Casitas de Jengibre: Mis consejos

Sois muchos los que me habéis pedido que os hable un poco de las casitas de jengibre y que os de algún consejo para su construcción y decoración, así que he decidido preparar un post con alguna información que creo os puede resultar útil.

Esta casita que os voy a enseñar la preparé el año pasado para Laura, una amiga especial de mi hija Blanca, y aprovecho este post para enseñárosla, a ver si os gusta...


Fue mi tercera casita, y la verdad es que difruté de lo lindo preparándola, porque con la poca experiencia que había acumulado en aquellas navidades, la verdad es que el "efecto estrés" de la primera ya lo había superado ;-) ... qué ruinaaaaa!!!!


Para hacer casitas de jengibre solo os hace falta tener a mano los materiales, un poco de paciencia y mucha imaginación, para decorar como más os guste cada una de sus fachadas e innovar en cada proyecto. Sé que asusta un poco la idea de ponerse a montar estas construcciones, pero creédme, si yo he podido, vosotr@s también, no lo dudéis!!!


En esta casita preparé un jardín lleno de flores comestibles, algunos árboles de gominola y hasta coloqué una banderola de recibimiento y una valla de madera... la imaginación al poder!!!!


¿Os ha gustado? A Lauri le encantó.... y creo que se la zamparon antes de un suspiro... verdad Eva?

Para que aprendáis a hacerlas sin esfuerzo en casa, os voy a explicar un poco los pasos y aspectos clave que deberíais tener en cuenta... os hablo simplemente desde mi propia experiencia, así que no pretendo dar una lección magistral de casitas de jengibre, vale?

Consejos sobre los materiales
  • La masa debe ser específica para preparar galletas de jengibre. No os vale masa de otro tipo de galleta (os lo digo por experiencia...). Ello se debe a que la galleta debe tener una dureza considerable para poder montar la casita sin riesgo de que se quiebren las paredes. La receta la podéis encontrar aquí.
  • Existen en internet un montón de plantillas y cortadores que os permiten cortar la masa de jengibre en casa con las formas necesarias. 
  • Si no tenéis ni tiempo, ni ganas de preparar la masa de galleta de jengibre en casa, os recomiendo que compréis los kits para construcción de casitas de jengibre. Yo los uso siempre de Ikea, aunque también podéis comprarlos en tiendas como Tiger.

  • Glaseado aplicado en biberón, que servirá de pegamento comestible. Debe tener una consistencia sólida, como la que preparamos para el delineado de las galletas decoradas. Se trata de que tenga una textura suficientemente homogénea para que "chorree" lo justo y que se queden bien pegadas las paredes y chuches en el momento de su aplicación. Ya os he contado en alguna ocasión que soy fan incondicional de este preparado para royal icing, siempre lo tengo a mano, no lleva clara de huevo y así me pongo a decorar en un plis plas.
  • Tenéis que recopilar muchas chuches para poder tener a mano en el momento de la decoración. Esto ya depende de vuestro gusto, pero os recomiendo que sean gominolas de tamaño más bien pequeño para que os resulte fácil que se quede pegadas a la superficie.

  • Una superficie preparada para poder colocar la casita y los adornos que queráis poner alrededor. Yo utilizo planchas de porexpán y las forro con papel mono de regalo, para que podamos pinchar los adornos del jardín como más nos guste.

Consejos de preparación

Una vez tenéis todos los materiales preparados nos ponemos a montar la casita. En este punto tenemos dos posibilidades:
  • Montar directamente las distintas partes, dejar secar y decorar.
  • Primero decorar las partes y luego ensamblarlas y dejar secar.
Ambas opciones son perfectas, pero si queréis ir sobre seguro con la decoración, os recomiendo la segunda opción, que es lo que he hecho yo en la casita de este año ...


Como veis en la foto, primero decoré las partes, las dejé secar un par de horas y después ensamblé y monté la casita, sin riesgo de que los adornos se me escurriesen por la fachada o el tejado. Esta opción me ha encantado, la verdad.

De cualquier forma, la fase más complicada es, sin duda, la de pegado de las partes, pero no debéis estresaros que ya veréis lo fácil que es. Respiremos hondo que empezamos la construcción!!!!

Comenzamos con la parte de abajo, colocamos dos paredes en ángulo recto, aplicando sobre el extremo de una de ellas glaseado con el biberón. Formamos el ángulo sobre la superficie que hayamos preparado para colocar la casita. Inmediatamente colocamos botes de conservas o de especias sujetando las paredes, como contrafuertes caseros...


