Merenguitos veraniegos

Hace unos días Tape Pink nos proponía participar en su concurso de recetas de verano y como el premio era, nada más y nada menos, que un cheque regalo de 50  euros y participar en el sorteo de una batidora Bomann no pude hacer otra cosa que ... LANZARMEEEE. 

La única condición que nos ponía Ana de Tape Pink para poder participar en el concurso era que para las fotos del plato elegido utilizásemos algún producto comprado en su tienda .... yo me decanté por mis cápsulas de bizcocho estilo Shabby Chic!

Pensando y pensando qué podía preparar, me acordé de unos merengues que había visto en mi libro de repostería de Peggy Porschen... y que me moría de ganas de probar a hacerlos en casa. Además, como tenía en la nevera un brick de claras pasteurizadas aproveché para utilizarlo antes de que caducaran... hay que aprovechar y ahorrar, chicas!


Ya veis qué monos quedan, verdad? da pena hasta comérselos de lo bonitos que quedan con esos dos tonos pastel.... al menos a mí me encantan!!!




Ha sido la primera vez que los he hecho, y ya tengo ganas de repetir... están deliciosos, pero me he quedado con una espinita clavada porque no he conseguido que se me quedasen con forma de estrella, con el piquito y las estrías... creo que ha sido por utilizar las claras demasiado frías, por lo que he leído después, para conseguir un merengue bien firme es mejor que estén a temperatura ambiente... además, la próxima vez utilizaré claras de huevos normales y corrientes,... lo natural es mejor, no?

Debo decir que cuando estaba batiendo las claras me sentí como Mrs. Porschen, pero esa sensación se esfumó cuando cogí la manga pastelera y comprobé ante mi cara de estupefacción, cómo mis merenguitos bajaban y se quedaban chaparretes... pero da igual! Lo importante es que me encantó hacerlos, quedaron apetecibles y además estaban rebuenossss! Os doy la receta...

Ingredientes

100 gramos de claras de huevo (o las claras de 3 huevos grandes)
100 gramos de azúcar blanquilla (el normal y corriente)
100 gramos de azúcar glass tamizado
Una pizca de sal
Unas gotitas de esencia de vainilla
Colorantes alimentarios (yo he utilizado los Wilton)

Modo de hacerlos

Precalentamos el horno a 80 grados.

Preparamos la bandeja de horno, cubriéndola con papel de hornear.

Montamos las claras a punto de nieve con batidora de varillas y a máxima potencia, añadiendo la pizca de sal.

Cuando ya han adquirido consistencia, añadimos la esencia de vainilla y el azúcar blanquilla poco a poco y seguimos batiendo, pero ya a una velocidad más suave.

Apagamos la batidora y añadimos el azúcar glass con una espátula y mediante movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, hasta que esté uniforme.

Separamos las claras en tantos cuencos como colores queramos preparar.

Añadimos a cada cuenco de merengue el tono deseado. Recordad que para conseguir tonos pastel debéis añadir muy poco colorante. Para ello os podéis ayudar de un palillo, de modo que vayáis añadiendo poco a poco colorante a medida que vayáis revolviendo, para que el tono no se os oscurezca demasiado. Los merengues quedan más monos de tonos pastel. Para conseguir el verde agua de los míos, tenéis que mezclar colorante azul y amarillo.

Una cosa importante, los merengues que dejé de color blanco se quedaron del mismo color que los que teñí en tono rosa... aún no sé a qué se ha podido deber... es un auténtico misterio sin resolver....

Preparamos tantas mangas pasteleras como tonos tengamos, de modo que colocamos una boquilla de estrella o de circulo sencillo y las rellenamos con los merengues teñidos.

Procedemos a preparar los merengues sobre la bandeja de horno empapelada, de manera que todos os queden más o menos del mismo tamaño.

Horneamos durante unas dos horas a 80 grados, hasta que comprobemos que se han deshidratado y endurecido.

Los dejamos enfriar, los despegamos de la bandeja y a disfrutar.... podéis guardarlos en una caja de lata para una mejor conservación ... ¿no os parece que han quedado con un aire a macarons?



Espero que los probéis, a ver si os gustan.

Muchos besos ♥


27 comentarios:

  1. ¡¡Que bonitos y apetitosos!! La verdad es que es una crueldad encontrarte con un post así cuando aún estas en ayunas, jejeje, se me hace la boca agua!!!

    Suerte con el concurso!!!

    ResponderEliminar
  2. Doy fe de que estaban deliciosos ¡¡¡ Mucha suerte con el concurso Aniña ¡ Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Si que parecen macarons!! pero da igual tienen una pinta genial! No creo que los hayas guardado en la lata mucho tiempo porque seguro que han volado. bestias y feliz fin de semana! Ssssssmuak

    ResponderEliminar
  4. Ohhh, qué monos!!! Me encantan esos colores pastel y aunque no lleven estrías están para comérselos. De veras que si. Un beso gordo y suerte con el concurso.

    ResponderEliminar
  5. que buena pinta!!! tienen que saber de lujo!!! un besote enorme y a la vuelta de vacaciones me leo toditos los post que publiques! MUACKSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  6. Qué buenos Anita!!! Están riquísimos ¿verdad?
    Mucha suerte guapa.

