Casetas de playa para chuches y frebbie

Llegó el verano...  y, el buen tiempo anima a preparar detalles bonitos para las ocasiones especiales, o que sin ser especiales sí que invitan a hacer algo original.

Es el caso precisamente del post de hoy, que además me viene como anillo al dedo para participar en el Desafío Love Craft del mes de Julio que en esta ocasión nos proponía un packaging veraniego... estas son mis casetas de playa para chuches.... ¿qué os parecen?


Están inspiradas en aquellas antiguas casetas que había en las playas en la época de nuestras abuelas o incluso bisabuelas, creo que eran para cambiarse de ropa. Siempre me han encantado, no lo puedo evitar... me parecen tan veraniegas!!!


Las preparamos para regalar a unas amigas de mis hijas y la verdad es que causaron sensación.... al verlas todas colocaditas parecía que nos habíamos trasladado a una playa de Santander de principios de siglo, je je je


Para la sesión de fotos conté con el apoyo impagable de "mi maridín", que con esa cámara que tiene hace unos desenfoques que me vuelven loca!. Un día de estos me compraré una cámara reflex para mí solita y aprenderé a hacerlos yo misma, palabrita de honor!!!!


Los diseños los preparé yo misma utilizando Power Point y un poquito de paciencia... en realidad lo que más tiempo me llevó fue buscar las imágenes que me apetecían para poner en los tejaditos e ir a buscar las chuches a Sugar Pot (mi tienda de chuches por excelencia!!!).


Por si os animáis a preparar unas bolsitas como las mías, os dejo a continuación los pasos que debéis seguir, ya veis que son de lo más sencillo. Y además, os dejo el imprimible en pdf como regalo de verano, para que podáis preparar bolsitas de chuches para los que más queréis!!!




Las bolsitas de celofán tienen autocierre y son las mismas que utilizo para las galletas porque quedan perfectamente cerradas y se conserva todo mucho mejor. Para sujetarlas a las casetas de playa apliqué un poco de silicona sobre la cartulina y pegué la bolsa, midiendo bien la altura para que se quedaran justo al nivel de la puerta.

Los diseños los imprimí en mi impresora de color empleando para ello papel fotográfico, que le da mucho más brillo al conjunto y un acabado para mi gusto mucho más bonito.

Aquí os dejo el imprimible con mi diseño, está preparado para colocar sobre bolsitas de 12 cm de ancho, aproximadamente.


Para descargar el imprimible pulsar aquí


Espero que os haya gustado.

Muchas gracias a las chicas de Mi Cajita de Música y Coleccionando Cosas Bonitas por darme la oportunidad de participar en este nuevo desafío Love Craft. Estoy loca por ver las propuestas de packaging veraniego del resto de participantes.

♥ Miles de besos y hasta la próxima ♥


Bizcocho de Nata (no apto para operación Bikini)

Hoy es un día muy triste para todos, y como gallega me siento especialmente cerca de todas las personas que están viviendo estas horas tan tremendas. No puedo llegar a imaginar lo que estarán sintiendo en estos momentos.

Desde aquí les mando todo mi apoyo y cariño para poder sobrellevarlo, la vida trae unas situaciones que son imposibles de imaginar. Pero la vida sigue, así que vamos a tratar de seguir adelante con un post que nos pueda animar un poquito.

Dado que la semana que viene tocan retos de manualidades (Desafío Love Craft y Diogeneras) y para mostraros un contenido lo más variado posible, he decido que hoy tocaría post de repostería!!!

Os presento un bizcocho no apto para dietas ... partiendo de este dato ya os podéis imaginar lo bueno que está, ¿verdad? Se trata de un bizcocho de nata, delicioso, que hacemos en casa muuuyyyy de vez en cuando... así que no podía dejar pasar esta oportunidad de compartirlo con todos vosotros ...


Es un bizcocho tradicional, pero para mí no hay como las recetas de repostería de toda la vida, verdad? Queda tremendamente jugoso, y con un sabor superespecial ... mirad qué corte!!!! así veréis que no os miento ...