Y seguimos así hasta haber pegado las cuatro paredes de la casita, tal y como os enseño en la fotografía anterior. Dejamos secar un rato, como media hora es suficiente.

El siguiente paso es colocar el tejado, para lo cual lo primero es sacar los botes que tenéis metidos dentro de la casita (y no es broma, os lo digo porque el año pasado me olvidé las latas de maíz dentro de la casitaaa y sudé tinta para sacar las latas de debajo de la casa... son este tipo de cosas que me ocurren a mí y que en realidad don bastante surrealistas...).

Para pegarlo hacemos lo mismo que con las paredes, pero colocando los botes-contrafuertes por fuera, de manera que se quede apoyado el extremo del tejado y no se nos escurra hacia abajo.

Dejamos secar otros veinte minutos y ya está.... si no habéis decorado aún las paredes y el tejado, os ponéis ahora a hacerlo, aplicando glasa y pegando los adornos de chuche que se os ocurran...

Por último, falta decorar el jardín, yo siempre hago un caminito y a los lados de la casita suelo colocar árboles de regaliz, o incluso brochetas de chuches, como hemos hecho este año (en unos días os enseño todos los detalles) ... todo es cuestión de imaginación... mirad las cuatro casitas que hemos hecho en Celebra con Ana hasta ahora... así os sirven de inspiración para las vuestras ;-)


Bueno, miento, en realidad hemos hecho otra más... la que preparamos con algunos de los primos en el taller de casitas de jengibre que hicimos en casa hace unos días... la verdad es que se lo pasaron bomba colocando chuches, chuches y más chuches ... mona no era, la verdad.... pero se quedaron tan contentos al ver el resultado que para mí valió la pena... la cuestión es que la pobre casita acabó en el estómago de nuestra perra... y no es broma... en un descuido... zas! toda para dentro, con chuches, palillos y todo... un horrorrrrr!!!

Esto debe ser señal de que están buenas, verdad??? jajajaja.... bueno, no pasa nada, siempre nos queda la ilusión de preparar otra más!!!

Espero que os haya animado a hacer vuestras propias casitas!!! Os animo mucho a ello y os mando un beso grande, nos vemos el martes que viene, con una merienda muy, pero que muy especial....




35 comentarios:

  1. que bonita ! ser la delicia de cualquier niño que la reciba! nunca hice ninguna pero ahora ya tengo por donde guiarme! biquiños.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ana. Pensamos hacer una en casa para Navidad y tus consejos nos van a valer un montón. A ver que sale.
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. gracias por la experiencia Ana! Seguro que algún dia cuando el sobri sea un poco más mayor, le intentaremos preparar una! Un besote y feliz semana.

    Pd: vaya atracón se metió el perro! Jajajja

    ResponderEliminar
  4. Qué bien me viene, yo he comprado la de Ikea y tengo mucha ilusión. Bueno a ver si me sale tan chuli como a tí, Me faltan variedad de chuches por lo que veo para que salga alegre y colorida, un besito Mar, feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Que chuladaaa!!! Tengo un Ikea cerca pero no me pienso pasar porque cada vez que voy me gasto una fortuna en chorradas, así que tendré que esperarme al año que viene!!

    Milady's pretty tables

    ResponderEliminar
  6. Qué cosa más bonita Ana, como siempre!...uno ya se queda sin palabras!..eres una artista!

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa,
    Qué bonitooo! Tiene una pinta genial y seguro que estaba buenísima.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Oleeeeee!!! Y justo cuando nos habíamos comprado nuestra plantilla de Ikea para hacer la casita. Nos viene genial este post. Muchas gracias por hacer cosas tan bonitas siempre!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡Ooohhh...me encanta!! La locura de cualquier niño....

    ResponderEliminar
  10. Qué bonitas!
    Me vienen genial tus consejos, porque tengo que hacer algunas casitas en tamaño mini. Haber si me salen.
    Un beso muy grande!
    P.D: Los candy canes los puedes encontrar en la gasolinera chousal, la que está a la salida del camino del caramuxo, al lado de la skoda :)

    ResponderEliminar
  11. hola! te quedaron preciosas, seguro que los niños se lo pasaron genial! nosotras para la primera que hagamos preferimos comprar las paredes ya hechas jeje para ir a lo seguro, muchas gracias por los consejos, besis

