Casitas de jengibre falso

Hola, Hola!!!

Una de las cosas que más ganas tenía de aprender a hacer desde que me adentré en este mundillo de la repostería creativa eran las casitas de jengibre, de esas que se ven en las películas americanas... lo reconozco, debo tener un espíritu un poco yankee porque me chiflan sus tradiciones y especialmente todas las que se refieren a la Navidad.... un día de estos me pongo a tricotar uno de esos jerseys de punto inglés con un dibujo de Rudolf en el pecho, o similar... ;-)

Después de haber pasado unas cuantas navidades sin que tuviese tiempo para lanzarme al mundo de las casitas, HA LLEGADO EL MOMENTO!!! y estoy feliz de poder compartirlo con vosotr@s.


¿No os parece una monada? Yo estoy como loca con esta nueva "ocupación", no hago más que diseñar en mi mente nuevos modelos.... me he convertido en una arquitecta de casitas de galleta obsesiva!!! Qué horror! Otra afición más, y que poco tiempo....

Para que yo no sea la única en aficionarme a las casitas, he pensado que sería una idea estupenda poder presentaros un tutorial sencillito en el que os cuente los pasos principales que hay que dar y los trucos o consejos que os puedo aportar en base a mi escasa experiencia....

1) Preparar la masa, estirar y enfriar

Las casitas americanas de galleta son tradicionalmente de jengibre, que no es más que una receta de masa de galleta de mantequilla algo diferente que incorpora jengibre en polvo. Cuando le dije a mis hijas "niñas, vamos a hacer casitas de jengibre" me miraron con cara de horror y me suplicaron que hiciera casitas, pero no de "ese jengibre"... no sé cómo serán vuestros hijos, pero los míos son de los que "tienen alergia" a probar cosas nuevas y solo con oír esa palabra tan rara estresaron un montón...

Si fuese una madre firme, no habría hecho ni caso a las súplicas de mi prole y me habría puesto manos a la obra con la dichosa masa de jengibre, pero como lo que quería era pasar un rato divertido y no frustrante con ellas, pues decidí buscar alternativas y fue entonces cuando se me ocurrió hacer una "falsa masa de jengibre".... y qué esto? me he vuelto loca?... pues quizás un poco sí, pero se me ocurrió la sencilla idea de teñir con un poco de colorante en gel marrón la masa tradicional que tanto les gusta y.... voliá... aquí tenemos nuestra "masa madre"... ¿a que da el pego?

Primer plano de nuestra "falsa masa de jengibre", que me perdonen todos los norteamericanos que puedan estar leyendo este Blog...

Una cosa importante que tenéis que tener en cuenta a la hora de estirar la masa es el grosor de las galletas, que conviene que sea superior al que dejamos normalmente. Yo las he hecho con grosor de 1 cm, para que las paredes y el techo queden más firmes, a prueba de derribos...

Una vez estirada la masa sobre papel de cocina, por arriba y por abajo, la metemos en la nevera o en el congelador para que se enfríen bien y que el corte nos quede perfecto!

2) Cortar las partes de la casita, colocar sobre papel de horno y hornear.

Sacamos la plancha de masa de la nevera o congelador y nos ponemos a cortar las diferentes partes de la casita... confieso que los cortadores con las diferentes partes de la casita los compré hace un año en una tienda on line y aún los he estrenado ahora.... nunca es tarde si la dicha es buena, no? De todos modos, no es necesario que tengáis los cortadores, sino que podéis cortar las partes con plantillas que hagáis vosotros mismos o que incluso consigáis en internet, hay un montón!



Con la masa fría y estirada procedemos a cortar las partes de la casa... para ello tenéis que fijaros bien en las instrucciones... yo me lié un poco con las partes y las piezas que venían en el "kit", menos mal que estaba mi pinche Paula para ayudarme...



El proceso de horneado es exactamente igual al de cualquier otra galleta de mantequilla, incluso en este caso no pasa nada porque se os tuesten un poquito más (ojo, tostar, no carbonizar!) porque así la casita queda más oscura y los adornos contrastan mucho más! De todos modos, con el calor, el colorante marrón hace aún más efecto y se ocurecen más, con lo cual el efecto "jengibre" es total...