    Feliz findee!!
    Besitooos.

    ResponderEliminar
  7. Los ví en la página de Tape Pink, que ricos!

    un besito y buen fin de semana xxx

    ResponderEliminar
  8. qué ricos! pues mira, yo intenté hacerlos un día y fatal, se me quemaron. pero me he dado cuenta que puse el horno a temperatura muy alta, así que ya sé dónde radica mi error :)
    besazos!

    ResponderEliminar
  9. Qué monos te quedaron!!! Me apunto la receta para hacerlos cuando haga menos calor.

    Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Hola!!! te han quedado preciosos, el color monísimo!! yo los hice también hace poco con sabor a cereza (piruleta!). En cuanto a que quede con la formita de estrella, yo noté que cuanto más azúcar glass, más firme quedaba, pero quizás estaban demasiado dulces, así que la próxima vez lo intentaré con 50 gr menos de azúcar normal, y 50 gr más (150 en total) de azúcar glass. Y sobre las claras de huevo, dicen que es mejor con las pasteurizadas porque por dentro deben quedar un pelín cruditos para que estén blanditos, y por eso es mejor curarse en salud y no tener problemas de sarmonella, que es horrible, por experiencia! ;) besoteees!

    ResponderEliminar
  11. ¡Que pintaza que tienen esos merenguitos!! Eso sí, no se si estarán indicados para la operación bikini, jejejeje :)

    ResponderEliminar
  12. Ana mientras te leo estoy pensando en macarons. No se si el sabor es similar pero el aspecto es de lo más candy, me encanta.
    Pero lo mejor de este post es como lo has escrito, me ha gustado muchísimo toda la lectura. Yo a veces peco de ser parca en la explicación y hago mas fuerza en las fotos, con esta entrada me haces pensar en lo importante que es un texto, como en este caso bien redactado. Así que te doy las gracias duplicadas, un beso y buen finde
    Pi

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta Ana, me apunto la receta.

    Deseando volver a Galicia que aquí tengo mucho calor y ya no puedo con los niños!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ven pronto que aquí se está fresquitoooo

      Mil besos

      Eliminar
  14. Ummmmm `¡¡¡¡ tienen un aspecto buenísimo. Tengo que probarlos ¡¡¡¡
    Suerte con el concurso.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me anoto incursionar en los merenguitos, jamás los hice!! Gracias por la receta!

    buen finde,
    bss
    Mica

    ResponderEliminar
  16. Hay que darles el puntito, pero una vez le cojes el truqui es coser y cantar, para que te queden en forma de estrella hay que hacerlo bien firmes. Veo que tu también adoras a Peggy. ¿Sabes que en octubre sale el libro de recetas de cupcakes de Peggy? un beso Mar♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabía, Mar! Madre mía, no vamos a dar abasto... en octubre sale también el libro del ricón de Bea... habrá que ahorrar!!! jijiji

      Besos ♥

      Eliminar
  17. Deliciosos!! tienen una pinta genial!

    ResponderEliminar
  18. Hey! qué ricos!!! los merenguitos molan y son un bocadito perfecto!. Las claras tienen que estar a temperatura ambiente y tienes que poner mucha energía positiva para que no se te bajen. A mi se me bajan casi siempre y creo que ya he desistido de hacer postres que lleven clara montada!
    Un beso y suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
  19. No me gusta el merengue pero la verdad que estos mini-merengues tienen una pinta suculenta!!
    Me echa un poco para atrás que lleven 2 horas de horno...!! Qué barbaridad de tiempo para una cosita tan pequeñita!!

    Un saludo! ;)

    ResponderEliminar
  20. Qué pintaza!! Me encantaría comerme uno ahora mismo... Me ha dado antojo!

    ResponderEliminar
  21. joooooo que bonitos... pero seguro que me los comería!!! Así tendria excusa para volver a hacer más!!!
    UN besazo reina!!!

    ResponderEliminar
  22. No te preocupes porque no te haya salido el piquito arriba, así son Merenguitos Ana Style! las fotos chulísimas.
    Bss guapa
    Sara

    ResponderEliminar
  23. Me encantan los merengues..soy de las que si encuentra una pasteleria que los haga bien (y que queden blanditos por dentro) me convierto en su fan incondicional!!!
    yo les daria un toque de dulce de leche jejejejej y ya terminan tipo bomba!!!
    Gracias por la receta!
    besitos
    Flor

    ResponderEliminar
  24. Que ricos!!Te quedaron fenomenal!!!un besito

    ResponderEliminar
  25. Madre mía, dos horas de horno!!!! Aún no me he animado a preparar merenguitos, Ana, pero tengo muchas ganas, aunque creo que esperaré un poco más hacia el invierno :) Pues a mi me ha gustado mucho como te han quedado :) Biquiñossssss

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, los leo a diario y todos y cada uno de ellos me hacen muchísima ilusión!!!!

Siento comunicaros que no participo en cadenas de premios, os lo agradezco de corazón, pero es que me resulta completamente imposible poder seguir las normas de transmisión como os merecéis.

Os mando un beso enorme ♥