Por cierto, ¿os gusta el mantel? ¿Sabéis que es del ajuar de mi madre y que lo bordó ella mísma? A mi me parece una joya y lo tengo como oro en paño ... éste y otros que poco a poco os iré enseñando ... me pregunto porqué no habré heredado esa faceta de saber bordar :-(


Me gusta decorar mis bizcochos y tartas de una forma original. Para esta ocasión preparé un cartelito muy sencillo, con el troquel de círculo festoneado de 7 cm. y una mariposa de cartulina. Todo ello pegado en una brocheta de madera y pinchado directamente sobre el bizcocho ... no os parece una monada?


Para la sesión de fotos del bizcocho, utilicé mis nuevas botellitas de cristal ... reconozco que estoy enamorada de ellas ... me recuerdan a las de los años 50 de las películas americanas ... no pueden ser más monas, ¿verdad? ... por si os interesa os contaré que tanto las botellitas, como las pajitas verde menta las compré en Tape Pink.


Bueno, y después de haberos presentado con todo lujo de detalles mi bizcocho y todo el "atrezzo" empleado en su reportaje fotográfico, ahora toca compartir la receta, no??? Bien, pues aquí os la dejo, esperando que os animéis a preparar esta delicia no baja en calorías!!!

Ingredientes

♥ 150 ml de nata para repostería
♥ 3 huevos L
♥ Un sobre de levadura
♥ 200 gr de azúcar
♥ 250 gr. de harina
♥ Ralladura o esencia de limón, lo que más os guste

Modo de hacerlo

Precalentamos el horno a 170 grados.

Engrasamos un molde para bizcochos.

Separamos las claras de las yemas.

Mezclamos con batidora de varillas, la nata, el azúcar y las yemas, hasta que blanquee y se quede cremosa.

Añadimos la ralladura de limón, o la esencia y mezclamos.

Agregamos la harina y la levadura y mezclamos ayudándonos de la batidora de varillas a velocidad baja.

Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla anterior, revolviendo con una cuchara de palo y con movimientos envolventes, hasta que se integre perfectamente.

Volcamos la mezcla en el molde y llevamos al horno, horneándolo durante aproximadamente 40 minutos hasta que pinchemos con una varilla y salga seca.

Dejar enfriar, desmoldar y ... a comer!

♥♥♥

Espero que lo probéis, a mi me ha encantado... me lo comería enterito....

Besos, ánimo y hasta el próximo miércoles, que toca desafío Love Craft y os presentaré un post con regalo que os va a encantarrrr (o eso espero, claro!!!)

Cestos tuneados

Este verano nos habíamos propuesto lanzarnos al maravilloso mundo del "tuneo de cestos" y por fin hemos cumplido nuestro objetivo!!! 

Después de buscar y buscar unos cestos que nos gustasen, con asa corta y larga, por fin los encontramos en una tienda muy cerquita de nuestra casa, así que después nos fuimos a la mercería a localizar puntillas y adornos que nos encajasen a la perfección.... y este ha sido el resultado final ...


Siempre me han encantado estos cestos para ir a la playa y la verdad es que con un poco de paciencia y con los materiales necesarios se pueden hacer mil y una combinaciones ideales... 

Para los nuestros escogimos puntillas de cuadritos vichy, en algunos de nuestros colores favoritos, rojo, azul y verde... ¿no os encanta el resultado final?


Los veo tan monos que no he podido evitar hacerles una intensa sesión fotográfica por el jardín... además, con el buen tiempo y el sol parece que todo luce mucho más... mirad estas fotos que les he hecho sobre mis queridas hortensias... están tan preciosas que son un fondo perfecto!!!




Os animo a todos a tunear vuestros propios cestos, solo necesitaréis un cesto de mimbre que os guste, una tira bordada que venga frucida y que tenga un ancho suficiente para que luzca y un remate que os apetezca.

En nuestro caso, para rematar utilizamos tres opciones diferentes: tapacosturas, mini-madroños y madroños...


El proceso para hacerlos es más que fácil, eso sí, imprescindible pistola de silicona, eh? Aquí os dejo un mosaico en donde podéis ver los pasos que hemos dado ...

