de colores!!!

Aquí veis la caja de luces en la cual hago fotos a las cosas de pequeño tamaño. El resultado es estupendo porque gracias a la tela, la luz de los flexos se difumina y se reducen mucho las sombras.

























Aquí veis el fondo infinito del que os hablaba antes, con el cual consigo esos fondos blancos en las fotos, de modo que no se ve el final (de ahí lo de infinito, claro, jejeje).


Y estos son los tableros que hemos preparado en casa, con la ayuda de mi paciente marido. Yo me he encargado de la pintura, que lo de darle a la brocha es lo mío...



Y hasta aquí mi taller ... ¿os ha gustado? Espero que sí!!!!

Ojalá pudieseis disfrutarlo conmigo, no sabéis lo feliz que soy cuando estoy en él ... es mi pequeño refugio y estar allí, rodeada de cintas, recortes de cartulina, cinta de doble cara pegada por todas las esquinas y mi pistola de silicona en mano es todo lo que se puede pedir!!!

Muchos besos para todos ♥

PD.- Otro día os enseño mi almacén de materiales de repostería creativa....que es un mundo aparte!!! Pero esperaré un poco a que os recuperéis de esta semana de puertas abiertas... jejeje

Mi taller: pasen y vean...

Ya sois unos cuantos los que me habéis dicho que os gustaría mucho (muchiiisimooo) entrar en mi taller y como vuestros deseos son órdenes para mí, pues aquí estoy con una entrada especial dedicada a enseñaros los recónditos secretos del taller Celebra con Ana...

¿Queréis venir? Estáis todos invitados!!!

Antes de nada quiero avisaros que no lo he ordenado ni organizado de un modo especial para la ocasión, sino que he preferido dejarlo tal cual lo tengo cuando entro en él y me pongo a trabajar... así podéis conocerlo "en su salsa"...

El taller está en el trastero, por eso convive pacíficamente con otras miles de cosas que se van amontonando y almacenando como en cualquier casa ... maletas, el árbol y adornos de navidad, la ropa de fuera de temporada, regalos de boda sin estrenar ;-) ... aunque tratamos de reducir las "existencias" al máximo ya se sabe que no se puede dejar de acumular...

Podemos decir que tiene cuatro zonas, y no os creáis que es tan grande, pero sí que es verdad que son zonas bien diferenciadas:

♥ La zona de trabajo principal
La zona de almacenamiento variado
La zona de trabajo central
La zona de fotografía, en la que preparo todas las fotos que os presento en Celebra con Ana y que sorprendentemente carece de luz natural....

Hoy os voy a enseñar la primera de las zonas, porque ya veréis que tiene mucho que enseñar...

La zona principal de taller consta de una mesa de trabajo (tablero + caballetes) y una gran estantería en la que tengo los materiales para mis manualidades... tengo dos sillas altas para trabajar cómoda, aunque al final siempre termino de pie, de aquí para allá... para ser franca debo confesar que esas dos sillas son un préstamo de mi querida cuñada ;-) ... Merce, espero que disfrutes viéndolas en tu pantalla ...

Aquí tenéis mi mesa de trabajo:


Sobre ella, diferentes baldas con material variado y una barra de ducha instalada por mi paciente marido en la que ubico algunas de mis cintas. Debajo de ella, unos compartimentos metálicos de IKEA en los que he colocado el resto de cintas, así las tengo siempre a mano y me sirven de fuente de inspiración :-).



Aquí os enseño mis recipientes de cintas ordenadas por tonalidades...



Me encanta tener varias tijeras, las tengo de varios tamaños y tipos para poder trabajar con diferentes materiales. Entre las que más me gustan están la de corte de siluetas y la de corte de telas en zig-zag, dos de mis imprescindibles!!!


Sobre la mesa, y siempre a mano, mi pistola de silicona, mis palos para almacenamiento de washi tape, de los que ya os hablé hace tiempo en un post especial y mi caja (un porta-biberones de las niñas...) con los troqueles de Martha Stewart ...



Al lado de la mesa de trabajo, tengo una estantería en la que atesoro todos los materiales que necesito para hacer mis creaciones... de hecho, creo que voy a tener que instalar una a su lado porque ya se me está quedando "justita"...