    ResponderEliminar
  12. Que bonita¡¡¡¡¡¡¡ son una preciosidad, besitos

    ResponderEliminar
  13. Aiiiins Ana! Me encantan las casitas de jengibre, me parecen monísimas pero otro año más, se me ha echado el tiempo encima y no me va a dar tiempo de preparar una. Así que me guardo tu tutorial y recomendaciones para el año que viene y me conformo con ver la tuya que te ha quedado preciosa!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Que bien me van a venir tus consejos para preparar la casita que me regalaste! Espero ponerlos en práctica muy pronto.
    Besos grandes

    ResponderEliminar
  15. Ana preciosa!!
    Qué bonita casita!! Me encantan tus consejos, me encantan tus entradas, me encanta todo lo que haces!
    A ver si me animo, estoy segura que con tus consejos quedaría genial! Adoro las casitas de jengibre y me guardo tu tutorial en éste momento!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  16. Ana que preciosa!!!!1
    Tengo la mía en su paquete sin abrir.......la miro y ella me mira pero no encuentro el momento........
    Viendo la tuya tengo que ponerme ya.......
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Que chulada! No sabía que se podían hacer! A ver si me animo
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Ana, muchas gracias por una explicación tan detallada!!
    Llevo varias Navidades haciendo galletas de jengibre, pero no me atrevía con la casita. Pero después de leer este post creo q me voy a animar :-)
    Por cierto, q son preciosas las q tú haces
    ¡¡Besitos!!

    ResponderEliminar
  19. Este año sí!!!!! Este año hago mi casita de jengibre.
    Muchísimas gracias por todos tus consejos
    Besos

    ResponderEliminar
  20. que genial, me encanta las casitas, creo que hace un monton de años intente hacer una con napolitanas pero el resultado fue fracaso total, lje,je lo intentaremos de nuevo este
    besos

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado,Ana. Los consejos... fenomenal.
    Y muy típico en estas fechas.
    Besitos.
    Mercedes

    ResponderEliminar
  22. Siii vi esas casitas el otro día en ikea, me quedé con las ganas de comprármela, ayssss, y ahora que veo este post tan bien explicadito... Qué buena eres decorando, imaginación al poder!!!. Muchas gracias de nuevo Ana.

    ResponderEliminar
  23. Que monada! me encantan todas, se nota mucho la mejoría, jaja.
    A ver si este invierno me animo yo y monto una tambien que el año pasado me quedé con las ganas... seguiré tus consejos!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Cada año más bonita!!! Yo siempre me lo propongo y siempre se queda en agua de borrajas... igual cuando Ali crezca y me ayude... ;)
    Besotes artista!!!

    ResponderEliminar
  25. Qué monas! Yo he hecho también, es que me encantan las casitas!!

    ResponderEliminar
  26. Gracias a todas por dejarme vuestros comentarios!
    Espero que os animen a experimentar en esto de las casitas de jengibre, ya veréis qué fácil y qué divertido es!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  27. Buenos día Ana! Deliciosa y muy navideña entrada, eres pura fiesta para la vista, animas a cualquiera no creo que nadie se pueda resistir a ponerse a disfrutar viendo tus trabajos.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  28. Hola!!! me viene de perlas este post, porque tengo una casita que me mandó mi Amiga Invisible Gastronómica y aún no he montado...asi que voy a seguir paso a paso tus consejos!!!
    un besito y ya te contaré!!
    Flor

    ResponderEliminar
  29. Acabei de descobrir o seu blog, e fiquei encantada! Lindo, lindo... Manuela

    ResponderEliminar
  30. Pero que cosas más bonitas. Nunca me ha dado por hacer estas casitas, será porque no hay niños en casa pero a ver si animo a mi sobrina y nos ponemos manos a la obra (seguiremos tus sabios consejos)
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  31. Me han encantado todos estas ideas. Yo decoré mi primera casita el año pasado, y la decoré una vez montada, y la verdad, creo que es mejor decorar antes de montar porque los chuches se escurren un poco... y es una buena idea tener una idea de como quieres decorarla y luego comprar las gominolas y no al revés como hice yo ;) pero de todo se aprende.

    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Que pasada!! es como de cuento. . . que preciosidad!!

    ResponderEliminar
  33. Me ha encantado!!! Es una monada!!Muchas gracias por las indicaciones.un besito

    ResponderEliminar
  34. Gracias por los consejos! La verdad es que la casita para la amiga de tu hija te quedó genial. Este año ya no creio que me anime, pero el próximo espero hacer una casita para mi bebé siguiendo tus consejos!!

    ResponderEliminar
  35. Qué te puedo decir, Ana? Simplemente que... eres única ! Te felicito. Bss.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