No os asustéis por el estado de mi pistola de silicona, que es todo menos glamuroso, pero es el resultado de esta intensa relación que nos une ;-)

Ya veis que es facilísmo, no? Como consejos os diré que tengáis paciencia y que vayáis aplicando silicona y pegando muy poco a poco, y con cuidado de no torceros, para que la tira bordada quede bien encajada y con un acabado perfecto.

Y solo queda ponerse el bikini, coger la toalla y el protector solar (muy importante, eh?) y... nos vamos a la playa... te animas?


A disfrutar muchísimo del buen tiempo y de este estupendo solcito, chic@s!!!

Mil besos ♥

Merenguitos veraniegos

Hace unos días Tape Pink nos proponía participar en su concurso de recetas de verano y como el premio era, nada más y nada menos, que un cheque regalo de 50  euros y participar en el sorteo de una batidora Bomann no pude hacer otra cosa que ... LANZARMEEEE. 

La única condición que nos ponía Ana de Tape Pink para poder participar en el concurso era que para las fotos del plato elegido utilizásemos algún producto comprado en su tienda .... yo me decanté por mis cápsulas de bizcocho estilo Shabby Chic!

Pensando y pensando qué podía preparar, me acordé de unos merengues que había visto en mi libro de repostería de Peggy Porschen... y que me moría de ganas de probar a hacerlos en casa. Además, como tenía en la nevera un brick de claras pasteurizadas aproveché para utilizarlo antes de que caducaran... hay que aprovechar y ahorrar, chicas!


Ya veis qué monos quedan, verdad? da pena hasta comérselos de lo bonitos que quedan con esos dos tonos pastel.... al menos a mí me encantan!!!




Ha sido la primera vez que los he hecho, y ya tengo ganas de repetir... están deliciosos, pero me he quedado con una espinita clavada porque no he conseguido que se me quedasen con forma de estrella, con el piquito y las estrías... creo que ha sido por utilizar las claras demasiado frías, por lo que he leído después, para conseguir un merengue bien firme es mejor que estén a temperatura ambiente... además, la próxima vez utilizaré claras de huevos normales y corrientes,... lo natural es mejor, no?

Debo decir que cuando estaba batiendo las claras me sentí como Mrs. Porschen, pero esa sensación se esfumó cuando cogí la manga pastelera y comprobé ante mi cara de estupefacción, cómo mis merenguitos bajaban y se quedaban chaparretes... pero da igual! Lo importante es que me encantó hacerlos, quedaron apetecibles y además estaban rebuenossss! Os doy la receta...

Ingredientes

100 gramos de claras de huevo (o las claras de 3 huevos grandes)
100 gramos de azúcar blanquilla (el normal y corriente)
100 gramos de azúcar glass tamizado
Una pizca de sal
Unas gotitas de esencia de vainilla
Colorantes alimentarios (yo he utilizado los Wilton)

Modo de hacerlos

Precalentamos el horno a 80 grados.

Preparamos la bandeja de horno, cubriéndola con papel de hornear.

Montamos las claras a punto de nieve con batidora de varillas y a máxima potencia, añadiendo la pizca de sal.

Cuando ya han adquirido consistencia, añadimos la esencia de vainilla y el azúcar blanquilla poco a poco y seguimos batiendo, pero ya a una velocidad más suave.

Apagamos la batidora y añadimos el azúcar glass con una espátula y mediante movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, hasta que esté uniforme.

Separamos las claras en tantos cuencos como colores queramos preparar.

Añadimos a cada cuenco de merengue el tono deseado. Recordad que para conseguir tonos pastel debéis añadir muy poco colorante. Para ello os podéis ayudar de un palillo, de modo que vayáis añadiendo poco a poco colorante a medida que vayáis revolviendo, para que el tono no se os oscurezca demasiado. Los merengues quedan más monos de tonos pastel. Para conseguir el verde agua de los míos, tenéis que mezclar colorante azul y amarillo.