3) Ensamblado de las partes de la casa.

Para pegar las partes entre sí podemos utilizar caramelo hecho en casa, o glaseado, lo que más fácil os resulte y lo que más os guste. En mi caso opté por el glaseado porque como tengo un preparado especial  de Fun Cakes lo hago en un "plis plas" y ahorro mucho tiempo... además el caramelo mancha tanto!!!


Para ensamblar las partes de la casa hay que seguir un orden concreto: primero se colocan dos paredes, y después de esperar un rato a que se pegue, pegamos las otras dos paredes... dejamos secar un buen rato hasta que toquemos la glasa y esté durita... por último, un ala del tejado y luego la otra, y todo esto pintando los bordes con buenas dosis de glaseado.... no seáis cutres que luego queda muy bonito porque va a parecer nieve acumulada en las paredes... Se deja secar al menos una hora para asegurarnos de que no se van a producir derrumbes que nos hagan desesperarnos...

Como podéis ver en la fotos del mosaico de arriba, preparé una base de corcho blanco y la forré con un papel precioso que compré en IKEA hace unos días, para colocar la casita y todos los adornos ya encima de esa base y transportarlo ahí mismo sin riesgos de derrumbes....

4) A decorar!!!

Esta es la parte más fácil, divertida y creativa de todo el proceso, y nuestra favorita... podéis pegar con glasa todas las chuches, galletas o adornos que se os ocurran.... a innovar!!!! Yo recurrí a las chuches que tenía por casa (suelo tener alguna que otra cosa que voy almacenando de cumple en cumple...): lacasitos rojos y verdes, purpurina verde comestible que utilizo para decorar las galletas, regalices redondos, nubes blancas para rematar los agujeros de la casa, ladrillos de regaliz, galletas filipinos, .... incluso, coloqué un par de bastoncitos del árbol de navidad y un osito vestido de Papa Noël para darle más gracia al conjunto... aquí van algunos detalles, a ver si os gustan...



Es una afición estupenda para estas fiestas, para pasar un rato divertido con los niños y tenerlos entretenidos mientras decoran.... os lo aconsejo.... y además.... son tan bonitas!!!.... que da un poco de pena comérsela, no???

Espero que os haya gustado y que pongáis en práctica vuestras propias casitas muy pronto!!!

Besos ♥♥♥


P.D.-Momento confesión

Bueno, y después de este "estupendo" tutorial ha llegado el momento de la confesión.... 
Confesión #1: Parece fácil esto de las casitas de jengibre, no? Pues es realmente complicado, chicas, a mi ésta me costó bastante hacerla, si os soy sincera... vaya que fácil, fácil, no es, no os puedo engañar.... el momento "ensamblado" de partes es el peor con diferencia... yo incluso hiperventilé un poco al ver que las paredes se me caían hacia los lados, se tambaleaba e incluso alguna de ellas amenazaba con agrietarse.... tuve ganas de gritar....por mi parte voy a practicar mucho, mucho para que esto de las construcciones sea "coser y cantar"... os lo prometo!!!

Confesión #2: Esta casita no va a ser para uso gastronómico, chicas, sino para decorar, por tanto, ante mi impotencia al ver que todas las partes se me derrumbaban ante mi cara de estupefacción, opté por tirar todo a la basura (noooooo!!!!), o por utilizar un método de ensamblado menos natural, pero muuuuuchhooo más efectivo.... ¿cuál? a ver, pensad un poco...... pues sí!!!!!!!!!!! MI PISTOLA DE SILICONA!!! y no es broma, os lo prometo, y qué solución! Fue fantástico ver cómo las galletas se quedaban pegadas para siempre!!!! Qué placer sentí!!!! Si es que ya no sabría vivir sin ella.... no os iba a contar esta segunda confesión, pero creo que debo ser sincera.... en la próxima casita que haga prometo utilizar glaseado y SOLO glaseado!!!!

Coronas navideñas

Navidad, Navidad, dulce navidad.....