Como la mayor parte de las cosas son de pequeño tamaño, colocamos varias cajoneras de plástico (que podéis encontrar en los hipermercados a un precio estupendo) y las etiqueté para identificar lo que guardo en cada cajón. Yo ya me lo sé de memoria, pero lo hago para cuando entran mis hijas en el taller, así encuentran lo que necesitan de un modo más fácil, y lo que es mejor, les ayuda a dejarlo ordenado!!!

Tenemos cajones para:

♥ Troqueles grandes, medianos y pequeños
♥ Pegamentos y celos
♥ Adornos de foam
♥ Adornos en general y blondas
♥ Cordones y cintas de cola de ratón
♥ Sellos y tintas
♥ Pegatinas
♥ Bolsas de celofán
♥ Cintas de regalo

Os enseño con detalle los estantes... así podéis cotillear como Dios manda!!! jejeje

Arriba de todo voy guardando de recuerdo algunas de las cosas que preparo para los posts, como la casita del perrito escocés, o las cajitas de picnic, empaquetados creativos ... son cosas a las que le tengo cariño y me da mucha pena tirar...

En el siguiente estante tengo mis maletas de brads, adornos y de carvado de sellos, una caja en la que guardo el trapillo y las cintas de pastelero, y varios botes de plástico con adornos variados (flores, pinzas, letras, pompones...).


En el siguiente estante he colocado varias cajoneras en las que podemos encontrar los troqueles, gomets de goma eva, cordones, pegamentos y cintas adhesivas y también adornos y blondas (las adoro).



Una de mis mayores aficiones, y diría que "adicciones" son los troqueles... los he ido comprando poquito a poco, desde que descubrí su existencia hace un par de años, y debo decir que no me canso de ellos y me encanta utilizarlos siempre que puedo... aunque tengo la Silhouette Cameo, que me permite recortar todo lo que quiero a golpe de click, reconozco que no la cambio por mis troqueles.... me gustan tantooooo!!!

Para una mejor organización, los he clasificado en tres cajones, de modo que decidí separarlos por tamaños en grandes, medianos y pequeños, así los localizo mucho mejor y sé perfectamente lo que tengo....



El siguiente estante está dedicado especialmente a las cartulinas de pequeño tamaño. Para almacenarlas ordenadamente, he colocado varias cajoneras portapapeles que podéis comprar en las grandes superficies o en los establecimientos de material de oficina. También he colocado una cajonera pequeña, con dos cajones, en los que almaceno las pegatinas y los sellos y tintas. 


En el estante que está más pegado al suelo he colocado una cajonera en la que guardo cintas de papel para empaquetar regalos y también las bolsitas de celofán, con cierre autoadhesivo y con fuelle, para empaquetar galletas, chuches y lo que se nos ocurra... también almaceno las bolsas de papel de varios tamaños y tipos...



A medida que voy viendo materiales que me gustan voy comprando poco a poco, de manera que lo voy almacenando para tenerlo siempre a mano y así poder crear cosas nuevas ... una de las categorías que más me gusta es la de "adornos".

Durante mucho tiempo los guardé en uno de los cajones, pero ahora he cambiado de organización y algunos de ellos los tengo ordenaditos en una maleta de las que se usan para almacenar tornillos y puntas....ya veis qué práctico!!!


El mismo sistema de almacenamiento lo utilizo también para los brads y ojales, así los tengo clasificados por tamaños y tipos, no se mezclan,  y me resulta mucho más fácil encontrar lo que quiero ...


Al lado de la estantería de materiales, tengo una zona dedicada al almacenamiento de textiles y mis papeles de regalo ... otro de mis imprescindibles ... ahora que lo pienso ... creo que tengo demasiados "imprescindibles", chicas!!!!

El problema de los papeles es lo incómodos que son para guardar ... acababan rodando por todas las esquinas, hasta que compramos tres recipientes de plástico de esos que se utilizan para la basura... suena muy poco delicado, pero es tremendamente práctico!!! ahora los tengo ordenados y clasificados por tipos, en uno los papeles pinocho y la goma eva, en otro papeles de cuadros y rayas y, en otro, papeles estampados...


También he habilitado un espacio especial para almacenar mis "textiles"... telas, lanas, cintas, tiras bordadas, todo lo tengo perfectamente ordenadito ... es como mi "mini-mercería", jejeje ... mirad lo que se me ha ocurrido para tenerlo bien organizado:



En esta zona he colocado:

♥ Un carrito metálico (IKEA), en el que guardo las tiras bordadas, puntillas, tapacosturas, madroños, lanas, retales grandes de tela, etc.