Una cosa importante, los merengues que dejé de color blanco se quedaron del mismo color que los que teñí en tono rosa... aún no sé a qué se ha podido deber... es un auténtico misterio sin resolver....

Preparamos tantas mangas pasteleras como tonos tengamos, de modo que colocamos una boquilla de estrella o de circulo sencillo y las rellenamos con los merengues teñidos.

Procedemos a preparar los merengues sobre la bandeja de horno empapelada, de manera que todos os queden más o menos del mismo tamaño.

Horneamos durante unas dos horas a 80 grados, hasta que comprobemos que se han deshidratado y endurecido.

Los dejamos enfriar, los despegamos de la bandeja y a disfrutar.... podéis guardarlos en una caja de lata para una mejor conservación ... ¿no os parece que han quedado con un aire a macarons?



Espero que los probéis, a ver si os gustan.

Muchos besos ♥


Merienda en rojo

La semana pasada organizamos la ya tradicional merienda de chicas en nuestra casa. Consiste en reunirnos cinco amigas durante el mes de julio, de manera que cada una aporta un plato, dulce o salado, y disfrutamos de una tarde exclusiva de mujeres. Yupiiiiii!!!!!

La verdad es que nos conocemos hace mil años y cada vez nos lo pasamos mejor... la tarde se nos pasa volando porque tenemos que tratar tantos temas que siempre se nos hace demasiado corta...

Como me encanta decorar mesas, nunca puedo evitar poner algún que otro detallito que la haga original y este año se me ha ocurrido organiza una "Merienda en rojo", aquí la tenéis....



Debo confesar que la idea de decorar todo en rojo fue consecuencia de la tarta Red Velvet que quería ponerle a mis amigas .... siiiii..... reconozco que estoy un poco "chalada" pero en realidad no me podía imaginar repartiendo esa tarta roja con un mantel de un color que no combinase.... soy un poco obsesiva de las combinaciones de colores... no lo puedo evitarrr....

Así que ya tenía claro el color... y me acordé de mi querido mantel de florcitas.... regalo de mi amiga Maca y obra de arte hecha por su madre.... mirad qué detalle más mono tiene bordado en una de sus esquinas....


Este es el mantel, ahora os enseño los detalles que coloqué para la merienda. Mi truco para que me de tiempo a hacer todo lo que quiero hacer es poner las mesas con antelación, en este caso justo la tarde anterior, así el mismo día me pude dedicar a poner los complementos de flores, que son los que más rápido se pueden estropear....



Como era una merendola de chicas, sobre cada plato coloqué un ramito de margaritas, atado con cordón bakers twine y una etiqueta de corazón con los nombres de ls invitadas escritos a mano y con esa letra tan "retro" que me encanta!!!


Para darle más realce a los platos, rescaté mis bajo platos rojos de Pórtico que compré hace tiempo para decorar la mesa en navidad... no veáis el uso que les he dado ya!!!!

Como toque final de color, también coloqué dos cubitos de zinc rojos (reciclados del cumple Mis coches rojos) con dos plantitas que compré ese mismo día, muy baratitas (1,5 euros) pero muy monas!!!

Pero si me tengo que quedar con uno de los detalles que más me gustaron de la mesa.... ese es la tarta Red Velvet que coloqué presidiéndola en un gran portatartas.... mirad qué bonita era....


Una tarta deliciosa!!! Aún estoy recuperándome del shock de calorías!!! Por dentro bizcocho, y por fuera una deliciosa capa de buttercream de vainilla ....



Mirad qué corte, por favor, no os exageraba, eh? Completamente deliciosa... la pobre no llegó a las 24 horas de supervivencia... no logró sobrevivir a mis 4 hijos que hasta decidieron desayunársela....


Y hasta aquí la merienda femenina 2013.... ya estamos locas de emoción porque llegue la de 2014... mientras tanto quedarán muchas ocasiones para seguir reuniéndonos y comentando las últimas novedades...