Ay! qué ilusión!!! Ya se acerca mi época preferida del año y como es habitual ya empiezo a pensar en cosas especiales para decorar la casa..... damos el pistoletazo de salida, chicas!!! Hoy os presento una primera entrada de temática navideña.... Coronas de Navidad!!!

Siempre procuro pararme especialmente con la entrada de casa porque me encanta llegar y ver desde fuera algún detalle que "de ambientillo".... uno de los adornos que más me pueden encantar son las coronas de navidad.... cada año procuro variar... lamentablemente, como nunca pensé tener este blog, nunca hice fotos de las coronas que íbamos poniendo (aunque la verdad es que durante algunos años no hemos podido colocarlas porque nuestra perra nos las "trituraba", literalmente....).

Bueno, como no hay que lamentarse de cosas pasadas, aunque no tenga fotos de aquellas coronas, hoy os presento dos!!! Ala! estoy que me salgo, eh? Una de ellas en forma de tutorial y la segunda, como presentación oficial.... ahora las veréis.... tened paciencia!

CORONA #1: La de "Celebra con Ana" 2012

La corona que os voy a presentar es de lo más fácil que he preparado en mi vida, de verdad, y el resultado ha sido tan estupendo que creo que la voy a reinventar cada año cambiando los adornos...

Nuestra corona, de día...

Este año voy a colocarla en el arranque de la escalera de casa, aprovechando que en la puerta colocaré la otra corona que os presentaré a continuación.
Nuestra corona, de noche...


Dentro de poco podréis ver el efecto con el resto de decoración que suelo colocar en la escalera.... espero tener tiempo y ponerme a ello, ya!!! que este año ya estoy tardando mucho.....

Los materiales que necesitáis son:
  • Una corona básica ya preparada: la mía la compré en IKEA y muy bien de precio, pero si sois un poco manitas podéis incluso hacerlas en casa con pino natural.... yo me he decantado por esta por comodidad y falta de tiempo, chicas!
  • Adornos de navidad que os gusten... bolas, figuritas, ...... los corazones que coloqué yo, los compré también en IKEA, aprovechando nuestra última excursión...
  • Lazo bien ancho, en el color, estampado y forma que más os apetezca.... en mi caso me decanté por uno que compré en la zona de adornos navideños de un hipermercado.... ya sabéis que siempre estoy "ojo avizor" y mientras compro el queso o los yogures siempre me paso a ver si hay algo que me sirva para mis aficiones ;-)
  • Lazo finito para atar el lazo zapatero a la corona.
  • Luces de navidad (optativo): nosotros sí que las colocamos porque en IKEA encontramos unas estupendas con pila incluida, con lo cual te da libertad para colocarla donde quieras, dentro o fuera de casa...
  • Y.... por supuesto..... Pistola de Silicona!!! Para poder pegar el lazo zapatero...
Se tarda más en conseguir los materiales que en hacer la corona, de verdad, sin exagerar, en veinte minutos, como mucho, la tenéis preparada, así que ánimo, todos a hacerla!!! Ahora os resumo los pasos...
 

Se coloca en la corona "virgen" (no penséis mal... me refiero a la corona "tal cual la compráis"), las luces, sujetando por detrás el interruptor, como podéis ver en la foto (este paso reconozco que lo hizo mi marido, mientras yo pegaba el lazo zapatero...).

Se prepara un lazo zapatero con un lazo bien ancho que os guste. Lo pegáis con pistola de silicona para que no se deshaga al colocarlo en la corona. En mi caso, para atarlo a la corona pegué un lazo rojo más finito detrás del lazo y lo até a la corona en el punto en el que más me apetecía.... en la parte de abajo, pero eso ya es personal, lo que prefiráis.

Se colocan los adornos navideños que hayáis elegido... yo me decanté por estos tan ideales que encontré en IKEA... os recomiendo que hagáis una excursión porque tienen cosas preciosas y a unos precios super-asequibles.

Y, ya está! Veis qué rápido? A qué estáis esperando? Todas a hacer vuestra corona de navidad!!!