♥ Un maxitendal (IKEA) en el que he colgado a dos alturas las telas que tengo para las manualidades y para decorar las fotos... así no se me arrugan y las puedo ver y saber qué tengo exactamente ...  el estante de abajo lo he dedicado a mis cartulinas grandes, de manera que en un montón tengo las lisas y en el otro, las estampadas.



Os enseño algunos detalles de estas dos zonas de almacenaje, así las podéis ver mejor...




Hasta aquí la zona principal de trabajo de mi taller de manualidades. En el próximo post os voy a enseñar el resto, así no os saturo ;-)

Espero que os haya gustado y que os haya dado muchas ideas para organizar vuestros propios talleres.

Besos ♥

Guinalda de blondas teñidas

Este tutorial que hoy os presento se debe en gran medida a mi querida Pat del maravilloso blog Azucarillos de Colores y es que cuando hace semanas nos comunicó que había lanzado el Concurso Made in Adc de manualidades inspiradas en su blog me lancé a participar... primero, porque me encantó la idea, segundo, porque tenía muchísimas ganas de poner en marcha alguna de sus creaciones y, tercero, porque no puedo decirle que "no"...

Pat es un cielo de persona, supergenerosa y cercana y eso es de las cosas que más valoro en un blog... hace casi un año, pocos días después de descubrir su blog y tras dejarle algún que otro comentario, me mandó un mail muy cariñoso y en él me enviaba la foto de mi cabecera arreglada porque me decía que "una foto tan bonita no podía verse tan pálida"... y así fue, desde aquél día nos une una "amistad bloguera" y de vez en cuando nos comunicamos para ver qué tal estamos. Una maravilla!!!

Así que, con este post y participando en su concurso es como si le agradeciese aquél detalle que tuvo en su día, así, porque le salió de dentro, y sin pedir absolutamente nada a cambio...

Y dicho esto (qué rollo tengo, madre de mi almaaaa!!!) os presento mi "mini-guirnalda de blondas teñidas"... no puedo evitarlo... me chiflaaaa y me lo he pasado BOMBA preparándola.... aquí tengo a mi princesa pequeña de modelo, posando con ella ...


Ni que decir tiene que esta propuesta es perfectamente válida para blondas blancas y de cualquier tamaño, como las que preparé para nuestra Gran Fiesta Ibicenca... pero lo realmente especial de esta guirnalda es haber empleado blondas bancas teñidas en casa... ¿que no os lo creéis? Pues allá va el tutorial... preparaos para mancharossss...

Materiales necesarios

♥ Blondas blancas de la forma y tamaño que más os guste.
♥ Agua.
♥ Platos soperos o recipientes que puedan contener las blondas y que cubran toda su superficie perfectamente estiradas.
♥ Tintes o colorantes alimentarios (entiendo que también se puede utilizar otro tipo de tintes, como las témperas escolares, aunque están completamente prohibidas si vais a poner las blondas teñidas en contacto con alimentos, claro).
♥ Rollo de papel de cocina para secarnos continuamente (jejeje).
♥ Otros materiales prácticos: pinzas de cocina, de las de darle la vuelta a la carne.... si las tenéis, claro, son ideales para evitar mancharos tanto como yo.... y un plástico o bolsa de basura grande para poner las blondas a secar.
♥ Plancha.

Pasos a seguir ...

1. Preparamos los recipientes de agua de modo que tengamos la cantidad justa para cubrir la blonda, no más. Añadimos unas gotas de colorante y removemos para que el agua se tiña perfectamente.


2. Teñimos las blondas: introducimos las blondas en cada recipiente, unos segundos de cada lado, hasta que comprobamos que ha cogido color homogéneo. Este paso no debe ser muy largo ya que si dejáis mucho rato las blondas a remojo, os encontraréis con que se ablandarán demasiado y se os van a romper con facilidad...


Este fue el paso más divertido.... por un momento me sentí como una fotógrafa de las de antes, revelando sus fotos en el cuarto oscuro!!! jeje

3. Dejamos secar: a medida que vamos sacando las blondas de los recipientes las ponemos a secar sobre una superficie impermeable, con el fin de no manchar... en mi caso opté por una bolsa enorme de basura, que extendí sobre una mesa.


Dejamos secar al menos durante 24 horas. En mi caso puse un deshumidificador cerca para favorecer un secado más rápido y quedaron perfectas.