Besos ♥


MOMENTO CONFESIÓN

La tarta es producto de un estupendo preparado que me compré en una tienda americana que ha abierto en mi ciudad... en cuanto vi la caja no me pude reprimir y me avalancé sobre ella.... y ese fue el resultado final. Eso sí, el buttercream y la decoración toda 100% Celebra con Ana, eh? Aquí os dejo los detalles...


Esta confesión también se la he hecho a mis amigas, pero les he prometido que el próximo día, cuando tenga más tiempo disponible, les haré el red velvet completamente "casero".... palabritaaaa!!!!

Falsas piruletas de galleta

Hola!

El post de hoy es continuación de otro que os presenté hace algún tiempo.... ¿os acordáis del Jardín de Alejandra? Ya os había avanzado en aquella ocasión que estas galletas escondían "un secreto en su interior", ¿verdad? Pues ha llegado el día de darlo a conocer a los cuatro vientos!!!




Llegó el momento de confesaros que estas galletas eran unas falsas piruletas, con ello no quiero decir que la foto fuese producto del photoshop ni nada parecido... entonces... ¿a qué me refiero? ... pues a que las preparé como galletas normales y corrientes y la brocheta se la coloqué después de hornearlas y decorarlas, justo en el momento de empaquetarlas.... la primera vez que vi estas piruletas falsas de galleta fue en este vídeo tutorial de la superepostera galletera Mrs. Karen´s Cookies y desde entonces ya las he preparado unas cuantas veces...

Estas piruletas "de pega" tienen la ventaja de que podemos aplicarlas a cualquier galleta que hayamos preparado ya, sin tener que hornearlas con el palo dentro, ni tener que dar un mayor grosor a la masa para que el palo se sostenga bien y no se rompa al introducirlo. 

En este momento puede que estéis pensando que me he vuelto un poco loca, pero no es así... para que veáis lo fáciles que son de hacer podéis ver el vídeo de la Gran Karen o bien,  ver las explicaciones "en Cristiano" que os dejo a continuación ...


1. Los materiales que necesitamos son bolsitas de celofán de las que utilicéis normalmente para empaquetar las galletas, palos de brocheta, cinta adhesiva ancha y transparente y cinta para atar que os guste.

2. Se pega la brocheta a la bolsa de celofán por el exterior de la bolsa, con cuidado de que la cinta adhesiva se quede bien estirada para que se note lo menos posible. Tenéis que calcular más o menos a qué altura pegáis la brocheta para que quede a la medida de la galleta que vais a empaquetar, de modo que la cubra casi por completo.

3. Se introduce la galleta en la bolsita, de modo que la brocheta que habéis pegado por fuera quede hacia la parte de atrás.

4. Se ata la bolsita con un nudo bien fuerte, para que sostenga bien la galleta al colocarla de pie.

5. Se hace una lazada bonita y fuerte, para evitar que al ponerlas de pie se suelten y se nos caigan las galletas...

6. Mirad cómo queda por detrás la galleta.

Y hasta aquí mis piruletas falsas, os ha parecido fácil? Yo creo que sí y además mucho más sencillas que las piruletas horneadas con palo dentro que siempre suponen más masa y más trabajo!

♥ Muchos besos ♥

Frasco de bolas de chocolate

Cuando mi querida Eva me llamó para invitar a mi hija Blanca a comer y a pasar la tarde, me apeteció preparar algún detallito exprés de agradecimiento, para que mi niña le llevara de regalo... el problema fue que estaba en casa y sin posibilidad de salir a comprar algo, así que... solo me quedaba idear alguno de mis detallitos "home made".

Busqué en mi pequeño stock de chuches y localicé una bolsa de bolas de chocolate que tenía reservadas para alguna ocasión especial, así que ya tenía claro qué iba a regalar... solo me faltaba coger un frasco de cristal y... a decorarrrrrr!!!


FA-CI-LI-SI-MO: unas blondas, cartulinas un lazo y listoooo!!!!! Un regalo 100% casero y personalizado en un periquete...




Un truco: coloqué dos blondas sobre la tapa del frasco para que éste no trasparentase ... atamos bien fuerte con un lazo y ya lo tenemos perfectamente acabado...

