Hombrecitos de Jengibre

Recuerdo cuando era pequeña y me contaban en el colegio el cuento del Hombrecito de Jengibre, que se escapaba del horno de una abuelita y en su aventura era perseguido por mil y un animales que querían zampárselo de un bocado...

Confieso que siempre he querido probar a hacer esos hombrecitos de jengibre en casa, pero unas veces por H y otras por B, nunca he tenido la oportunidad.... tachán!.... HASTA HOY!!!!!


Amig@s!!! Hay un antes y un después en mi vida repostera... os confieso que he hecho hombrecitos (y mujercitas) de jengibre y que ha sido una experiencia estupenda y deliciosaaa!!!

Además de ser divertidísimos de decorar, puedo prometer y prometo (jejeje) que están que te mueres de ricos... no me extraña nada que al hombrecito del cuento se lo quisiesen zampar todos los animales del bosque porque la verdad es que tienen un sabor delicioso y diferente a cualquier otro dulce.


La galleta queda tremendamente crujiente y con una consistencia muy fuerte... por eso son perfectas para las casitas de jengibre, claro está... el sabor es muy especiado, nada tiene que ver con las galletas de mantequilla que solemos utilizar para decorar...


Para decorarlos elegí glasa, teñida en tono rojo y celeste... son dos tonos que me encanta cómo combinan y además me parecen supernavideños, verdad? Hicimos, hombrecitos y señoritas de jengibre, con sus pajaritas, bufandas, pantalones, lacitos y vestidos... mirad qué monos, por favorrr...


Y también algún que otro corazoncito de amore y algunos bastoncitos de jengibre...


Mirad qué graciosos quedan, me parecen ideales para regalar en estas fiestas, no creéis? y además se escapan un poco de las galletas de mantequilla tradicionales y así variamos!!! Vivaaaa el jengibreeee!!!


Os confesaré que para su preparación, recurrí a esta harina especial para hacer galletas de jengibre, de la estupenda marca Funcakes. Si estáis mal de tiempo, como es mi caso, os recomiendo esta opción. Es simplemente harina y jengibre, y el resto de los ingredientes son naturales y aplicados en casa (huevo, agua, mantequilla, azúcar y sal), así que es bastante natural.

Os sorprenderá bastante la consistencia de la masa, de hecho ahora entiendo porque se le llama también pan de jengibre, porque el corte parece de miga de pan... mirad la foto y lo veréis...


La masa es necesario enfriarla antes de cortar porque es muy pegajosa y sino os va a costar mucho conseguir las formas limpias. Lo que hice yo para cortarlas, fue extender la masa sobre un papel de horno, tapándola con un film transparente y pasando el rodillo por encima hasta conseguir el grosor necesario como de 1,5 cm., aproximadamente. Coloqué la masa sobre una bandeja y tal cual la metí en la nevera un buen rato, y ya está. Perfecta y preparada para cortar.


El resto de instrucciones os vienen perfectamente explicadas en la harina, así que no vais a tener ni el más mínimo problema.... así que todos a hornear jengibre en nuestras cocinas!!!

Un beso y hasta el miércoles!!!!

Síiii, habéis oido bien... semana intensiva de publicaciones... espero que no acabéis cansados de mí!!! Pero es que tengo tantas cosas que enseñaros que tengo que apurar un poco el ritmo de publicación... así que tiramos la casa por la ventana!!!


PD.- Por cierto, ¿alguien sabe cómo acabó el cuento? alguno de los animales del bosque consiguió zamparse al Hombrecito de Jengibre???? ;-)




34 comentarios:

  1. Mi Ana preciosa!
    Pero qué belleza de galletitas, a mi me ocurre igual, siempre he querido hacerlas, pero nunca las he hecho, no sé por qué, ahora al ver las tuyas me dan unas ganas enormes de hacerlas, son preciosas y seguro que deliciosas!
    Como siempre, una entrada fantástica, casi tanto como tú!
    Besitos y feliz lunes!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estas galletas, tanto que nunca llegan a decorarse porque nos las comemos en cuando se enfrían. Te han quedado preciosas.

    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Pues no se Ana, como acabó el cuento pero yo ahora mismo me zamparía un par de ellos, me encanta la decoración todos tan coordinados, un besote ♥ MAr

    ResponderEliminar
  4. Yo también recuerdo ese cuento jeje...Qué bonitos son tus jenjibritos, y todos cogiditos de la mano jajaja, para comérselos todosss, oh no pobres, jeje.Oye, que descubrimiento la harina con jenjibre, habrá que probarlo. La verdad que nunca he probado una galleta así, tengo curiosidad, ayssss, siempre despiertas mi curiosidad jajaja. Las fotos, como siempre, me encantan, son una estampa navideña total.

    ResponderEliminar
  5. Menudas manos Ana!!!!
    Te han quedado preciosas!!!
    Y el cuento no se como acabaría, pero como el hombrecillo fuera como los tuyos...seguro que acabó en la barriga de algún animalillo del bosque.
    Besos.
    Marian.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan!! Te han quedado estupendas!!! Pero la verdad es que a mí, personalmente, las galletas de jengibre no me hacen nada de gracia, y mira que lo intento, que cada vez que las veo, las pruebo,... pero nada, no lo consigo.
    Desde luego las tuyas te han quedado geniales, con unos colores superintensos, vamos que me está apeteciendo darles un mordisco y ver si cambio de opinión jejejej
    Confeti en los bolsillos

    ResponderEliminar
  7. Espectaculares!
    Que buena pinta, de mantequilla si he hecho en varias ocasiones, tengo que probar con el jengibre.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado genial, menuda pandilla de hombres de jengibre!!! Tengo que probar ese preparado porque con el color de las galletas ya tengo clarísimo que estará de vicio ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  9. Yo también tengo ganas de hacer muñequitos de jengibre! Qué guay lo del preparado especial! Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las galletas de jengibre, con el sabor tan fuerte que tienen, aunque no es una receta que guste a todo el mundo.