4. Planchamos: cuando vayáis a ver vuestras blondas, os encontraréis con que la mayoría estarán dobladas y en algunos casos también un poco arrugadas... no os preocupéis!!! Y este es un consejo de Pat... cogéis la plancha y colocando un trapo encima de las blondas, procedéis a darles una planchadita... ojooo!!!! sin vapor... os lo digo por mi experiencia... mi vaporetta echa tanto vapor que me las dejó aún más dobladas... mirad la foto y lo entenderéis....



Ya tenemos las blondas preparadas, las podéis guardar y utilizar para un montón de cosas... hoy os propongo hacer una guirnalda con algunas de ellas... allá vamos...


Facilílísimo, verdad??? Me ha encantado cómo ha quedado y estoy loca por hacer una en versión XXL... con blondas bien grandotas, ya os enseñaré cómo me queda...



Y hasta aquí el tutorial de guirnaldas creativas de hoy, espero que os haya gustado!!!

Miles de besos ♥♥♥



MOMENTO CONFESIÓN

Confieso que todo lo que habéis visto tuvo lugar tras un fracasado primer intento... lo de fracasado por decir algo, porque podría calificarlo más bien de TERRIBLE DESASTRE. Para que no os pase también a vosotras os contaré mis meteduras de pata:

1.- Ojo con el tipo de blondas a utilizar.... en ese primer intento elegí blondas grandes redondas, muy bonitas, pero muy enceradas... NOOOOO.... es mejor utilizar blondas menos enceradas, más cutrillas para entendernos bien, porque así el color penetrará en el papel y no resvalará del mismo como fue mi caso.

2.- Ojo con los recipientes a emplear para teñir... yo me emocioné un poco y recopilé varias "tinas" de lavar la ropa... las llené con bastante agua y, claro, el tinte se me quedó muy aguado... no hace falta que tengáis mucha agua, más vale de menos que de más, con que tenga una altura el agua de 1 o 2 cm. será más que suficiente.

3.- No os paséis echando tinte al agua... o os pasará lo que me pasó a mí... conseguiréis unas blondas más bien fosforitas, monas, pero muy chillonas... a mí me habría gustado conseguir un tono más paliducho, más vintage, pero no fue posible.... otra vez será!!!!

4.- El momento tintado de blonda debe ser muy rápido... no dejéis la blonda mucho tiempo flotando en el agua, para que se tiña más, o os pasará lo que me pasó a mí.... blondas desintegradas flotando en el agua... terrible!!!!

Piruletas de nube

Hoy os traigo un tutorial que estaba deseando presentaros... piruletas de nubes caseras!!! Y es que siempre me han encantado esas grandes piruletas de nube que venden en algunas tiendas de chuches... me parecen tan bonitas que me da hasta pena comérmelas... me basta con mirarlas ... y estas son las que hemos hecho en casa ....



Para ser las primeras que hacemos no me puedo quejar, especialmente teniendo en cuenta lo mucho que manché y la cantidad de trastos que utilicé... es lo que tiene ser novata en esto de las nubes, jejeje...


Reconozco que las nubes están realmente deliciosas y el sabor es exactamente igual (o mejor) que el de las nubes compradas, así que afirmo que la receta está muy lograda. Aunque es una receta sencilla, si es cierto que puede resultar un tanto engorrosa, más bien por la cantidad de utensilios que se manchan, pero... un día es un día, verdad?



Ingredientes

Después de buscar entre muchas recetas, al final opté básicamente por la que encontré aquí, con alguna variación. Para preparar las nubes, tenemos que hacer un sirope que será uno de los ingredientes de la masa.

Para el Sirope:

1 taza de agua (yo he utilizado una taza pequeña, para evitar que me sobre mucha cantidad)
3 tazas de azúcar normal y corriente
1 cucharadita de crémor tártaro (de venta en cualquier tienda de repostería)

Para las nubes

1/2 taza de sirope del que hemos preparado
3/4 de taza de azúcar
1/4 de taza de agua
una pizca de sal
dos cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharaditas y media de gelatina en polvo neutra
1/2 taza de agua fría

Para espolvorear

1 taza de azúcar glass
1/2 taza de maizena

Materiales necesarios

Bandejas
Papel de horno
Manga pastelera
Boquilla redonda (yo he utilizado la nº12 de Wilton, pero incluso podríamos haber utilzado una un poquito más ancha)
Pincel para humedecer
Brochetas de madera
Adornos (cintas, bolsas de celofán,... lo que se o ocurra)
Aspiradora y paños de cocina (jajajaja, para que vayáis limpiando sobre la marcha!!!!)