Como detalles opcionales, podéis poner alguna figura troquelada sobre el bote ...  como en mi caso, que lo vi un poquillo soso y decidí poner uno de mis corazones troquelados de Mrs. Martha Stewart... la reina de las manualidades ;-)

Como Eva es una superseguidora del blog, me apeteció personalizar el frasco con el sello que tengo con el logo de Celebra con Ana, pegándolo a un depresor de madera con silicona...


Y detalle listo ... solo queda meterlo en una bolsa bonita y a sorprender a esta mamá tan paciente y generosa... Gracias, Eva, por tu invitación y por tratar siempre con tanto cariño a Blanca.



♥♥♥ Miles de besos y hasta pronto ♥♥♥

Empaquetado con flor de cartón

A principios de esta semana os presenté unas flores de cartón completamente Home Made, ¿os acordáis? Pues ahora que ya os he enseñado a hacerlas, hoy os enseño una de las múltiples aplicaciones que les podemos dar en un estupendo empaquetado creativo...


Debo confesaros que el paquete en cuestión es "de pega" 100%... es una caja de galletas que iba a tirar y que me apeteció recuperar para enseñaros alguna idea de empaquetado original.... así que no os penséis que contiene un regalo excepcional... eso sí, contiene muuuchhoooo cariño para todos vosotros ;-)

Os cuento, lo único que tenemos que hacer es, buscar un papel bonito y combinar con otro color que contraste. Una vez que tengamos las tonalidades claras nos ponemos a trabajar y para ello preparamos una de las flores que ya os mostré el otro día y la pintamos con alguna pintura que tengáis por casa.

Yo pinté una de las flores que había preparado, con un tono azul turquesa. Para hacerlo, utilicé pintura en spray, una bolsa y unos guantes y... a pulverizarrrrrr... dejamos secar y si vemos que aún le hace falta, aplicamos una segunda mano y ... ya está!!!  



Envolvemos el regalo, ponemos un lazo gordito y sobre él pegamos la flor ya pintada y bien seca, para lo cual aplicaréis pegamento líquido o un poco de silicona....

Como ví que me quedaba un poquillo soso, me fui a mi bote de pompones de manualidades y me cogí uno amarillo... por suerte los tonos eran prácticamente iguales, así que encajaron a la perfección... ¿no os parece?



¿Lo ponemos en práctica? Muchos besos y espero que os haya gustado.

Flores de cartón

Hoy os traigo una manualidad que tenía pendiente de enseñaros desde hace muuuucho tiempo... pero es que se me acumulan las cosas que os quiero contar y no doy abasto!!!

Se trata de unas flores de cartón completamente Hand Made y que fomentan el reciclaje, así que no pueden ser más ecológicas.... son flores hechas a partir de rollos de papel higiénico.... ¿os gustan? quién diría cuál es su materia prima, verdad?



A mi me parecen ideales, y además se les puede sacar muchísimo partido... ya veréis, en unos días os mostraré una de las primeras aplicaciones que les he dado... y creo que os va a encantar!!!

Os voy a enseñar a hacerlas, ya veréis cómo os aficionáis a esto de acumular rollos de papel higiénico... lo mío ya empieza a ser preocupante y voy a tener que habilitar un almacén anexo adicional.... jejeje

Materiales

♥ Rollos de papel higiénico: calculad que de cada rollo sale una flor de cinco pétalos, así que vosotros sabréis cuántos rollos vais a necesitar...

♥ Tijeras

♥ Pistola de silicona

¿Cómo se hacen?

Es tan fácil, tan fácil, que casi me puedo estar completamente "calladita" y dejaros en compañía de mis fotos...


Y Voliá! Por supuesto, podéis darle el acabado que se os ocurra... pintarlas del color que más os guste, aplicarles algún adorno bonito, ponerles purpurina... qué sé yo... aplicad un poco de imaginación y ya veréis cuántos usos les dais...

Recordad, en unos días os enseño el primer uso que les he dado yo... espero que os guste!!!

Millones de besos y gracias por estar ahí, que últimamente no os lo digo mucho!!!