    No conocía la existencia de esa harina, si es que está todo inventado...

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Pero que monoooos!! Te puedes creer que nunca los he probado? Debería de poner remedio a eso! jejee

    ResponderEliminar
  12. Anda que no conocía yo este preparado¡¡¡ Mira que ya nos saben que hacer para que piquemos y compremos más eh¡¡ Pero también es cierto que muchas veces estos preparados nos facilitan la vida un montón.
    Y que ricas son las galletas de genjibre por favor¡¡
    Un besote grande guapa

    ResponderEliminar
  13. Peor que riquiños te han quedado y tienen una pinta fabulosa !
    Pues mira que ese cuento no lo conocía, así que no te puedo ayudar! Pero seguro que no se lo comieron!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. de este cuento nunca he tenido conocimiento, pero de que no me voy a cansar de la semana de tanta publicación te lo garantizo. lo que voy a hacer es disfrutar como una enana, y como todas sean como las de hoy el éxito está asegurado. que monada de hombrecitos por favor!!! lo que no se es como estarán porque nunca he probado el jengibre.

    muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. Seguro que los animalitos del bosque se comieron a algún hombrecillo.....o también puede que los animalitos se hiciesen amigos suyos y le perdonasen la vida...y el hombrecillo les hacía galletas a todos los animales.......

    Bueno ya......
    Las galletas ideales...me encantan....
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Me encantan!!! Te han quedado preciosas y súper graciosas!! Nunca he probado las galletas de jengibre (aunque tengo los moldes de los muñequitos por algún armario de la cocina), así que a ver si estas navidades me animo.

    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  17. Te quedaron monisimas Ana, no conocía ese preparado, esta muy bien.
    Que ganas de ver lo que nos enseñas el miércoles.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué chulos Ana! Yo preparé unos cuantos el año pasado y me quedaron tan monos que no me los comí y los dejé como decoración. Este año no los he sacado así que no sé si seguirán vivos o habrán muerto devorados por las hormigas (este no es el final del cuento que nos dices, eh!)
    Aquí te esperaré el miércoles, con tus nuevas publicaciones navideñas!
    Un beso!
    Pd:espero que entre todo lo que publiques esta navidad haya algún post con un tutorial para envolver regalos para torpes, requetetorpes como yo...

    ResponderEliminar
  19. Que monos y que buena pinta , mmmmmmm!!!!!

    ResponderEliminar
  20. Ya sabes que yo no soy dulcera pero una de las pocas excepciones son las galletas de jenjibre... Me pierden! Y las tuyas son tan monas! Voy a ver si encuentro la harina que recomiendas y me animo. Besitos!

    ResponderEliminar
  21. Ohhhhh !!! Qué monas te han quedado. Me encantan las pastas y harinas de funcakes, aunque de jengibre no la he probado, pero por si te animas la de speculos está de muerte....
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Nunca me he atrevido a hacer galletas de jengibre, por miedo a que no acabaran de gustar. Según lo que cuentas, saben fenomenal... tendré que probarlo! Y qué bien que haya un preparado para ello, así te ahorras de comprar jengibre que no sabría cómo utilizar el que me sobrara.
    Y la decoración... monísima!!!!!! me ha encantado la combinación azul-rojo
    Besos

    ResponderEliminar
  23. mmmm que ricas!!!! A mi me encantannnnnnn!!!!
    Un paquetito para Madrid por favor!!!!
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  24. Hola cosa bonita, vengo corriendo para ver tus muñecos de jengibre, vaya currada los tuyos jajajaja. me encanta y esa masa de galletas no la conozco pero el color me encanta, yo los mios los quería más oscuritos pero me salieron algo blanquitos jijiji. besote mi niña!! y me alegro que me dijeras que tú también los tenías porque ando algo ocupadilla y se me pasó.

    ResponderEliminar
  25. No las he probado así que si quieres mandarme media docena no te digo que no.
    Claro que son tan bonitas que lo que haría sería colgarlas del árbol.
    Bss
    Sara

    ResponderEliminar
  26. Hola! te quedaron chulísimas, nosotras también tenemos ganas de hacerlas, a ver si este año nos da tiempo! ah y enhorabuena por la publicación en fiestas y cumples de la fiesta de cumple de tu niña! besis

    ResponderEliminar
  27. Sabes que paso con el hombrecillo de jengibre pues que acabo en la taza del desayuno de Aniña :) y colorí colorado y el cuento se ha acabado.
    Te han quedado preciosos, son tan tiernos que da penita comérselos.
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  28. que bonitos son, dan ganas de incarle el diente a la pantalla!

    un abrazo ana, me encanta tu blog!

    http://cooking-lala.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  29. Oh, yo no sé cómo acabó el cuento! Las galletas son tan alegres y preciosas, y no conocía el preparado. Yo tenía pensado preparar las galletas de jenjibre la próxima semana a ver como se me da :) Biquiños, Ana. Eres una artista!

    ResponderEliminar
  30. esto sí que es buena pinta y lo demás tonterías! un besito Ana!

    ResponderEliminar
  31. Me encantan los colores que has utilizado porque quedan muy bonitos y muy vivos. Yo aún no he hecho nunca de masa de jengibre así que me tendré que poner a ver si llego a tiempo para estas navidades.
    Bss.
    Su.

    ResponderEliminar
  32. Qué chulos Ana, yo después del desastre de nuestra casita de jengibre del año pasado, creo que este año sólo compraré galletas ya hechas :-). Un beso guapa!

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