CORONA #2: La de mi amiga (y artista) Ana

El día de la fiesta pijama Perrito Escocés, una de las mamás de las niñas invitadas me trajo un regalo muy especial que me hizo un montón de ilusión.... una corona de caramelos de navidad hecha por ella.... y es que mi amiga Ana es toda una artista y hace cosas ideales (otro día os enseñaré más).

Mirad que cosa tan mona y original, ¿no os parece ideal para poner en la puerta de casa? El único problema es la duración de los caramelos, claro...





Me dice Ana que si os apetece una corona como ésta o similar, podéis poneros en contacto con ella y hacerle los pedidos que queráis, ella os asesorará e informará de todos los detalles. Si os interesa le podéis enviar un mail a la siguiente dirección: anavareladelimia@yahoo.es

Y esto es todo por hoy.... pero habrá muchas más ideas y consejos para que endulcéis aún más la Navidad que ya tenemos a la vuelta de la esquina!

Besos enormes ♥♥♥

Tutorial: casita de perrito


Hola!!!

El post de hoy lo voy a dedicar a presentaros un breve tutorial sobre cómo hacer casitas miniatura de cartón, como la que preparé para decorar la mesa del cumpleaños “Perrito Escocés” de mi hija mediana hace unos días.


La verdad es que la idea de incluir una casita como elemento decorativo surgió un poco de manera espontánea, pensando en colocar algún perrito de peluche escocés en la mesa… me pareció un conjunto estupendo para poner en una esquina y darle un aire más original a la mesa.

Pensando y pensando en cómo lo íbamos a preparar, se me ocurrió que la mejor forma era buscar una caja de cartón grueso y aprovechar las propias solapas para hacerle el tejadito. Y así fue, localicé por casa una cajita de un tamaño ideal para el perro de peluche que habíamos elegido y empezamos el proceso de transformación…

Aquí tenéis a mi hija mayor en plena faena... preparando ella misma los detalles de la casita...

Una vez que localicéis la caja que más se adapta al tamaño que estáis buscando, los pasos son muy fáciles, os los resumo ahora mismo, no se hable más!

1) Pintar la caja del color que queráis, en mi caso rojo. Os recomiendo utilizar pintura en spray, no solo por lo fácil que es su aplicación, sino por lo bien que queda el acabado y lo rápido y limpio que es. Eso sí, una recomendación, hacerlo en un lugar bien ventilado porque sino vais a tener el olor a pintura durante días y días...

2) Preparar una cartulina roja para hacer el tejado, teniendo en cuenta la medida de la casita, claro. A continuación, la dobláis por la mitad.

3) Subir las solapas de la caja (que van a actuar como soporte del tejado de cartulina) y aplicar pegamento o silicona, pegando inmediatamente la cartulina sobre las mismas. Apretad bien durante unos segundos para aseguraros de que se quedan perfectamente unidas ambas partes.

4) Preparar las tejas, con los colores que queráis. En mi caso combiné cartulina con estampado escocés y cartulina verde y las tejas las “fabriqué” a partir del troquel cuadrado festoneado. He visto en algún tutorial (como uno estupendo que aparece en la web One Happy Box) la posibilidad de hacerlas con círculos troquelados de cartulina que también os pueden quedar genial. 

5) Pegar las tejas que hayáis preparado a lo largo de la cartulina, hasta terminar con todo el tejado. Yo las pegué con pegamento de barra que es más que suficiente para que se queden bien sujetas.

6) Decorar el resto de la casa: este paso dependerá de lo que os apetezca, yo opté por ponerle una puerta hecha con cartulina negra y al lado colocarle un corazón de tela escocesa a modo de timbre (lo compré las navidades pasadas en CASA). El toque final se lo dimos con la hierva y el logo del perrito de la fiesta presidiendo la fachada… Pero podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y diseñarla como más os guste, las posibilidades son infinitas!

¿Os ha gustado? Espero que sí!!! A Julia y a sus invitadas les encantó!!! Os dejo con "Scotty" y su casita recién estrenada...


Besos ♥♥♥