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el sirope, que será uno de los ingredientes para la masa de las nubes. Hacerlo es supersencillo, ya lo veréis. Lo más complicado de esta receta es la medida en tazas... cuando es una taza entera bien, pero el problema es cuando nos indican medias tazas o incluso tres cuartos de taza.... debo reconocer que he calculado un poco "a ojímetro" pero me han quedado bien, así que ya sabéis, si os cuesta calcular, más o menos y ya está!

Ponemos todos los ingredientes del sirope en una tartera a fuego medio-alto, de modo que vamos removiendo hasta que empiece a hervir. Dejamos unos 30 segundos hirviendo y lo retiramos. Al cabo de un par de minutos, lo volvemos a llevar al fuego y volvemos a dejar hervir durante otros 30 segundos. Retiramos. Debe quedar un líquido no transparente y más bien espesito, aunque no mucho, eh?

A continuación nos ponemos ya a preparar las nubes...

Cogemos la media taza de agua fría y le añadimos la gelatina para que se absorba e hidrate.

En una tartera ponemos, 1/4 de taza de sirope del que acabamos de preparar, 1/4 de taza de agua, la sal y el azúcar y calentamos todo hasta que hierva y el azúcar se haya disuelto por completo. Retiramos la tartera del fuego.

Ponemos 1/4 de taza de sirope en el vaso de la batidora.

Calentamos la taza con la gelatina en el micro durante unos 30 segundos a máxima potencia.

Añadimos la gelatina caliente al sirope que nos está esperando en el vaso de la batidora.

Empezamos a batir con varillas, durante 10 minutos, 5 a velocidad media y 5 a velocidad máxima. Si no tenéis batidora con base preparar vuestro brazo, porque acabaréis con agujetas!!!! 
 


El punto que debéis de conseguir es el de un merengue bastante espeso, tal y como os enseño...



Añadimos la vainilla y el color con el que os apetezca teñir las nubes. En mi caso las teñí todas en un tono rosa clarito, porque la verdad es que ya no quería manchar más cacharros... pero si queréis hacer nubes en varios colores no hay problema, separáis el merengue en partes y teñís de forma separada... eso sí, ello implicará tantas mangas pasteleras como tonos hayáis empleado...


Ya tenemos la masa de las nubes lista!!! Ahora solo nos queda darle la forma adecuada para poder construir nuestras piruletas... para ello preparamos la manga pastelera y nos ponemos a hacer churros, tan largos como la bandeja, cuanto más largos los hagamos, más circunferencia tendrán nuestras piruletas.


Cuando hayamos terminado con los churros, espolvoreamos un poco por encima, mezclando la maizena con el azúcar glass, ayudándonos para ello de un colador para que quede un espolvoreado homogéneo...

Fe de erratas: Maizena es con "z" pero chico, ya no me da tiempo a cambiarlo en la foto... sé que me perdonaréis!! ;-)

Dejamos reposar nuestros churros de nube durante unas 12-24 horas, para que la nube cuaje y adquiera consistencia.

Pasado este tiempo ya podemos ponernos a preparar las piruletas... vamos a ir cogiendo churros, de manera que los separaremos con cuidado del papel de horno... no os preocupéis si veis que se pega un poco, es normal!!!

Cogemos un pincel y humedecemos un poco con agua, de modo que lo pasamos por toda la zona que estaba pegada a la bandeja, ya que será la zona más feucha de la nube y sobre la cual vamos a hacer las circunferencias...


Empezamos a enrollar desde uno de los extremos, apretando con cuidado, para que se vaya quedando pegada... aquí podéis ver "mi pringue" particular en azúcar glas!!!!


Al terminar, cogemos una brocheta de madera y clavamos con cuidado a lo largo de la nube para que nos sirva de contención y que la piruleta no se nos deshaga...


Y listo... armaros de paciencia porque os saldrán unas cuantas.... pero están tan tan ricas que vale la pena, os lo prometo!!!! Confiad en mí, tiradas de hacer, pero preparad el Fairy para fregar!!!

Las nuestras se las llevaron al cole y fue un "visto y no visto"... aquí os dejo con un primer plano de una de ellas...


Y hasta aquí el post de hoy.... espero que os haya gustado... Muchos besos para todo@s!!!!

Nos vemos el jueves con nuevo post ... aún tengo que pensar qué os voy a traer... ¿alguna sugerencia?